ICEFI presenta en El Salvador: Otra Centroamérica es posible

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn  

San Salvador. – El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) realizó en El Salvador su «VII Encuentro internacional: Por una política fiscal para la democracia y el desarrollo. Otra Centroamérica es posible», con el objetivo de señalar los principales desafíos fiscales, económicos, sociales y políticos que enfrenta la región centroamericana para el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y asegurar condiciones mínimas que generen mayor bienestar.
 
El evento se llevó a cabo entre el 16 y 17 de mayo y participaron expertos provenientes de América del Sur, toda Centroamérica y de España, y estuvo dirigido a diversos sectores de la sociedad centroamericana, entre ellos líderes políticos, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, iniciativa privada, academia y la comunidad internacional.
 
Para el Icefi el contexto actual de Centroamérica es poco alentador: modelos económicos obsoletos que reproducen las condiciones productivas que favorecen a pequeños grupos de poder y que produce una creciente población en edad de trabajar sin educación suficiente, con pocas plazas de trabajo y empleos precarizados, empujándola a migrar como única alternativa de progreso; cerca de 22.5 millones de centroamericanos en condiciones de pobreza; niveles de desigualdad social altísimos; sistemas de protección social insuficientes, lo que aunado a la creciente informalidad económica, hace pensar en un nivel futuro de vida en condiciones para la población peores que las actuales; brechas de género y etnia persistentes y muy marcadas; credibilidad baja de los partidos políticos y de los gobiernos, que han privilegiado la estabilidad económica, pero descuidando el mandato constitucional de la búsqueda del bien común, lo cual afecta la legitimidad del sistema democrático; élites económicas que mantienen visiones de captura del Estado, tratando de garantizar políticas fiscales de supervivencia con el fin de asegurar sus objetivos particulares; y además, una de las regiones más vulnerables frente al cambio climático y una de las más violentas.
 
Frente a este contexto, el Instituto presentó los resultados del informe Otra Centroamérica es posible: una agenda fiscal para la construcción de sociedades desarrolladas, inclusivas, sostenibles y sustentables (2019-2030), que analizó las alternativas de política pública de la región para enfrentar el desafío de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), partiendo de la realidad fiscal actual.

Evaluó cuantitativamente las medidas de política fiscal que podrían implementarse y sus efectos potenciales, para impulsar simultáneamente la capacidad productiva y de crecimiento de la región, y, ante todo, mejorar las condiciones de vida de los centroamericanos.
 
La propuesta de Icefi para potenciar el cumplimiento de los ODS, prioriza: la eliminación de la pobreza extrema; la universalización de la educación y de la salud; la mejora de la infraestructura; adoptar la sostenibilidad ambiental y la igualdad de género como ejes transversales; el avance hacia Estados efectivos, a través de verdaderos sistemas de planificación y evaluación para el desarrollo; la modernización del servicio civil; el fomento de la participación social; el fortalecimiento del sistema político; y, la transparencia y la lucha contra la corrupción.

Nota relacionada Estrategias fiscales de los países de CA no mejoran las condiciones de vida: ICEFI

El Instituto calificó como necesario que el gasto público cumpla los principios de eficiencia, efectividad, transparencia y suficiencia, y que se garantice que las políticas de endeudamiento público sean sostenibles en el tiempo.

El informe reconoce que para alcanzar, al menos parcialmente, los objetivos establecidos en la Agenda ODS 2030, es indispensable una reforma del aparato estatal y una movilización suficiente de recursos, por lo que propone una reforma fiscal integral en Centroamérica que permita la modernización de la legislación tributaria y la coordinación de operaciones interregionales, de manera que, finalmente, se establezcan los mecanismos de integración económica que han sido discutidos desde la década de 1960 y que no han alcanzado resultados definitivos.

Por tanto, la movilización de mayores recursos implica la homologación de impuestos regionales y la armonización de políticas tributarias en la búsqueda de condiciones competitivas similares en la región.
 
En el Encuentro se dialogó sobre la necesidad de fomentar un crecimiento económico sostenible e inclusivo; de la construcción de la igualdad como un elemento indispensable para alcanzar los objetivos económicos y sociales; de la cantidad de recursos que deben ser movilizados para cumplir los ODS; de las estrategias para avanzar en una agenda de desarrollo donde toda la sociedad esté incluida, superando las discriminaciones actuales por razones de género, etnia, clases social, diversidad, entre otras; la importancia de contar con una política fiscal para la sostenibilidad ambiental; y, cómo avanzar en la institucionalidad democrática para viabilizar estas reformas.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *