Trabajadores, militares y Fondo Monetario Internacional

Presidente Hernández

Por: Óscar Miguel Marroquín

Este uno de mayo se conmemora el cuarto aniversario del periódico digital Criterio.hn y no quiero dejar pasar la gran oportunidad, para felicitar a todo el equipo humano que forma parte de este medio de comunicación que valientemente, ha informado al pueblo hondureño y al mundo entero sobre los principales acontecimientos sociales y políticos ocurridos en Honduras.

FELICIDADES A CRITERIO.HN EN SU CUARTO ANIVERSARIO.

Por ser un día muy especial para este medio de comunicación, decidí escribir un artículo que encierra tres aspectos de mucha importancia en la vida social, política y económica de todos los hondureños [hombres y mujeres) antes de iniciar esta tarea, pensé lo necesario que es, recoger la siguiente expresión social:

“SI QUIEREN QUE LES CUADRE, PRIVATICEN A SU MADRE”   

Quienes quieran seguir pecando de santurrones, favor guardar silencio, pues la expresión arriba mencionada nace desde las entrañas mismas de una sociedad que ya llegó al hartazgo de una situación insostenible e invivible, producida por una mafia de políticos, banqueros, militares, empresarios, pastores evangélicos y hasta seudoperiodistas.

¿A qué responde el título de mi artículo?

Resulta que en los últimos meses hemos visto con enorme asombro, como miles de hondureños se marchan de la tierra que los vio nacer, es decir, la desesperanza, el desempleo y el miedo a perder la vida los ha obligado a dejar todo, absolutamente todo atrás, en sus rostros no se dibuja la alegría, la felicidad, la esperanza, sino, el dolor de aquel o aquella que no sabe si algún día retornará a estar entre los suyos, entre sus hermanos o hermanas, entre sus hijos o hijas, o si por el contrario, este retorno no se producirá nunca.

¿Pero qué diablos tiene que ver el título del artículo, con lo anterior?

Resulta que los que se marchan en esas masivas caravanas humanas en búsqueda de una nueva forma de vida, que les permita al menos vivir con un poco más de dignidad, son trabajadores y trabajadoras, que después de largos meses y hasta quizá años de buscar un empleo digno, con salarios que les deje vivir como verdaderos seres humanos, y no como simples reproductores de riqueza para una oligarquía criminal, sanguinaria y explotadora, deciden cansados abandonar la patria. Los miles y miles de millones de dólares, que guarda la oligarquía en las bóvedas de los bancos, son el más fiel sustento, de lo que aquí sostengo. En otras palabras, mientras los banqueros, grandes comerciantes y empresarios gozan a manos llenas de la riqueza, los pobres huyen despavoridamente por no tener a veces, ni siquiera un plato de comida al día. Esa es una realidad, incuestionable.

Mientras tanto, curiosamente vemos como cada día el ejército va en ascenso en el número de soldados y militares de alto rango, llegando al colmo de crear hasta una policía militar. Entonces, por aquí va teniendo cabida aquello de: “SI QUIEREN QUE LES CUADRE, PRIVATICEN A SU MADRE”  

Nota relacionada Salida de Hernández principal demanda en el Día Internacional de los Trabajadores en Honduras

¿Por qué tiene cabida en este artículo esta consigna popular?

Porque mientras obligan al pueblo a cargar con toda clase de penurias económicas, en las cuales también se incluyen las privatizaciones de los principales activos del Estado, el ejército crece cada vez más y más, ¿la cosa no cuadra verdad? Menos empleos y más militares, esta parece una matemática de lo completamente absurdo, de lo ridículo, de lo estúpido; naturalmente, esto solo cabe en la cabeza del estúpido dictador que hoy por hoy se hace llamar presidente de la república de Honduras. Hasta aquí las cosas van quedando más o menos claras.

Ahora bien ¿Qué demonios tiene que ver el Fondo Monetario Internacional FMI en todo esto?

Pues resulta que, simplemente, este organismo internacional, esto por no decir, esta mafia internacional, se encarga de hacer préstamos económicos millonarios a todos aquellos países en los que precisamente existen condiciones de pobreza extrema como es el caso de Honduras, pero de nuevo las matemáticas no cuadran y veamos por qué.

Hay dinero para hacer crecer al ejército, pero no hay dinero para superar las condiciones paupérrimas de millones de hondureños, entonces, solo queda una salida: ENDEUDAR AL PAÍS, con préstamos que “generosamente” el Fondo Monetario Internacional le ofrece al Estado hondureño, pero como no hay almuerzo gratis, con estos préstamos, las nuevas generaciones nacerán endeudadas, que cosas verdad.

Parece que la consigna popular: “SI QUIEREN QUE LES CUADRE, PRIVATICEN A SU MADRE” encierra mucha más filosofía de la que nos imaginamos en un principio, pues hasta ahora hemos logrado extraer que, los trabajadores y las trabajadoras huyen del país por falta de empleo y oportunidades, mientras que el número de militares y soldados va en ascenso y por si fuera poco el Estado entra aceleradamente en un endeudamiento externo sin precedentes.

Pero las preguntas siguen también en aumento:

¿Cuántas carreteras podría construir el Estado si no existiera el ejército?

¿Cuántas escuelas se podría edificar el Estado si se dejara de invertir en el ejército?

¿A caso no sería mejor invertir en la formación de médicos y maestros en lugar de militares?

¿Cuántos nuevos empleos podrían crearse con el dinero que se invierte en armas y municiones?

Entonces surge la pregunta del millón: ¿Para qué y por qué debemos seguir manteniendo un ejército? Alguien por ahí seguramente gritará muy de manera enfurecida “para cuidar las bóvedas donde guardan los millones de dólares los banqueros y empresarios”. Riqueza que ha sido extraída a sangre y fuego, riqueza que huele a antidemocracia, riqueza con olor a muerte, riqueza teñida de lavado de activos, riqueza con sabor a corrupción, toda esa riqueza es protegida con los soldados y fusiles de un ejército por demás decirlo, criminal y asesino.

En mi calidad de ser humano, y justamente en el día internacional de las y los trabajadores comparto sin medias tintas la sagrada consigna popular que dice: “SI QUIEREN QUE LES CUADRE, PRIVATICEN A SU MADRE”.

2 comentarios en “Trabajadores, militares y Fondo Monetario Internacional

  • el septiembre 18, 2019 a las 8:25 pm
    Permalink

    Pretty section of content. I just stumbled upon your site and in accession capital to assert that I acquire
    actually enjoyed account your blog posts. Anyway I will be subscribing to your feeds and even I
    achievement you access consistently rapidly.

    Respuesta
  • el septiembre 7, 2019 a las 9:19 am
    Permalink

    It’s very easy to find out any matter on net as compared to books, as I found this post at this web page.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.