Jefe de las FF.AA. y ministro de Seguridad de Honduras cómplices de Tony Hernández: Santos Orellana

Publicidad

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El jefe de las Fuerzas Armadas y el secretario de Seguridad, René Orlando Ponce Fonseca y Julián Pachecho, respectivamente, fueron cómplices de Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández, en sus actividades de narcotráfico.

Lo anterior fue denunciado ante medios de comunicación por Santos Orellana Rodríguez, un capitán del ejército hondureño que fue expulsado de la institución castrense por haber denunciado en el 2016, al hermano del gobernante hondureño, que hoy guardia prisión en una cárcel de Nueva York, acusado por cargos de narcotráfico.

Las declaraciones de Orellana Rodríguez, confirman las versiones vertidas recientemente en la Corte Sur del Distrito de New York por Santos Peña, un informante de la DEA que testificó en el juicio contra los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores acusados de tráfico de drogas a Estados Unidos. El testigo aseguró haberse reunido con Pacheco Tinoco para coordinar la seguridad del paso del cargamento de cocaína proveniente de Colombia y Venezuela.

Publicidad

Noticia Relacionada: Testimonios nuevamente involucran a Julián Pacheco con el narcotráfico

FF.AA. trasegaba con la droga

Al ser abordado por medios de comunicación, Santos Orellana Rodríguez, reveló que aeronaves de la Fuerza Aeronaves de la Fuerza Aérea, comandos de las Fuerzas Armadas y lanchas de la Fuerza Naval de Honduras, fueron utilizadas para trasladar la droga de la zona de La Mosquitia a Iriona y Limones en Colón y hasta una unidad militar localizada en Ocotepeque.

Santos Orellana Rodríguez

“Me siento, sinceramente, triste por esta situación, porque hay que esperar que un país como Estados Unidos venga a juzgar algo que nosotros ya teníamos conocimiento”: Santos Orellena Rodríguez.

El militar manifestó que la información fue del conocimiento del Ministerio Público desde hace dos años cuando él comenzó a denunciar sobre el tráfico y la operación de capos de la droga en el territorio hondureño, pero lastimosamente las autoridades no procedieron a presentar las acusaciones contra los involucrados.

“Muchos hondureños no creían en esto porque estábamos implicando al hermano del Presidente, al ministro de Defensa y al jefe del Estado Mayor Conjunto de esa época”, expresó.

Publicidad

Todo era del conocimiento de la cúpula militar

Orellana Rodríguez aseveró que las actividades ligadas al narcotráfico eran del pleno conocimiento de la cúpula militar e incluso citó que durante el gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) nombraron a un general como jefe de la Fuerza Naval que estaba involucrado en el narcotráfico. Dicho militar, que además fue inspector de las Fuerzas Armadas, fue relevado en el cargo, supuestamente, por enfermedad, pero curiosamente después fue ascendido a general de división, refirió.

Añadió que el militar fue separado de su cargo ante el reclamo de Estados Unidos porque la DEA tenía información sobre su participación en el narcotráfico. Ante dicha situación, el capitán manifestó que muchas veces no comprende porque en Honduras pasan tantas cosas con el conocimiento de las autoridades y éstas no proceden.

“A veces a uno le da tristeza escuchar, por ejemplo, al jefe del Estado Mayor Conjunto el general Ponce Fonseca, decir que él no estaba enterado de las actividades del hermano del presidente”.

Con énfasis se respondió que Ponce Fonseca si estaba enterado de lo que estaba haciendo Tony Hernández, porque “él estuvo asignado en la Guardia de Honor Presidencial y fueron las personas que asignaron y enviaban informes periódicamente, con qué personas se reunía el hermano del presidente, con Leonel Rivera Maradiaga…con un montón de autoridades”.

Publicidad

Señaló que el narcotráfico era manejado por la familia del Presidente, quien desde su función como jefe de las Fuerzas Armadas, estaba a la altura de un capitán para autorizar un helicóptero o una lancha para ser utilizada en el narcotráfico.

Julián Pachecho

Por otra parte, apuntó que es inconcebible que el actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, niegue que conocía el involucramiento de la familia presidencial en el narcotráfico porque antes de asumir en dicho cargo se desempeñaba como jefe de Inteligencia del Estado.

Julián Pacheco

Añadió que no le sorprende que el funcionario haya sido mencionado en una corte estadounidense por un informante de la DEA.

Para Santos Orellana Rodríguez es obvio que Pacheco Tinoco esté relacionado con el narcotráfico, por lo que se hace la pregunta si el presidente de la República procederá a su destitución para proceder a investigarlo, “como lo hicieron conmigo en el 2016 por haber mencionado que el hermano del presidente era narcotraficante”.

Hora feliz

Publicidad

Por otra parte, reveló que en una ocasión cuando se encontraba en La Mosquitia le ofrecieron 50 mil dólares para que colaborara con una actividad para el trasiego de droga, a la cual—dijo —se negó e incluso reportó con el general Arteaga, actual jefe de la Guardia de Honor Presidencial.

Comentó que cuando estuvo asignado en La Mosquitia fue cuando descubrió la corrupción y la participación de las Fuerzas Armadas en el narcotráfico con la conexión con políticos.

Dijo que en ese entonces se le informó que había “una hora feliz en los radares”, instalados en La Mosquitia para detectar el trasiego de drogas.

“La hora feliz era para poder entrar los aviones. En ciertas ocasiones estuve donde se manejaba un radar y salía la traza de Colombia o de Venezuela y decía siete horas para entrar al territorio hondureño y lastimosamente cuando entraba al territorio hondureño perdíamos la visibilidad”, narró.

Publicidad
Compartir

Este sitio web utiliza cookies.