¿Hay salida a la crisis en Honduras? (Segunda y última parte)

México

Por: Marlin Oscar Avila

Las opciones y los vacíos políticos actuales

Algunos indicativos hacen creer que en Honduras se ha conformado una dictadura similar a las dictaduras de los ochentas: la de Perú con Fujimori, o actuales, apellidados como “democráticos” como la de los Ortega en Nicaragua; Netanyahu en Israel, y en algunos rasgos monárquicos como con Mahamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, y otros que surgen al amparo o no de los Halcones en la Casa Blanca de Washington. Son países donde la impunidad, corrupción, el crimen organizado y los abusos de autoridad están a la orden del día. Algunos analistas piensan que la dictadura catracha no llega ni a ser un proyecto político a largo o mediano plazo, sino a un equipo de criminales, vestidos de políticos, astutos usurpadores del poder, sin ningún escrúpulo para robar hasta la saciedad lo que pertenece al pueblo. Es por esto que se ha roto el récord de asesinatos de civiles, aun en territorios en estado de guerra. Si esto es así, Honduras está al lado de la peor de cualquiera de las dictaduras políticas en el globo terráqueo.

La separación de poderes entre la Corte Suprema de Justicia, el Congreso y el Ejecutivo, en el caso hondureño, se ha venido denunciando como inexistente, desde que el poder está concentrado en el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS), establecido por el decreto legislativo No. 2392011 en el 2011, presidido entonces por el presidente actual de la “República”[1].

Desde allí se emanan las directrices que definen las principales políticas a seguir en toda la institucionalidad del país. En ocho personas que encabezan esos poderes, incluyendo a los Secretarios de Seguridad y Defensa, esta hegemonizado el poder de todo el Estado y, desde luego, quien preside este pequeño grupo, es quien dirige sin menor discusión los lineamientos del Estado completo. Es así como la misma Constitución, en su artículo 287, da pie para que luego, un grupito de funcionarios convierta el poder político “democrático” en una dictadura, aunque mantenga en su discurso, las expresiones de una democracia en funciones. Siendo que ahí están el Fiscal General y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, no se puede esperar más que un comportamiento mafioso.

El golpe de Estado de junio del 2009, además de las jugadas políticas y económicas mafiosas posteriores del líder liberal Roberto Mitcheletti Bain, incluidas las dos últimas elecciones fraudulentas,[2] sin cumplimiento alguno de las promesas de campaña, apoyados por Washington, ha llevado al pueblo hondureño a una creciente insatisfacción hacia sus gobernantes y las instituciones del Estado[3].  Los nueve años con cuatro meses posteriores al golpe de Estado han sido de significativos intentos de cambios de gobernantes[4] por parte de amplios sectores sociales y partidos en la oposición,[5] sin lograr trascender más allá de momentos de esperanzas que luego se convirtieron en la frustración de propuestas políticas, con centenas de asesinatos, prisioneros y exilados políticos. Esta frustración convertida en enojo, inunda las redes sociales con el descrédito aligerado, la ofensa y descalificación de quienes tratan de encontrar una salida alterna al posible éxodo masivo de una más significativa cantidad de ciudadanos, niños y niñas, profesionales, e incluso empleados que no logran superar los sueldos de hambre que les dan las patronales.  La mente estrecha de miembros del PN quieren hacer creer que este éxodo en caravanas es promovido por el partido de oposición Libre, por lo que entre más “dis que militantes de Libre” salen, son menos los votos de la oposición al PN.

Ese escenario ha llevado a grupos sociales a desilusionarse de quienes han liderado los movimientos y partidos políticos dentro de la oposición, por ser incapaces de evitar los fraudes y las negociaciones que les ha fragmentado, pese a las propuestas de unificación de los partidos progresistas en un solo bloque, proyecto que dejó de atraer luego de la fugaz existencia de la Alianza Opositora Contra la Dictadura.

En los últimos meses hemos visto, no sólo el desarme de los esfuerzos de unidad entre partidos y movimientos políticos, también la fragmentación de partidos de la oposición como Libertad y Refundación (LIBRE), los que están atravesando reducción de credibilidad de sus líderes que hacen dudar que sean una alternativa. No se trata de inexistencia de probables líderes, se trata de ausencia de propuestas estructuradas, proyectos creíbles y de definir mejor los criterios para su selección.  Aun cuando hay un ambiente muy emotivo que descalifica cualquier esfuerzo político serio y realista, se debe tener propuesta creíble. Por ejemplo, debería existir un análisis histórico que brinde un diagnóstico del origen de los círculos sociales y actores que han ocupado el poder político desde 1982, después de una constituyente, cuando se cree haber iniciado la instalación de gobiernos civiles, o no militares.[6] Tener una explicación de cómo y porqué surgen esos nuevos gobiernos, los orígenes sociales y económicos, como de sus inicios en la política, ayuda a definir criterios para saber las fuentes sociales, económicas y políticas de adónde no debe y adónde sí es recomendable extraer a futuros gobernantes y burócratas. Una reseña y caracterización de esta índole puede ayudar a conocer, por ejemplo, cómo creció la figura del actual presidente, sus orígenes y cómo se llega a conformar una familia con poderes absolutos, acusados de liderar carteles de la droga[7]. Si no sabemos cómo se llega a tener un dictador o un liderazgo como el de Manuel Zelaya quien ha sobrevivido lo que ningún estadista centroamericano ha pasado, pero que aún nueve años después mantiene un liderazgo y una especie de carisma indiscutible, al no hacer ese recuento analítico, se mantendría el riesgo de otro fracaso de elevadas consecuencias para el país. En esto ayuda el saber hasta en qué escuelas, colegios y universidades se educaron estos personajes, su círculo de amigos/as y su forma de adquirir el capital que poseen.

Cualquier crisis dentro de la oposición favorece a la actual administración de gobierno que, además, ha caminado de la mano de Washington. De acuerdo con algunos medios, las élites gobernantes y empresariales, incluyendo a oficiales del ejército nacional, están involucrados en alta corrupción[8] y en la narco actividad en grande[9], mucho liderado por el hermano del presidente, el señor Antonio (Tony) Hernández[10], sin dejar de lado a la difunta hermana del presidente, doña Hilda Hernández, quien manejaba muchos negocios ilícitos.[11] No cabe dudas que el conflicto y amenaza guerrerista de Washington contra Venezuela[12] y, ahora contra Nicaragua, contribuye a que Juan Orlando Hernández se aproveche para llevar agua a su molino, siempre cumpliendo muy obedientemente las órdenes que emanan sus jefes desde el Departamento de Estado en EUA.  Su último movimiento es hacia convertir las críticas directas hechas por el presidente elegido de El Salvador, Armando Bukele Ortez, en una “defensa a la patria”, algo que no extraña en su desbordado cinismo habitual. Mientras sus tropas persiguen, detienen, asesinan jóvenes y reprimen a la ciudadanía que se manifiesta en diferentes zonas del país, él exhibe sus aviones de guerra y da una gira turística, grabada y publicada en las redes sociales, por las tierras del Golfo de Fonseca.

Nota relacionada ¿Hay salida a la crisis en Honduras? (primera de dos partes)

Los medios corporativos contribuyen en mantener la ingenuidad de la ciudadanía entreteniéndole con futbol y novelas diariamente a hombres y mujeres; con un ejército completamente involucrado en lo ilícito, volcado hacia el gobierno acusado de narcotráfico, por las significativas prebendas que sus altos oficiales logran, salvo un grupo clandestino de oficiales y ex oficiales intermedios que tratan de rescatar el prestigio y la moral de las FFAA. Así las cosas, al pueblo trabajador hondureño, víctima del peor gobierno en décadas, no le quedan más que dos opciones: luchar en las calles contra la dictadura hasta lograr su caída o, salir huyendo del país a como dé lugar. En una lucha campal, estilo chalecos amarillos europeos, seguramente un nuevo liderazgo aparecerá, con mejores criterios de selección. Es de esa lucha campal de donde se podría extraer a un nuevo y verdadero liderazgo político, puesto que esta sociedad tiene muy valiosas personas, comprometidas con lograr una Honduras que permita una mejor calidad de vida. Es asunto de perder ese miedo cultivado por el sistema dominante. Desde luego, esta lucha por los cambios estructurales incluye el rompimiento o fraccionamiento de la argolla que conforma el Consejo de Seguridad Nacional. También incluye el persuadir a la Comunidad Internacional de desistir con su apoyo a esta dictadura, aun cuando nadie ignora el doble racero que mantiene la cooperación internacional.

[1] Ese término entrecomillado, pues una en una verdadera REPÚBLICA, el poder descansa en el pueblo, y éste delega el poder en tres instituciones esenciales que se convierten en el poder Legislativo (Congreso), Judicial (Corte Suprema de Justicia) y el Ejecutivo (el presidente y su Gabinete de ministros).  

[2] http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/12/18/fraude-electoral-en-honduras-el-grito-silencioso/

[3] https://www.laprensa.hn/honduras/tegucigalpa/428399-98/elecciones-2013-seguidores-de-libre-salen-a-protestar-a-las-calles-de https://presencia.unah.edu.hn/noticias/en-honduras-hay-poca-confianza-en-las-instituciones-segun-encuesta-de-percepcion-del-iudpas/

[4] https://criterio.hn/2017/08/24/conozca-plan-gobierno-la-alianza-opositora-la-dictadura/

[5] https://www.elheraldo.hn/pais/1169345-466/alianza-de-oposici%C3%B3n-anuncia-comandos-de-insurrecci%C3%B3n-en-las-calles

[6] https://www.elheraldo.hn/especiales/eleccionesgenerales2013/historia/presidentesperiododemocratico/

[7] Reflexión hecha el domingo 31/3 con dos buenas amistades en un café.

[8] https://www.laprensa.hn/honduras/1200505-410/caso-pandora-diputados-honduras-sag-corrupcion-lavado-activos-

 

[9] https://www.laprensa.hn/honduras/1056810-410/militares-daban-seguridad-e-informaci%C3%B3n-de-radar-a-los-cachiros; https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/colusion-del-ejercito-de-honduras-con-narcotraficantes-continua-existiendo-informe/

 

[10] https://tiempo.hn/fiscalia-revela-las-confesiones-de-tony-hernandez/

http://www.elpais.hn/2019/01/04/niegan-a-tony-hernandez-defenderse-en-libertad/

https://www.nytimes.com/2018/11/26/world/americas/honduras-brother-drug-charges.html; https://tiempo.hn/fiscalia-revela-las-confesiones-de-tony-hernandez/

http://www.elpais.hn/2019/01/04/niegan-a-tony-hernandez-defenderse-en-libertad/

https://www.nytimes.com/2018/11/26/world/americas/honduras-brother-drug-charges.html

[11] http://elperiodico.hn/2018/11/26/abogado-omar-menjivar-hilda-hernandez-dirigia-saqueos-de-fondos-publicos/

[12] https://actualidad.rt.com/actualidad/306784-eeuu-sanciones-venezuela-resolucion-ayuda-humanitaria

https://canal6.com.hn/washington-afirma-que-anunciara-mas-sanciones-contra-venezuela.html

http://www.latribuna.hn/2019/02/20/ortega-tiene-los-dias-contados-dice-asesor-de-seguridad-nacional-de-trump/

 

Compartir Artículo

6 comentarios sobre “¿Hay salida a la crisis en Honduras? (Segunda y última parte)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *