Defensores de EE.UU y Canadá sospechan que ataque a embajada fue “preparado”

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Un miembro de la organización Cross Border Organization relata lo sucedido en la embajada de los Estados Unidos el pasado viernes cuando se quemaron varias llantas en la sede diplomática en Honduras.

Delegación de los derechos humanos de los Estados Unidos estaban en la embajada de su país durante la alerta sobre los quemadores de llantas. Demandamos una voz contra el corrupto del gobierno de Honduras, ante el llamado a la criminalización de la protección de la juventud

Un grupo de quince ciudadanos estadounidenses y canadienses viajaron a Honduras la semana pasada para investigar porqué miles de hondureños están huyendo de su país de origen.

El viernes 1 de junio, nos reunimos con los representantes de la Embajada de EE. UU. Dana Deree, Cónsul General y Encargada de Negocios, y Nate Rettenmayer, Oficial de Derechos Humanos y Migración, para hablar sobre el tema de la migración y los continuos abusos a los derechos humanos.

Durante nuestra reunión, los manifestantes fuera de la embajada incendiaron una pila de neumáticos en la entrada del edificio. La embajada entró en plena alerta. Las sirenas sonaron y los parlantes gritaron: “¡Agáchate y cúbrete!”

Nuestra delegación debía permanecer en la sala de conferencias, hasta que nos acompañara un soldado con casco. Sin embargo, en ningún momento sentimos que estuviéramos en peligro. Cuando emergimos, encontramos que nuestro amigo hondureño, que nos estaba esperando con los ojos corría de gases lacrimógenos y tres tipos de policías hondureños.

Posteriormente, la Sección Consular canceló todas las entrevistas de visa durante una semana, afirmando que era “Debido al daño hecho por estos delincuentes”.

Casi inmediatamente. el gobierno hondureño arrestó a Rommel Valdemar Herrera Portillo, un activista de 23 años, hijo de dos maestros, y lo acusó de incendio premeditado agravado y daños a la propiedad y lo envió a la prisión de máxima seguridad de La Tolva.

Como ciudadanos estadounidenses y canadienses. Estamos horrorizados, y protestamos.

Primero porque ahora parece que todo el incidente fue preparado. Agentes desconocidos desviaron una marcha que se dirigía a una oficina hondureña de derechos humanos hacia la embajada, donde particulares desconocidos tenían a la policía hondureña convenientemente ausente en el exterior, justo cuando los manifestantes fueron engañados para marchar a la Embajada.

Sin embargo, la Embajada emite una declaración llamando a los manifestantes criminales por tirar neumáticos en un incendio provocado por provocadores.

Nota relacionada Le meten fuego a embajada de EE.UU. en Tegucigalpa

Seguramente no nos gustan ni aprobamos los daños a la propiedad, pero nos preocupa que los manifestantes involucrados en daños a la propiedad sean procesados, mientras que la policía y los militares que matan a los manifestantes ni siquiera son investigados.

Creemos que usar munición real para derribar a decenas de manifestantes en las calles, como hizo el gobierno de Hernández después del fraude electoral de 2017, y tirarlos a prisiones inhumanas es mucho peor que quemar algunos neumáticos, y esperamos que nuestro gobierno también lo piense. y haga algo al respecto.

Antecedentes

Las protestas están creciendo en todo el país contra la privatización de la atención médica y la educación y la creciente ilegitimidad del régimen de Juan Orlando Hernández. Mientras nuestro grupo viajaba desde San Pedro Sula en el norte hasta cerca de Danlí en el sureste, vimos marchas, bloqueos de carreteras. Y quema de llantas por todos lados.

Honduras está cada vez más destrozada por un gobierno que no ofrece una pizca de responsabilidad pública y está corrupto desde la Presidencia hasta los alcaldes de ciudades pequeñas.

En nuestra investigación, descubrimos que no es cierto que los delincuentes abandonan Honduras para ir a los Estados Unidos, como lo declaró el presidente Trump, sino que la gente se va para que no se los obligue a convertirse en delincuentes, ni que los maten por negarse.

Los jóvenes, como Herrera, protestan por la injusticia y son criminalizados en un sistema que ya no les ofrece ningún futuro. En el punto muerto de la privatización. Estados Unidos está pidiendo un diálogo con militares asesinos y narcotraficantes.

La semana pasada, el New York Times informó que el presidente Hernández está bajo investigación por tráfico de drogas, ya que su hermano espera un juicio por el mismo delito.

La gente huye por sus vidas, pero la Cónsul Deree dijo que una de las razones principales por las que se van es el “cambio climático”. Nos preguntamos si Trump está de acuerdo.

Compartir Artículo

58 comentarios sobre “Defensores de EE.UU y Canadá sospechan que ataque a embajada fue “preparado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *