EE.UU. investiga a familia presidencial de Honduras por compra de bienes con dinero ilícito

La investigación refiere que Tony Hernández, algunos de sus familiares y asociados han comprado bienes valiosos, incluyendo varias aeronaves y bienes raíces en los Estados Unidos.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El gobierno de Estados Unidos ha iniciado un proceso de investigación sobre la supuesta compra de bienes valiosos adquiridos por la familia presidencial de Honduras con fondos de procedencia ilícita. La investigación se ha originado en el marco del juicio de Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández, hermano del gobernante hondureño, Juan Hernández.

Para tener más elementos sobre el caso de “Tony” Hernández, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos remitió al gobierno de Honduras una solicitud de asistencia el pasado 25 de febrero bajo la referencia CRM-182-67011, mediante la cual pide información sobre varios casos que vinculan al supuesto narcotraficante con varios crímenes y delitos.

Noticia Relacionada: Presentan ante la MACCIH pruebas de corrupción contra Juan Hernández y su entorno familiar

El documento señala que “de acuerdo con las declaraciones de testigos, Hernández Alvarado y algunos de sus familiares y asociados han comprado bienes valiosos, incluyendo varias aeronaves y bienes raíces en los Estados Unidos. Los fiscales están investigando si Hernández Alvarado o sus familiares y asociados utilizaron ganancias ilícitas para comprar dichos bienes con el propósito de esconder la naturaleza ilícita de los fondos”.

Asimismo, que alrededor de 2012, un familiar de Hernández Alvarado participó en la compra de un avión Beechcraft King Air utilizando un testaferro llamado Félix Francisco Pacheco Reyes y una compañía hondureña de nombre Aviation Partners S. de R.L., CV. El avión fue registrado en los Estados Unidos al momento de su compra, y actualmente se encuentra registrado en Honduras bajo el registro HR-AXL.

La titularidad del avión fue transferida de Aviation Partners S. de R.L., CV a Inversionistas Technologicos Unidas S.A. Se cree que el avión está almacenado en un hangar en Tegucigalpa, junto con un helicóptero Bell 429 con registro hondureño HK-GCA y un avión King Air 200 con registro hondureño HR-CLW, que también pertenecen a familiares de Hernández Alvarado a través de uno o más intermediarios, señala la carta.

La solicitud señala también que de acuerdo a un testigo, oficiales hondureños utilizan fondos del gobierno de Honduras para alquilar estas aeronaves para asuntos oficiales, y una porción de esos fondos del gobierno en última instancia se paga a la familia de Hernández Alvarado a través de intermediarios como Pacheco Reyes.

Noticia Relacionada:  Jefe de las FF.AA. y ministro de Seguridad de Honduras cómplices de Tony Hernández: Santos Orellana

 A continuación la solicitud integra:

La Autoridad Central de los Estados Unidos solicita la asistencia de la Autoridad Central de Honduras, conforme al Artículo 7 de la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas (la Convención). La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York (el Fiscal) está procesando a Juan Antonio Hernández Alvarado por su participación en una asociación delictuosa de tráfico de drogas y otros delitos relacionados con el uso de armas de fuego.

El Fiscal solicita la asistencia de las autoridades hondureñas para obtener: (i) registros de las actas constitutivas concernientes a los negocios relacionados con Hernández Alvarado y sus asociados, (ii) registros relacionados a la celebración de contratos entre el gobierno hondureño y presuntos cómplices de Hernández Alvarado, (iii) registros relacionados a una aeronave en Honduras controlada por Hernández Alvarado y sus asociados, (iv) registros relacionados a viajes de Hernández Alvarado y sus asociados, (v) registros relacionados a licencias de minas de fuego emitidas en Honduras a Hernández Alvarado y sus asociados, (vi) registros relacionados a incidentes en Honduras entre 2008 y 2018 que presuntamente involucraron conducta criminal por parte de Hernández Alvarado y/o sus asociados, (vii) registros relacionados a una residencia en Tegucigalpa, Honduras, asociada con Hernández Alvarado, que fue incautada por las autoridades hondureñas en diciembre de 2018, y (viii) registros relacionados a cuentas bancarias en Honduras utilizadas por Hernández Alvarado y sus asociados.

Urgencia

Rogamos tratar esta solicitud como urgente y cumplirla lo antes posible a más tardar el 1 de marzo de 2019. El 23 de noviembre de 2018, Hernández Alvarado fue arrestado en los Estados Unidos. El fiscal estima que habrá un juicio a mediados del 2019, y necesita por lo menos dos meses para revisar las pruebas solicitadas a Honduras y darle seguimiento a la investigación para prepararse para el juicio.

Los hechos

  1. Las asociaciones delictuosas de tráfico de drogas y armas

La investigación de EE.UU. ha revelado que Hernández Alvarado estuvo involucrado en el procesamiento, recepción, transporte y distribución de cargamentos de múltiples toneladas de cocaína que llegaron a Honduras por medio de aviones, embarcaciones rápidas, y por lo menos en una ocasión, un submarino, desde el 2004 o alrededor de esa fecha, hasta el 2016 o alrededor de esa fecha.

Hernández Alvarado tuvo acceso a laboratorios de cocaína en Honduras y Colombia, en los cuales parte de la cocaína fue marcada con el símbolo “TH”, es decir, “Tony Hernández”. Hernández Alvarado también coordinó y en ocasiones participó proporcionando fuerzas de seguridad fuertemente armadas para el transporte de cargamentos de cocaína dentro de Honduras, incluyendo integrantes de la Policía Nacional de Honduras y traficantes de drogas afinados con, entre otras armas, ametralladoras. Como parte de esas asociaciones delictuosas de tráfico de drogas, Hernández Alvarado y sus cómplices sobornaron a autoridades del orden público para obtener información delicada para proteger los cargamentos de drogas y solicitaron grandes sobornos de principales traficantes de drogas para Hernández Alvarado y en nombre de uno o más políticos hondureños de alto rango.

En febrero de 2014, o alrededor de esa fecha en Honduras, Hernández Alvarado asistió a una reunión con Devis Leonel Rivera Maradiaga, antiguo líder de una violenta organización de tráfico de drogas de Honduras conocida como “los Cachiros”, organizada por, entre otras personas, un antiguo integrante de la Policía Nacional de Honduras.

Durante parte de dicha reunión, la cual fue grabada en audio y vídeo, Hernández Alvarado aceptó ayudar a Rivera Maradiaga, al hacer que autoridades gubernamentales de Honduras pagaran dinero adeudado a una o unas de las compañías fantasma de lavado de dinero de los Cachiros a cambio de sobornos por parte de Rivera Maradiaga. Rivera Maradiaga pagó a Hernández Alvarado aproximadamente 50,000 dólares durante la reunión.

  1. El arresto de Hernández Alvarado y la investigación continúa de cómplices adicionales.

 

Con base en los cargos penales presentados ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York, las autoridades de los EE.UU. arrestaron a Hernández Alvarado en los Estados Unidos el 23 de noviembre de 2018, mientras trataba de viajar desde Miami, Florida, a Honduras, después de haber viajado a Houston, Texas, al principio de esa semana. A Hernández Alvarado se le encontró en posesión de licencias de armas de fuego al momento de su arresto.

Al momento de su arresto, las autoridades del orden público entrevistaron a Marlon Fabrizio Pacheco Morales (Pacheco Morales), quien había viajado a Houston con Hernández Alvarado y también intentaba regresar a Honduras el 23 de noviembre de 2018. Durante la entrevista Morales declaró, en parte, que (u) había escuchado “rumores” que Hernández Alvarado era un traficante de drogas, (ii) él y Hernández Alvarado habían viajado a Houston para reunirse con Theo Franz Uclés Castillo, y (iii) Uclés Castillo había viajado a Nebraska para inspeccionar un vehículo para una posible compra.

De acuerdo a registros telefónicos, Uclés Castillo había estado previamente en contacto con un hombre que vivía en los Estados Unidos, el cual había sido arrestado en 2017 e imputado debido a un delito de lavado de dinero (pero más tarde el cargo fue desestimado). De acuerdo a registros de viaje, Uclés Castillo tenía planeado salir de los Estados Unidos en un vuelo comercial desde el Aeropuerto Internacional de Miami la semana del 26 de noviembre de 2018, o alrededor de esa fecha.

 Uclés Castillo no abordó el vuelo, sin embargo parece haber salido de los Estados Unidos de una manera que le permitió evitar contacto con personal del orden público y aduanas. Parece haber viajado en vuelos comerciales a través de Costa Rica, Honduras y Panamá el 11 de diciembre de 2018, o alrededor de esa fecha.

El 23 de noviembre de 2018, Pacheco Morales accedió a un cateo de su teléfono celular y las autoridades del orden público identificaron contactos guardados en el teléfono asociados con lugares en Honduras, México y Colombia. Uno de esos contactos, guardado en el teléfono bajo el nombre “Carlos México”, más tarde identificado por las autoridades del orden público como Carlos González Macías (González Macías).

Cuando se le preguntó sobre González Macías, Pacheco Morales declaró, en parte, que (i) González Macías era dueño de una compañía mexicana a la que el gobierno hondureño adeudaba dinero en conexión con un contrato relacionado a construcción de caminos, y (ii) Pacheco Morales y Hernández Alvarado se habían reunido con González Macías el 22 de noviembre de 2018, o alrededor de esa fecha.

De acuerdo a registros telefónicos, González Macías había estado en contacto previamente con un individuo que se cree está involucrado en actividades de distribución de cocaína en Houston, Texas y Atlanta, Georgia. De acuerdo a registros bancarios obtenidos en los Estados Unidos, González Macías está asociado con varias compañías inclusive Tradeco Infraestructura, S.A. de C.V., Tradeco Ingeniería, S.A. de C.V., Tradeco Infrastructure, Inc., Itecsa, LLC, Advantix Payroll, LLC, Cometa USA, Inc., y Ledergy LLC.

 Después del arresto de Hernández Alvarado, el participó voluntariamente en una entrevista llevada a cabo por las autoridades del orden público. Durante la entrevista, a pesar de que Hernández Alvarado declaró en ocasiones haber viajado a los Estados Unidos para realizar compras, admitió, en parte, que (i) había viajado a Houston para reunirse con González Macías después de una o más reuniones previas en México, (ii) González Macías estaba involucrado en “tratos” en México y Honduras, (iii) González Macías tenía una compañía llamada “Tradeco” que el deseaba utilizar para “invertir” en Honduras, y (iv) Hernández Alvarado había platicado sobre presentar a González Macías o un asociado a un ministro en Honduras que pudiera facilitar un trato.

Uno de los teléfonos incautados a Hernández Alvarado en conexión con su arresto contenía documentos relacionados a tratos comerciales que implicaron, entre otras, a una compañía llamada Sociedad Mercantil Tradeco de México (también referida en los documentos como “TRADECO”) y una compañía llamada Profesionales de la Construcción S.A. de C.V., y cheques emitidos por una compañía llamada Latin American Armored Rentals S. A. a una compañía llamada J y V Hernández S. de R.L.

  1. El asesinato de Julián Arístides González Irías

Los fiscales están investigando a integrantes actuales y pasados de la Policía Nacional de Honduras, incluyendo a uno o más cómplices de Hernández Alvarado, en relación al asesinato de Julián Arístides Gonzales Irías en Honduras en diciembre de 2009. De acuerdo a múltiples testigos, los traficantes de drogas hondureños pagaron a integrantes de la Policía Nacional de Honduras para matar a Gonzales Irías. En abril de 2016, se publicaron artículos en el periódico New York Times que incluía lo que parecían ser copias de unos informes de investigación de las autoridades del orden público de Honduras relacionados al asesinato de Gonzales Irías. Los artículos y uno de los informes de Honduras describen un vídeo de vigilancia que muestra una reunión llevada a cabo el 7 de diciembre de 2009, a aproximadamente las 7:22 p.m., que involucra a varios integrantes de las fuerzas del orden público de Honduras planeando el homicidio de Gonzales Irías y realizando pagos en efectivo a participantes en el plan de asesinato.

  1. Los arrestos de Rubén Darío Pinilla y otros por el cultivo de marihuana y opio en el departamento de Lempira

De acuerdo a informes de los medios de comunicación, aproximadamente en el verano de 2013, las fuerzas del orden público arrestaron e imputaron a los ciudadanos colombianos Rubén Dario Pinilla y Fredy Hernán Roldan Jiménez en las inmediaciones de La Iguala, Lempira, por su presunta participación en el cultivo de marihuana y amapola, y la operación de un laboratorio de producción de drogas en la propiedad. Un bufete de abogados donde trabajó Hernández Alvarado representó a Dario Pinilla y Roldan Jiménez, y Dario Pinilla y Roldan Jiménez fueron liberados después de que los cargos fueran desestimados.

De acuerdo a un testigo, en 2013 o alrededor de esa fecha, un integrante de la Policía Nacional de Honduras en Lempira, llamado Constantino Zavala Laínez (Zavala Laínez), indicó a otros integrantes de las fuerzas del orden público que había colombianos en Lempira cultivando marihuana y opio, y que no se debería molestar a dichos hombres porque se encontraban bajo la protección de Zavala Laínez y Hernández Alvarado. En 2013, o alrededor de esa fecha, el testigo se reunió con Hernández Alvarado y Zavala Laínez para platicar sobre los arrestos de Dario Pinilla y Roldan Jiménez, y Hernández Alvarado le agradeció a Zavala Laínez por su protección.

De acuerdo a informes de los medios de comunicación, Dario Pinilla fue arrestado por segunda vez en enero de 2014, o alrededor de esa fecha, por su presunta participación en el cultivo de marihuana y amapola en la misma propiedad en La Iguala.

El ciudadano hondureño Gester Orlando Jacinto Mirando también fue arrestado junto con Dario Pinilla en conexión con el incidente de enero de 2014. Finalmente, informes de los medios de comunicación indican que los fiscales y la policía involucrados en los arrestos y procesamientos de 2013 y 2014 fueron investigados por corrupción relacionada con el procesamiento fallido, que los participantes de la investigación, incluyendo Darío Pinilla, dieron declaraciones a las autoridades del orden público en conexión con la investigación de corrupción, y que Josué Constantino Zavala Laínez fue suspendido alrededor de febrero de 2014. De acuerdo a un testigo, en marzo de 2014, después de una reunión en la que participó Hernández Alvarado, Walter Levi Guerrero, quien era un integrante de las fuerzas del orden público de Honduras que había participado en la investigación de Darío Pinilla y Roldan Jiménez, fue asesinado en San Pedro Sula.

  1. Presuntos usos de ganancias ilícitas

De acuerdo con las declaraciones de testigos, Hernández Alvarado y algunos de sus familiares y asociados han comprado bienes valiosos, incluyendo varias aeronaves y bienes raíces en los Estados Unidos. Los fiscales están investigando si Hernández Alvarado o sus familiares y asociados utilizaron ganancias ilícitas para comprar dichos bienes con el propósito de esconder la naturaleza ilícita de los fondos.

Alrededor de 2012, un familiar de Hernández Alvarado participó en la compra de un avión Beechcraft King Air utilizando un testaferro llamado Félix Francisco Pacheco Reyes y una compañía hondureña de nombre Aviation Partners S. de R.L., CV. El avión fue registrado en los Estados Unidos al momento de su compra, y actualmente se encuentra registrado en Honduras bajo el registro HR-AXL.

La titularidad del avión fue transferida de Aviation Partners S. de R.L., CV a Inversionistas Technologicos Unidas [sic] S.A. Se cree que el avión está almacenado en un hangar en Tegucigalpa, junto con un helicóptero Bell 429 con registro hondureño HK-GCA y un avión King Air 200 con registro hondureño HR-CLW, que también pertenecen a familiares de Hernández Alvarado a través de uno o más intermediarios.

De acuerdo a un testigo, oficiales hondureños utilizan fondos del gobierno de Honduras para alquilar estas aeronaves para asuntos oficiales, y una porción de esos fondos del gobierno en última instancia se paga a la familia de Hernández Alvarado a través de intermediarios como Pacheco Reyes.

  1. La incautación de fondos y bienes de Hernández Alvarado en Honduras

El 17 de diciembre de 2018, el Ministerio Publico de Honduras emitió un comunicado de prensa describiendo incautaciones de bienes pertenecientes a Hernández Alvarado en Honduras.- Los fiscales solicitan pruebas y documentos relacionados a las incautaciones para utilizarlos en los Estados Unidos durante el juicio de Hernández Alvarado.

De acuerdo al comunicado de prensa del Ministerio Público, en junio de 2018, las fuerzas del orden público incautaron aproximadamente 193,220 dólares estadounidenses y documentos en Cofradía, Cortes, de un compartimiento escondido en un vehículo ocupado por Magdaleno Meza Funez (quien utiliza el alias Nery Orlando López Sanabria), Erika Julissa Bandy Garcia, Maximiliano Echeverría García, José Santos Mejía Lainez, y Daniel Alberto Ticas Santos.

Las pruebas de la incautación sugirieron que Hernández Alvarado estaba vinculado al grupo, y Hernández Alvarado realizó declaraciones a las autoridades en conexión con la investigación. En diciembre de 2018 o alrededor de esa fecha, las autoridades hondureñas incautaron bienes de Hernández Alvarado, incluyendo una residencia en la sección Palmeras de San Ignacio en Tegucigalpa, con número de registro 1172596, cuatro vehículos y cinco cuentas bancarias.

Necesidad de la asistencia solicitada

Se solicitan estos registros y otras pruebas porque el fiscal espera poder utilizar estos materiales (i) en el juicio, como pruebas de los delitos de armas y tráfico de drogas imputados a Hernández Alvarado, (ii) durante la sentencia, como pruebas de las características personales de Hernández Alvarado que son relevantes al castigo, y (iii) en conexión con la investigación de los cómplices conocidos y desconocidos de Hernández Alvarado, la cual se encuentra en curso.

Individuos objeto de la investigación:

  1. Juan Antonio Hernández Alvarado
  2. Marlon Fabrizio Pacheco Morales
  3. Theo Franz Ucles Castillo
  4. Carlos González Macias
  5. Rubén Dario Pinilla
  6. Fredy Hernan Roldan Jiménez
  7. Gester Orlando Jacinto Mirando
  8. Josue Constantino Zavala Lainez
  9. Félix Francisco Pacheco Reyes
  10. Amado Antonio Fernández Orellana
  11. Gerardo Tulio Martínez Pineda
  12. Magdaleno Meza Funez
  13. Nery Orlando López Sanabria
  14. Maximiliano Echeverría García
  15. José Santos Mejía Lainez
  16. Daniel Alberto Ticas Santos
  17. Devis Leone! Rivera Maradiaga
  18. Latin American Armored Rentals S.A.
  19. J y V Hernández S de R.L.
  20. Profesionales de la Construcción S.A. de C.V.
  21. Sociedad Mercantil Tradeco de México
  22. Tradeco Infraestructura, S.A. de C.V.
  23. Tradeco Infrastructure, Inc.
  24. Tradeco Ingenieria, S.A. de C.V.
  25. Itecsa, LLC
  26. Advantix Payroll, LLC
  27. Cometa USA, Inc.
  28. Ledergy LLC
  29. Aviation Partners S. Be R.L., CV
  30. Inversionistas Technologicos Unidas S.A.

Casos demandados por Estados Unidos al Ministerio Público:

  1. El asesinato de Julián Arístides Gonzales Irías en diciembre de 2009;
  2. Los arrestos de Rubén Darío Pinilla y Fredy Hernán Roldan Jiménez en La Iguala,Lempira en 2013;
  3. Los arrestos de Ruben Darío Pinilla y Gester Orlando Jacinto Mirando en La Iguala, Lempira en 2014;
  4. La investigación de 2014, de Josué Constantino Zavala Laínez y otro personal de las fuerzas del orden público y jueces involucrados en las investigaciones y procesamientos de Ruben Dario Pinilla, Fredy Hernan Roldan Jiménez, y Gester Orlando Jacinto Mirando;
  5. El asesinato de Walter Levi Guerrero en 2014;
  6. La incautación, el 6 de junio de 2018, de $193,220 estadounidenses y documentos en Cofradía, Cortés, de un compartimiento secreto en un vehículo manejado por Magdaleno Meza Jiménez (quien utiliza el alias Nery Orlando López Sanabria), en el cual estaban también Erika Julissa Bandy García, Maximiliano Echeverría García, José Santos Mejía Laínez, y Daniel Alberto Ticas Santos; y
  7. La incautación, en diciembre de 2018, de bienes pertenecientes a Hernández Alvarado, inclusive la residencia en la sección Palmeras de San Ignacio en Tegucigalpa, con número de registro 1172596, cuatro vehículos y cinco cuentas bancarias.

La solicitud cita también:

La investigación de los EE. UU. ha revelado que Hernández Alvarado estuvo involucrado en el procesamiento, recepción, transporte y distribución de cargamentos de múltiples toneladas de cocaína que llegaron a Honduras por medio de aviones, embarcaciones rápidas, y por lo menos en una ocasión, un submarino, desde el 2004 o alrededor de esa fecha, hasta el 2016 o alrededor de esa fecha”

Deseamos expresar nuestro agradecimiento a las autoridades hondureñas por su cooperación en materia de asistencia legal. Agradecemos su atención a esta solicitud de asistencia en particular concerniente a Juan Antonio Hernández Alvarado, y les rogamos aceptar el testimonio de nuestra más alta consideración”, dice el documento de los Estados Unidos. Descargue aquí el documento con su versión en inglés y en español.

 

Compartir Artículo

19 comentarios sobre “EE.UU. investiga a familia presidencial de Honduras por compra de bienes con dinero ilícito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *