JOH el “brutus”

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Según cuenta la historia cuando JOH nació, un médico dijo “nació vivo”, a continuación, otro replicó “no, nació brutus”, en adelante las cosas no cambiaron desde aquel 28 de octubre de 1968, y prueba de ello es lo ocurrido el día 2 de junio del presente año a las once de la noche, cuando el dictador queriendo sorprende al pueblo, llama a un par de achichincles para firmar un supuesto pacto de la derogación de los PCM. Con esta brutalidad, Brutus pretendía desmovilizar al pueblo, que ahora lucha en las calles para evitar la privatización de la salud y la educación.

No se sabe a ciencia cierta si con el nacimiento de JOH, también nace el siguiente refrán: “Para bruto no se estudia… ¡se nace!”.

Según el imberbe dictador, los médicos y docentes amanecerían desmovilizados, así como apagado el grito de FUERA JOH, pero tal parece que el pueblo no toma atole con el dedo; las pírricas noticas de los tarifados, no se las creyó ni el propio Mauricio Oliva, quien, dicho sea de paso, después de la derrota que le propinaron los galenos y mentores, no se le ve por ningún lado, seguramente sufre alguna dolencia y guarda reposo en su acostumbrado catre flojo.

Las tomas de carreteras, plantones y manifestaciones van en aumento, tan es así la cosa, que los trabajadores del Instituto Hondureño de Seguridad Social IHSS ya han decidido aunar esfuerzos para acompañar al pueblo en su lucha contra la nefasta privatización de la salud y la educación. La privatización de estos servicios básicos terminaría por afectar a millones de hombres y mujeres, así como también a niños y niñas ante la imposibilidad de poder ingresar a centros educativos privados.  

En filosofía se afirma que: “La nada, nada es”. Partiendo de este principio filosófico, bien se puede decir lo siguiente, Roberto Trochez, la Bessy Berrios y Luis Ramírez, nada son, por lo tanto, más valor tiene una rata, cucaracha o bacteria que estos pobres achichincles. Así que, la lucha del pueblo no se detiene, ni se detendrá jamás.

El pueblo hondureño, sabe reconocer a sus verdaderos dirigentes, y es por lo que los está acompañando en cada acción hasta lograr la derogación de los PCM, y muy seguramente, hasta alcanzar la salida de Juan Orlando Hernández de casa presidencial y su posterior captura para que sea procesado por cada uno de los delitos cometidos. El pueblo hondureño sabe perfectamente bien que los delitos cometidos por JOH no deben quedar en la impunidad, pues de ser así, esto sería un mensaje directo para que otros continúen los pasos de la corrupción y el narcotráfico.

En conclusión, la supuesta firma entre “Brutus” y los mal llamados dirigentes magisteriales, no fue más que una función de circo barato; la lucha de los médicos y docentes no solo continúa, sino que, además, la misma está logrando el respaldo de otros sectores sociales, que creen firmemente que hay que evitar la privatización de la salud y la educación.

Así que, Juan Orlando Hernández continúa haciendo gala del viejo refrán: “Para bruto no se estudia… ¡se nace!”.

Compartir Artículo

10 comentarios sobre “JOH el “brutus”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *