CEJIL condena represión a manifestantes por la salud y educación en Honduras 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), con sede en Costa Rica, ha monitoreado las multitudinarias protestas en todo el país, convocadas por los gremios de salud y educación durante los últimos días y hasta la actualidad. En respuesta, hacen pública su preocupación por el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de orden.

A partir de los registros gráficos y audiovisuales publicados por manifestantes y organizaciones, se observa el uso desproporcionado de gases lacrimógenos, disparos con armas de fuego, agresiones, campañas de desprestigio, entre otras acciones encaminadas a menguar la participación de defensores y defensoras de derechos humanos en las manifestaciones.

Recuerdan que a fines de 2017 se vivió un contexto de crisis postelectoral, en donde también se exhibieron comportamientos estatales similares para reprimir a la disidencia política. Al respecto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha sido enfática en que el considerado el uso de la fuerza es “un recurso último que, limitado cualitativa y cuantitativamente, (que) pretende impedir un hecho de mayor gravedad que el que provoca la reacción estatal”.

Asimismo, recuerdan las recomendaciones realizadas al Estado por parte de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) durante la crisis post electoral. Particularmente, la relativa a la “(…) revisión de reglas de enfrentamiento para asegurar que las fuerzas del orden y las fuerzas de seguridad sólo utilicen la fuerza, en particular la fuerza letal, como último recurso, de conformidad a los principios de necesidad, precaución, proporcionalidad y legalidad, así como otras normas internacionales”.

Como organización que ha acompañado históricamente las demandas de la sociedad civil organizada, hacen énfasis en que estos patrones de comportamiento, que se exhiben en las manifestaciones de los últimos días, sólo contribuyen a intensificar la polarización social y el descontento. 

De igual manera, la tipificación de delitos con intención de criminalizar a quienes ejercen su derecho a la protesta social, a través del nuevo Código Penal, sólo alienta un contexto más crítico para la garantía de derechos. En particular, nos preocupa lo dispuesto en el art. 28, que declara “responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión” y la redacción de los art. 573 (“desórdenes públicos”) y 587 (“asociación terrorista”).  

Nota relacionada Tras brutal represión y artimañas, Hernández propone diálogo amplio y sincero a maestros y médicos

Al respecto, la CIDH ha señalado que la criminalización produce estigmatización, temor y puede resultar en el silencio de los reclamos y reivindicaciones, cuya expresión es fundamental en una democracia y Estado de Derecho.

Desde CEJIL exhortan al Estado de Honduras, para que cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos y prevenga cualquier tipo de acción que incurra en responsabilidad internacional. En esta línea de acción, reiteran el llamado al Estado para que garantice el derecho a la protesta, a la libertad de expresión y reunión pacífica y el derecho a defender derechos humanos.

A su vez, llaman a los órganos regionales y universales de derechos humanos, así como a la comunidad internacional a mantenerse vigilantes y pronunciarse.

Por último, manifiestan su solidaridad con las y los hondureños, que pacíficamente ejercen su derecho a protestar por el respeto a sus derechos y la construcción de una sociedad más justa. 

Compartir Artículo

3 comentarios sobre “CEJIL condena represión a manifestantes por la salud y educación en Honduras 

  • Marlon Duarte
    el junio 4, 2019 a las 9:27 am
    Permalink

    ESTIMADOS POLICÍAS Y MILITARES DE HONDURAS.

    Este mensaje es con la finalidad de que recuerden porque están al servicio del pueblo (Servir y Proteger).

    Es seguro que muchos de ustedes se enfilaron con la ilusión no solo de un salario para ayudar a sus familias, sino también porque creyeron en la justicia, en la obligación de brindarle seguridad a sus seres queridos. Es posible que muchos de ustedes han sufrido la pérdida de un ser querido a manos de la delincuencia, y por tal motivo también decidieron contribuir a combatir todo lo que atenta contra un pueblo que los necesita.
    Todos ustedes para alguien son esposos/as, hijos/as, ñietas/os. Familias que pasan preocupados porque no saben si el día de mañana recibirán una triste llamada.
    Estamos seguros que no todos ustedes son personas con un pensamiento malo, y sabemos que por miedo a represalias talvez realizan cosas que no quieren hacer.
    Pregunta para ustedes: Como se sintieron todos y cada uno de ustedes cuando todo un pueblo los apoyo con la necesidad de una mejora salarial, y por la cual muchos tomaron el valor de unirse a una protesta justa ?
    Cuantos de ustedes sintieron el cariño de un pueblo que les ayudo con alimento, con agua, que los aplaudió por las calles esa valentía demostraron ?

    No se trata de un pueblo que espera que ustedes hagan algo indebido, no, se trata de un pueblo que sintió por primera vez que ustedes la policía y militares, estaban dispuestos a no seguir órdenes que atentan contra cada Hondureño. Esto no es política, esto es sentido común, se trata de valor, se trata de coraje, se trata de principios, se trata de que estén del lado bueno, y no porque nosotros se los digamos, sino porque ustedes saben que no deben ir en contra de lo que tanto se les enseño (Servir y Proteger).
    Entonces, si ustedes saben que algo va en contra de sus propios principios, porque motivo siguen órdenes de personas que ustedes saben que hacen daño a un pueblo ? un pueblo del cual ustedes y sus familias también pertenecen.
    Las cosas han cambiado mucho, el pueblo se ha despertado, ustedes ya se dieron cuenta de lo que sucede cuando un pueblo dice basta, ya no más.
    Y lo que pide este pueblo Hondureño no es nada más que justicia.
    Les haré otra pregunta: Como se sienten ustedes cuando ven que una persona es juzgada 10 o 15 años por robar una gallina, pero aquellos que con sus negocios ilícitos por narcotráfico, o crimen organizado, etc. A esos la justicia les da ahora de 4 a 7 años de cárcel ?

    Estimados Policías y Militares, el pueblo ya despertó, y no es con la idea de crear caos, sino de reclamar justicia así como muchos de ustedes lo hicieron en su momento, y por la que lamentablemente muchos de sus compañeros fueron dados con baja deshonrosa, solo porque reclamaron el justo derecho de una mejora salarial por el sacrificio de exponer sus vidas y por las funciones que a diario ejercen. Diganme, acaso eso a ustedes también les pareció justo ?
    Ustedes son pueblo, ayuden a su pueblo, ayuden a ese maestro que les enseño a leer a ustedes y a sus familias, ayuden a ese medico que exige más medicina para poder ayudarles a ustedes y sus familias. Se que muchos creen que no necesitan de un servicio público médico, talvez porque cuentan con un hospital militar, pero díganme, que pasará cuando ya no pertenezcan a sus unidades de seguridad policial, o cuando terminen su plaza militar ? A dónde creen que irán cuando se enfermen, o cuando necesiten una cirugía, pero no encontrarán medicamentos, o implementos de cirugía, o les toque dormir en los pasillos de un hospital público porque no hay camillas, diganme, que es lo que harán ? A quien acudirán ?

    No vayan en contra de un pueblo que solicita que no se cambie el código penal, ya que ustedes saben que eso terminará por premiar al delincuente, y hundir al pobre.
    No vayan en contra de un pueblo que exige precios justos en la canasta básica, porque ustedes también son pueblo y compran lo mismo que nosotros.
    No vayan en contra de un pueblo que exige empleo, porque cuando ustedes salgan tampoco podrán encontrar uno.

    Señores y Señoras policías y militares. Ustedes pueden hacer hacer diferencia, ustedes pueden ser partícipes de escribir un mejor futuro para Honduras. No le den la espalda al pueblo, para que el pueblo no se las de a ustedes.
    Pueden tener armas, pero la historia nos ha demostrado que en el mundo, cuando un pueblo dice basta, es porque está dispuesto a todo.
    Sean héroes para el pueblo y para sus propias familias, y que el día de mañana ustedes les cuenten a sus hijos y ñietos, como salvaron al pueblo de Honduras.

    (SERVIR Y PROTEGER) No signica servir y Proteger a los delincuentes, sino servir y Proteger al pueblo. Y no es una orden, es un principio.

    Respuesta
  • Jeffrey Lynn Teague
    el junio 4, 2019 a las 8:43 am
    Permalink

    Wonder why the USA doesn’t condemn the repression by the police in same forceful manner they condemn police repression in Venezuela and Nicaragua?

    Respuesta
  • Joel Hernandez
    el junio 4, 2019 a las 7:52 am
    Permalink

    Lo malo que en el 2017 igual comportamiento mostró el gobierno y los organismos internacionales se la pasan felicitando a Juan Hernández aún sabiendo que dirige un narco estado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *