Niños y niñas: víctimas de las políticas de detención en ambos lados de la frontera

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La lamentable y condenable muerte de dos niños guatemaltecos bajo custodia de autoridades migratorias de Estados Unidos y México vuelve a centrar el debate en la no detención de migrantes y solicitantes de asilo. Los centros de detención están diseñados bajo un sistema carcelario que pone en riesgo la integridad física y emocional de las personas privadas de su libertad, especialmente de las niñas y niños. Estas son las condiciones para 8,569 niñas y niños detenidos en México durante el primer trimestre del año, y casi 30 mil niñas y niños no acompañados y que viajan con sus familias que fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en EE. UU. de enero a abril.

Estas muertes obligan a demandar respuestas a ambos gobiernos.

Ante los hechos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México emitió medidas cautelares en las que exige una investigación exhaustiva del caso de la niña fallecida en custodia de autoridades migratorias mexicanas, apoyo a la familia en regularización migratoria y garantizar acceso a la justicia y la verdad. Igualmente, el Consejo Ciudadano del INM emitió un pronunciamiento donde se exhorta a las instancias gubernamentales a adoptar medidas urgentes para garantizar los derechos de la niñez migrante.

La red Refugio para Familias, de la cual Alianza Américas es parte, condenó enérgicamente las acciones y omisiones graves de agentes estatales que resultaron en la muerte de dos niños. Nos sumamos a diferentes organizaciones de la sociedad civil en la región para hacer un llamado a los gobiernos de México y EE.UU. a reorientar su política migratoria y anteponer el interés superior del niño. Antes que migrantes o solicitantes de asilo son niños y niñas, y bajo esa lógica se les debe proteger y atender.

Por su parte, el gobierno de México debe dar cumplimiento de manera urgente a la Ley general de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, que mandata la no detención de la infancia migrante, así como cumplir con lo establecido en los tratados internacionales en materia de niñez. No pueden morir más niños migrantes o solicitantes de asilo como resultado de la acción o inacción de agentes estatales.

Estaciones migratorias, reflejo de la política migratoria en México

En el primer trimestre del año, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a 31,675 personas,lo que ha impactado el día a día en los centros de detención migratoria. Estos espacios se han visto rebasados en su capacidad, complejizando la atención y resolución de casos. Ante el hacinamiento, alimentación insuficiente, falta de claridad sobre los procedimientos migratorios, escasa atención médica, entre otras carencias, grupos de migrantes detenidos han ejercido su derecho a la protesta y han confrontado al sistema de detención.

En lo que va de año se han registrado varias salidas no autorizadas de personas migrantes de las estaciones migratorias de Chiapas, especialmente de personas de nacionalidad cubana. También, se han reportado otros incidentes como incendios en la estación migratoria de Oaxaca, y la instalación de un campamento en las afueras de la estación migratoria en Tapachula, Chiapas, donde más de 1,000 personas provenientes de otros continentes y regiones se encuentran a la espera de un salvoconducto que los autoriza para cruzar hasta llegar a la frontera norte. Ante la complejidad de estos hechos, el INM ha tomado acciones como cercar la Estación Migratoria XXI, en Tapachula, con apoyo de grupos antimotines de la Policía Federal y otros grupos policiales. También, se anunció que de manera temporal la Guardia Nacional apoyará las tareas de vigilancia perimetral.

Nota relacionada Organizaciones piden acompañamiento de los gobiernos a los niños y niñas de la caravana de migrantes

¿Cambiará México en su política de detención?

Esta semana, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se refirió a la posibilidad de convertir las estaciones migratorias en albergues para migrantes.

“Estuve platicando con el comisionado (de Migración) para establecer la estrategia y ver cómo podemos nosotros, en lugar de tener albergues temporales, hacer en albergues definitivos, y las estaciones migratorias convertirlas en albergues para migrantes y no más estaciones que parecen prácticamente estancias para privar de la libertad a la gente”, dijo la funcionaria el martes 14 de mayo, según reporta el periódico La Jornada.

A través de las declaraciones de Sánchez Cordero, el Gobierno Federal reconoce a la detención migratoria como lo que realmente es: una privación de la libertad. Aunque no dio más detalles, estas palabras abren la posibilidad de que México revise su política de detención.

Si México cambia en su política de detención representaría un logro para las organizaciones de la sociedad civil que hemos hecho llamados al Gobierno Federal a implementar una verdadera política de protección a las personas migrantes y solicitantes de asilo. Alianza Américas seguirá monitoreando esta situación.
 

La militarización del control migratorio con la Guardia Nacional

Desde el 18 de mayo, la Guardia Nacional hace parte de la estrategia de control y seguridad migratoria en Chiapas. Como una respuesta ante las salidas no autorizadas de personas detenidas en las estaciones migratorias, el INM ha dispuesto que esta institución armada se encargue de la vigilancia perimetral. Igualmente, está apoyando en los operativos de control migratorio en el transporte público y privado.

La militarización del control migratorio es una respuesta inadecuada para flujos mixtos de migrantes y solicitantes de asilo, que requieren de atención humanitaria. La detención migratoria no es una respuesta acorde con los instrumentos internacionales de derechos humanos y con el Pacto Mundial sobre la Migración. Los flujos mixtos representan un reto para el cual se hace necesario mejorar la calidad de la atención humanitaria y generar un sistema estatal capaz de registrar a las personas en tránsito.

El gobierno de López Obrador anunció al comienzo de su gobierno una transformación en materia de migración, asilo y refugio en México. Pero los hechos recientes parecieran más bien responder a las presiones del gobierno de Estados Unidos. Es lamentable que México haya optado por la contención, la detención y la deportación de las personas que componen estos flujos mixtos, repitiendo fórmulas y respuestas de administraciones anteriores que contribuyen a victimizar a migrantes y solicitantes de asilo, a favorecer al crimen organizado, en particular las redes de trata de personas y tráfico de migrantes.

 

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Niños y niñas: víctimas de las políticas de detención en ambos lados de la frontera

  • Neutral
    el mayo 22, 2019 a las 2:30 pm
    Permalink

    Primero pensemos en el daño mutuo que hacemos al ingresar drogas a un centro penal, mas condena para tu familiar y detención para ti mujer #ValoraTuLibertad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *