Madres de luto protestan frente al CONADEH

 

Aquí no hay nada que celebrar, pero mucho porqué luchar: Madres en Luto y Comité Pro Liberación de Presos Políticos

 

Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Este domingo 12 de mayo dedicado a las madres hondureñas, las madres de luto que han perdido sus hijos por la represión de la dictadura  y el Comité Pro Liberación de Presos Políticos realizan una manifestación de protesta, señalando que no hay nada que celebrar cuando no hay justicia ni libertad para sus hijos.

Familiares, amigos, organizaciones sociales y de resistencia acompañan a las madres de los asesinados, de los torturados, de los perseguidos, de los criminalizados y de los presos políticos, señalan que para ellas no es un día de fiesta, sino un día de reclamo de lucha y de resistencia contra la dictadura que ha impedido que las mujeres madres reciban el abrazo en esta fecha.

Condenan la falta de diligencia y celeridad del Estado para investigar y sancionar a las estructuras articuladas de agentes de seguridad que cometieron graves violaciones a los  derechos humanos  contra personas que se manifestaban contra el fraude electoral o quienes defienden derechos humanos.

Nota relacionada Madres solteras hondureñas: ¡La cara de la desigualdad y creciente pobreza del país!

Y a la vez repudian la celeridad con las que actúa el Ministerio Público y sus investigadores para detener y criminalizar a los oponentes políticos, decretarles auto de presión, denegándoles el derecho que les asiste de  ser escuchados en libertad, y remitirlos a cárceles de máxima tortura.

Piden que se haga efectivo el derecho la verdad, que se investigue en forma diligente los asesinatos, las desapariciones forzadas, las torturas y las amenazas y hostigamientos contra los oponentes políticos.

Exigen la plena observancia de los estándares internacionales para el tratamiento de los presos políticos, la prohibición inmediata de tratos crueles, inhumanos y degradantes, brindar asistencia médica en forma inmediata o permitir el traslado a un centro asistencial a los presos políticos, que presentan afectaciones a su salud por la aplicación de torturas auditivas en las cárceles de máxima seguridad.

También exigen el cese al hostigamiento a las mujeres familiares de los presos políticos que son sometidas a vejámenes en los registros corporales con la clara intención de obligarlas a desistir de las visitas a los presos políticos y quebrantar, con ello, su voluntad de lucha. No solo castiga al oponente político el régimen, también castiga a su familia.

Exhortaron a la Fiscalía de la Mujer a investigar de oficio este tipo de procedimientos y sancionar a los que resulten responsables.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *