Tony Hernández no fue a la playa

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

El hermano de uno de los hombres más ricos de Centro América, Tony Hernández lleva ya dos vacaciones consecutivas (navidad y semana santa), sin poder abandonar su condición de acusado en los Estados Unidos, bajo cargos muy graves, según las leyes de ese país.

Algunos guardábamos la esperanza que la prensa en Honduras llevaría a cabo verdaderas investigaciones periodísticas sobre este caso, pero no fue así, el silencio ha sido más que total, pequeñas notas aparecen en la Prensa, La Tribuna y El Heraldo cuando Tony es presentado ante el juez Kevin Castel, tal como ocurrió la última vez, una fotografía y un escaso texto es toda la información, luego después, el silencio se apodera nuevamente sobre este tema de tanta relevancia para la sociedad hondureña. La sombra de la auto censura se deja sentir nuevamente.

Quien paga al músico, elige la canción.

En palabras menos subidas de tono, quien paga a la prensa decide la extensión de la noticia; en América Latina es ya una costumbre que desde la silla presidencial se decide que es noticia o no, Honduras no creo que sea la excepción, caso contrario ya tendríamos en nuestras manos entrevistas publicadas sobre el caso de Tony, supongo que fiscal general Oscar Chinchilla tiene mucho que decir sobre el tema, el Ministro de seguridad Julián Pacheco Tinoco, también creo, tiene muchos cosas por revelar, en fin, no cabe duda que la prensa conocida popularmente como tarifada tiene delante de si mucho trabajo por hacer, claro está, si esta no tuviera enredos económicos con casa presidencial.

La interrogante es la esencia de todo buen periodista, por lo tanto y de manera particular, no creo que los periodistas de los tres periódicos anteriormente mencionados estén escasos de interrogantes sobre el caso de Tony, pero por si esa fuera la razón, entonces creo que las siguientes preguntas bien podrían contribuir en algo, para que los amigos periodistas comiencen por hacer su trabajo.

Nota relacionada Las amargas cadenas de Tony Hernández

¿Cuánto conoce la fiscalía sobre el caso de Tony?

¿Existe comunicación directa entre la fiscalía y la DEA luego de la captura de Tony?

¿Hay intercambio de información entre el fiscal Oscar Chinchilla y el Juez Kevin Castel?

¿Quién y con qué recursos pagan la defensa del implicado?

¿Ha solicitado el fiscal hondureño alguna reunión con la defensa de Tony?

¿Qué sabe y que no sabe el ministro Julián Pacheco sobre la supuesta implicación de Tony con el narcotráfico?

¿Está implicado el Ministerio de Seguridad en el trabajo de investigación que realizó la DEA?

¿Existió cruce de información entre el Ministerio de Seguridad y la DEA para llevar a cabo la captura de Tony?

De todas estas preguntas se desprende fácilmente que, existen mucho más interrogantes que respuestas, lo que significa que los amigos periodistas tienen por delante una tarea bastante grande por realizar, solo que existe un pequeño impedimento para la realización de este trabajo: Casa Presidencial y los dueños de los tres periódicos en mención.

Compartir Artículo

21 comentarios sobre “Tony Hernández no fue a la playa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *