Día del Periodista: Nada que celebrar, mucho que meditar

Opinión Editorial

Hoy, 25 de mayo se conmemora el Día del Periodista Hondureño, efeméride decretada como un reconocimiento del papel de la prensa y en conmemoración del primer siglo de la aparición de la “La Gaceta del Gobierno”, durante la administración del Presidente Vicente Mejía Colindres.

Hoy más que nunca reafirmamos la importancia de los medios de comunicación en nuestra sociedad, pero destacamos aún más el papel que desarrollan todos los comunicadores que se esfuerzan por transmitir la verdad y que en ese esfuerzo ponen en riesgo la propia vida y la de sus familias.

Pero hoy no podemos celebrar, hoy debe ser un día de meditación sobre cómo nos deshacemos de la prensa tarifada, reflexionar como denunciamos y evidenciamos a cada medio y periodista que olvidó los sagrados intereses del pueblo para prostituirse con el poder,  y convertirse en “periotutas” como los llama nuestro columnista John Moran.

Nota relacionada En el día del periodista

Edy Tábora de C-Libre señala que los periodistas no deberían aceptar premios de personajes que aprueban leyes en contra de la libertad de expresión y prensa y que además  están cuestionados por actos de corrupción. “La prensa hondureña debe ponerle un alto a ese tipo de premiación que está condicionada para replicar el discurso oficial”, dice Tábora.

Como periodistas comprometidos con la verdad y como defensores y defensoras de los derechos humanos, no podemos celebrar cuando se cierran medios de comunicación, sobre todo cuando el asesinato de 77 periodistas y comunicadores sociales permanecen en la total impunidad.

Denunciamos que el cierre de Globo TV, (que aún no se abre), y otros medios de comunicación es un grave atentado a la Libertad de Expresión, al derecho al trabajo de cientos de compañeros y compañeras periodistas, camarógrafos y personal técnico que labora para esos medios.

Repudiamos el encarcelamiento del Periodista David Romero porque creemos que se excedieron con las penas y se las multiplicaron sobre el mismo delito con el único afán de llevarlo más de diez años a la cárcel. 

No podemos celebrar cuando la integridad de los compañeros y compañeras se encuentra amenazada, cuando las instancias garantes de los derechos de libertad de expresión y comunicación ni siquiera se pronuncian ante la gravedad de la situación.

Denunciamos la falta de libertad de los periodistas, el silencio impuesto por los dueños medios de comunicación, la manipulación del gobierno y la censura que se implementa de diferentes formas con la pauta publicitaria o el decreto que beneficia a los dueños de grandes empresas mediáticas corruptas con canje de publicidad con el gobierno nacionalista, para exaltar la mentira, mientras se callan la verdad.

Nota relacionada Medios hondureños venden su silencio a cambio de no pagar impuestos

Condenamos la muerte del compañero Gabriel Hernández en la ciudad de Nacaome el pasado mes de marzo de este año.

Exigimos a los operadores de justicia del país, que de una vez y por todas se investigue y se aclare los asesinatos de periodistas y comunicadores sociales ocurridas antes y posterior al golpe de Estado.

Demandamos que se respete el derecho de los pueblos a expresarse por los medios de comunicación, que termine la precariedad laboral y los salarios de hambre que se paga a las y los trabajadores de la prensa.

Hoy no podemos celebrar porque tenemos la amenaza de un código penal que criminaliza aún mas la labor de los periodistas y actuando de manera contraria a los países civilizados, criminalizando y penalizando los delitos contra el honor, cuando allá no forman parte del ámbito penal.

Debemos contribuir como periodistas a hacer del periodismo una profesión digna, de tal manera que podamos expresar, como decía Gabriel García Márquez: “Aunque se sufra como perro, no hay profesión más linda que ser periodista” y no caer en la calificación de nuestro Columnista Víctor Meza: Oficio Tarifado.

Leer más Oficio Tarifado

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *