Crisis de gobernabilidad en Honduras tiene a su población en las calles

Crisis de gobernabilidad en Honduras

“Entramos en una etapa en la que el pueblo manda, entramos en la etapa en la que el pueblo está en el poder. Vamos a recuperar el poder del pueblo”: Suyapa Figueroa, Presidenta del Colegio Médico de Honduras.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Una convocatoria a un diálogo para abordar la crisis en el sector de la salud y la educación ha encauzado a los hondureños a salir masivamente a las calles a rechazar dicho planteamiento del gobierno de Juan Hernández, quien enfrenta acusaciones por corrupción y narcotráfico.

Las manifestaciones se han realizado en todo el país por parte de docentes, médicos y personal de salud. La mayor concentración de hoy se desarrolló en Tegucigalpa, partiendo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) hasta llegar al Hospital Escuela Universitario (HEU) en un trayecto de 4.6 kilómetros.

Las protestas, convocadas por la Plataforma por la Defensa de la Salud y Educación, iniciaron desde finales de abril, para exigir la derogación de varios decretos que, según estos dos gremios, atentaban contra la salud y la educación pública. Los decretos fueron derogados en las últimas horas por el gobierno.

El domingo anterior el gobierno pactó un convenio mediante el cual concretó la derogación de varios decretos ejecutivos lesivos a la salud y educación pública y aprobó dos nuevos para la instalación de mesas de diálogo por separado, una para el gremio de la salud y otra para educación. El gobierno suspendió el  inicio del diálogo previsto para hoy a las 10:30 de la mañana porque no pudo reunir a los dirigentes magisteriales con quienes acordó dialogar.

Noticia Relacionada: Gobierno no instaló diálogo hoy porque no logró reunir a los dirigentes magisteriales

El pacto se suscribió a espaldas de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, con directivos de organizaciones magisteriales señaladas por el mismo gobierno de mal manejos de fondos se sus agremiados: Colegio de Profesores Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah), Primer Colegio Profesional de Maestros de Honduras (Pricpmah), Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh) y el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh).

La Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, liderado por la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, ha rechazado sentarse a dialogar con el gobierno al considerar que las condiciones no son claras.

Figueroa dijo hoy que no comprende cómo el gobierno ha decidido sentarse a dialogar con las organizaciones que él mismo acusa de corruptos y que curiosamente entre los convocados hay personas que “cada vez que los llama” les saca las órdenes de captura.

Las bases del magisterio han condenado que sus dirigentes hayan pactado un diálogo con el gobierno, por lo que este martes se han unido directamente a las directrices que emanen de la Plataforma.

Hoy durante una asamblea las bases de los docentes, médicos y el personal de salud, acordaron no deponer sus acciones de protesta y no acudir al diálogo mientras el gobierno no dé respuesta a las exigencias de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación.

A las manifestaciones de hoy, registradas en las ciudades más importantes de los 18 departamentos del país, se sumaron a los gremios de la salud y educación, estudiantes, obreros y ciudadanía en general, que ya no solo exigen la solución de los problemas en salud y educación, sino que la renuncia del gobernante, Juan Hernández, a quien acusan de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.´

Las protestas han arreciado en los últimos seis días con la convocatoria a un paro nacional y luego que medios nacionales e internacionales informaran que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) viene investigando, desde el año 2013, al gobernante hondureño y a sus cercanos colaboradores por participar, supuestamente, en tráfico de cocaína a gran escala y lavado de dinero.

Hernández, que gobierna a Honduras desde el 2014, se enfrenta a una crisis de ingobernabilidad que se viene dando desde junio de 2015 cuando admitió que su campaña política de 2013 recibió al menos 150.000 dólares de los fondos saqueados al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). La problemática se profundizó con su reelección, ya que en Honduras la reelección es prohibida por la Constitución y porque fue el resultado de un proceso electoral denunciado por un fraude electoral.

Crisis de gobernabilidad

Para el sociólogo, Armando Orellana, en la lógica de las bases del magisterio ya no caben las negociaciones a sus espaldas o las llamadas “misas negras”, que fue lo que hicieron los dirigentes al reunirse con agentes del gobierno que tienen  un discurso calculador.

El catedrático universitario apuntó, además, que el pueblo hondureño ha levantado los ojos y se ha dado cuenta del cinismo de la élite política que los gobierna.

También dijo que los hondureños están decididos a poner contra la pared a la élite política gobernante, para exigirle transparencia y medidas responsables al futuro inmediato y a largo plazo.

Señaló que la génesis del problema radica en la implementación de un modelo neoliberal voraz, basado en el extractivismo e interesado en la explotación del agua, minas y en los recursos naturales en general, pero no en la industrialización.

Finalmente, concluyó que lo que ocurre en Honduras es el reflejo de una crisis de gobernabilidad y de liderazgos, que solo se puede solucionar a través de un liderazgo colectivo, con poder horizontal y no con un poder vertical, como lo han querido imponer e ideologizado y acompañado de fanatismo religioso.

Demandas de la Plataforma

En virtud del escenario en el que se han dado los hechos, la Plataforma se plantea las interrogantes: ¿Quién será el convocante en este proceso?: ¿Cuál será la agenda que el gobierno pretende desarrollar?: ¿Cuál es la metodología? especialmente con respecto a la toma de decisiones en el seno de la Mesa? ¿Cuáles serán las garantías que esta Plataforma tendrá para una participación efectiva, que permita en el corto y mediano plazo el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud y Educación? y ¿Cuál será el lugar donde se instalará la Mesa Nacional de Salud y Educación?

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, demandó además que el diálogo sea televisado para que todo el pueblo hondureño se dé cuenta de las deliberaciones.

“Entramos en una etapa en la que el pueblo manda, entramos en la etapa en la que el pueblo está en el poder. Vamos a recuperar el poder del pueblo”, dijo Figueroa durante la asamblea, donde además manifestó que el 49 % del presupuesto de la salud se pierde por la corrupción.

Este día en un foro televisivo el secretario de Trabajo, Carlos Madero, respondió que los participantes del diálogo podrían ser todos los hondureños que expresen su deseo de hacerlo.

Ante dicho planteamiento, Figueroa señaló que esas son las cosas que no se pueden aceptar porque son inciertas, ya que es probable que el gobierno invite a las mismas organizaciones que han participado en procesos anteriores y que no han dado resultados.

En ese orden, manifestó que no se puede aceptar que en esta oportunidad participen las iglesias, porque la educación es laica o asociaciones de supuestos padres de familia, porque se ha comprobado que son activistas del partido de gobierno.

El diálogo planteado por el gobierno será mediado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, acusado por la Plataforma de asumir una conducta antiética por haber avalado una firma de un acuerdo con personas que no representan a ese espacio de lucha.

Para el expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Eduardo Facussé, actualmente no hay espacios para un diálogo porque la ciudadanía ha perdido la confianza en la clase política.

A manera de ejemplo de los fracasos, Facussé citó que el diálogo convocado durante el periodo post electoral fue un desastre porque lo que se aprobó fue un maquillaje.

Facussé resumió que lo que se debe hacer en la actualidad es llegar a una concertación con gente que tenga credibilidad. A renglón seguido, manifestó que el titular del Conadeh no es la persona idónea para liderar un diálogo.

“Tenemos que entender todos los hondureños que el error más grande fue, y el comienzo de todo esto, fue la reelección, ahí radica todo”: Eduardo Facussé, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Las protestas continuaron este martes en diferentes sectores del país, donde ya se reportan personas golpeadas, detenidas y perdidas económicas millonarias por la toma de carreteras.

En la protesta de Tegucigalpa se denunció la infiltración de personas, supuestamente, enviadas por el gobierno, con la intensión de provocar violencia.

El viernes anterior un grupo de personas encapuchadas le prendió fuego a varios neumáticos frente a la embajada de los Estados Unidos, provocando daños en las estructuras de la puerta y el techo de la entrada principal.

El incidente provocó una lluvia de elucubraciones, de personas que se interrogan del por qué la seguridad privada y los agentes de la Policía Tigres, que custodian permanentemente la sede diplomática, no impidieron el hecho.

Compartir Artículo

2 comentarios sobre “Crisis de gobernabilidad en Honduras tiene a su población en las calles

  • Victor Discua
    el junio 4, 2019 a las 4:53 pm
    Permalink

    si no me equivoco estas personas han de ser las que van a tirar los encostalados o son los que asaltan ahí en la autónoma por eso les estorbaban las cámaras de seguridad.
    que los investiguen y que les caiga todo el peso de la ley

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *