De casa presidencial, JOH directo al pozo

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

La actual lucha de los médicos y docentes junto al pueblo por dejar sin efecto el intento de la dictadura, por privatizar los servicios de salud y educación, ha dejado en claro dos cosas: la primera es que los hondureños no están dispuestos a seguir, bajo el chantaje y sometimiento de del Fondo Monetario Internacional FMI, que busca privatizar los principales activos del Estado y colocarlos en manos de grandes empresarios y banqueros, dejando al pueblo a merced de mafias neoliberales, y segundo es que a la ciudadanía ya básicamente se le agotó la paciencia, esto en relación con la continuidad de la narco dictadura de Juan Hernández, quien hasta el momento no ha sido alcanzado por la justicia por todos los crímenes cometido.

Vistas, así las cosas, bien vale la pena pensar que la impunidad del dictador es un algo que el pueblo debe evitar a toda costa, es decir, JOH y sus secuaces no solamente ha robado a manos llenas, también tienen en su haber muchos asesinatos, lavado de activos y participación directa e indirecta en actividades de narcotráfico. Evitar la impunidad en este y otros casos, sería un verdadero triunfo para el pueblo hondureño, pues por más de cien años, políticos afiliados a los partidos Liberal y Nacional han robado del erario a más no poder, sin que la justicia los haya alcanzado hasta el momento; sobre lo que aquí aseguro, basta con recordar al expresidente  Rafael Leonardo Callejas, quien luego de ser señalado en múltiples actos de corrupción, este terminó con una industrial cantidad de cartas de libertad en sus manos, lo que le permitió quedar definitivamente en la impunidad.

Obviamente, la impunidad es la mayor aspiración de todos los corruptos en Honduras y, principalmente la mayor aspiración que tiene por el momento JOH, pues de quedar impune por todos los delitos cometidos, este pasaría a formar parte sin duda alguna, de la oligarquía nacional (mafia), pues a lo robado directamente del erario, también hay que añadirle las voluminosas cantidades de dinero obtenidas producto del narcotráfico, en las cuales ha estado involucrado junto a su hermano Tony Hernández y otros políticos del partido nacional.

Nota relacionada JOH ofreció 20 millones a diputados liberales para controlar el Congreso Nacional

No cabe duda pues, que el pueblo debe luchar de manera incansable hasta ver tras las rejas a JOH y toda la pandilla de delincuentes que lo acompañan.

En Guatemala y El Salvador, se ha demostrado que “cuando se quiere, se puede”, en cada uno de estos países la justicia tiene en prisión a dos expresidentes y otros funcionarios por delitos de corrupción y abuso de poder; sin lugar a dudas, opino que, Honduras debe ser parte de este ejemplo, si es que en realidad se quiere instalar un verdadero Estado de derecho, para que todos los hondureños puedan tener certeza de que en el país, las leyes son verdaderamente impersonales, por lo que pobres y ricos paguen por igual cuando haya infracción de las mismas.

En conclusión, de la cultura de la impunidad, Honduras debe pasar a la cultura de la justicia, y que mejor momento para inaugurar esa nueva cultura, que sacar a JOH de casa presidencial y sentarlo directamente en el banquillo de los acusados, para que responda por todos los crímenes cometidos en contra de la sociedad hondureña. En otras palabras, de casa presidencial, JOH directo al pozo.

Compartir Artículo

22 comentarios sobre “De casa presidencial, JOH directo al pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *