¿Hay salida a la crisis en Honduras? (primera de dos partes)

México

Por: Marlin Oscar Avila

La involución de la sociedad hondureña en los últimos 10 años pareciera seguir en caída libre. Sin opción para las grandes mayorías, más que seguir expresando su disgusto por las redes, como un recurso terapéutico; manifestarse públicamente aún a sabiendas que las fuerzas militares y policiales tienen orden de reprimir y hasta asesinar a quienes lo hagan; y, organizando caravanas hacia México y Estados Unidos, como opción de búsqueda de mejores oportunidades. Desde luego, hay quienes prefieren no ver, no saber y menos expresar el disgusto que causa las condiciones de su entorno, esperando, cómodamente: “que el Dios Todopoderoso sea quien cambie la situación.”

Y pareciera que, de acuerdo con las estadísticas oficiales generadas desde la propia Secretaría de Seguridad, el suicidio se posiciona como otra opción viable a la salida de la crisis que viven miles de hondureños. Más de 45 personas se han quitado la vida en lo que va del 2019. Se trata de un promedio de un caso al día. Se presumen sus causas, pero es un tema que aún falta por estudiarse con profundidad[1].

Los 30 productos de la canasta básica alcanzan un monto 15 mil 300 lempiras mensuales[2], en contraposición con un salario mínimo promedio 9 mil 443. 24. Y estos 30 productos terminan no teniendo razón de haberse seleccionado, si las distribuidoras, en especial, los supermercados, les cobran el IVA. Por otro lado, están las micro y pequeñas empresas sin capacidad para una sostenibilidad de sus negocios, los cuales se ven obligados a cerrar, tanto por la ausencia de políticas financieras apropiadas, como por las políticas de Estado, en cuanto Honduras es, junto con Nicaragua, donde se pagan más altos tributos.[3] Si encima de esto, existe la extorción de las maras quienes cobran tributos “de guerra”, en contubernio con las autoridades policiales y civiles, ningún negocio se puede sostener.

Los servicios básicos de salud (sanidad)[4] y educación para la sociedad hondureña, por otro lado, han dejado mucho por desear, y van de mal en peor. No se han llegado a reestructurar y modernizar, desde hace más de 50 años, pero sí ha habido promesas de su modernización en cada uno de los gobiernos[5]. Cada impulso de los políticos con propósito de “modernización”, se reduce a la profundización de la privatización de esos servicios, que, por otro lado, se encuentran inmersos en redes de corrupción que nadie desconoce, en las que se ven beneficiados los políticos y empresarios. El resultado: el encarecimiento a su acceso a la masa de trabajadores.

Honduras tiene un crecimiento vegetativo del 1.64% (datos de 2016)[6]. Si se promedia que en abril del 2018 había 9 millones 012 mil 229 habitantes, ahora tendríamos una población de 9 millones 160 mil 030 habitantes. En el 2016, el Banco Mundial (BM), dijo que Honduras es un país de ingreso medio-bajo que se enfrenta a desafíos significativos, con cerca del 60. 9% de la población viviendo en la pobreza en 2016. En zonas rurales, aproximadamente uno de cada 5 hondureños vive en pobreza extrema (menos de US$1. 90 al día).

Dos años después (2018), el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), daba a conocer que la pobreza había aumentado casi los ocho puntos porcentuales más: “Los datos del INE señalan que las personas en condición de pobreza representan el 68 por ciento de la población, más de seis millones de personas.” Además, informó que “…de este colectivo, el 44%, es decir, 3. 9 millones viven en la pobreza extrema, a lo que se suma otra realidad: el subempleo que es de 56% y del total de asalariados, el 75% recibe menos de la remuneración de subsistencia[7]”, lo que resulta en una fuerte explotación económica de la clase trabajadora.

Otro escenario que permite visibilizar la crisis en el país, es el éxodo colectivo de migrantes. Hasta antes de este fenómeno, el éxodo hacia EUA era manejado, exclusivamente, por traficantes (coyotes) de personas (unas 300 personas por día pagan cada una entre 5 mil y 6 mil dólares al coyote)[8], pero a partir del 13 de octubre del 2018, con la modalidad de grupos de autoprotección, de manera libre, muchas en núcleos familiares se han sumado hasta 7 mil migrantes[9]. La penúltima caravana, con más de mil personas, salió el 21 y 22 de enero de 2019 y a mediados de febrero[10]

Las cifras de migrantes que tradicionalmente han salido del país, se afirma que son 1,500 por día. Así es que en los 102 días cumplidos el viernes, ciento cincuenta y tres mil (153,000) habría abandonan su país por razones de inseguridad, desempleo, impunidad, corrupción y desprotección social. Hay muchas más familias que anhelan abandonar el país, pero no lo hacen por las condiciones actuales en las que subsisten o por no estar dispuestos a pasar los riesgos que eso implica, no obstante, cada vez más familias aceptan el reto diariamente.

Nota relacionada Crisis política y violación de derechos humanos continúa con apoyo de EE.UU y Canadá

Esta migración, junto a la de Guatemala y El Salvador, hacen que el gobierno de Washington pierda su cordura y amenace, no solamente con levantar un muro en su frontera sur e incluso cerrar por un tiempo el tránsito con México, donde pasan miles de millones de dólares semanalmente, pero con cortar la ayuda económica que ha brindado el último inquilino de la Casa Blanca, a los tres países del extremo norte centroamericano, que según ellos ronda los mil trescientos millones de dólares.[11] Lo que no parece admitir el equipo que gobierna a EUA, es su responsabilidad con lo que ocurre en estos países centroamericanos. Hasta el más sencillo ciudadano sabe que detener o reducir la creciente cantidad de migrantes hacia el norte, no se logra colocando muros, pero sí combatiendo las causas que la provoca. O como pareciera escucharse en toda la región, “se cambia y eligen mejores gobiernos, para acabar con esta pesadilla”, algo que se inició ya en El Salvador.

[1] https://wp.radioprogresohn.net/alarmantes-cifras-de-suicidio-en-honduras/ https://criterio.hn/2019/02/23/honduras-reporta-2750-suicidios-en-los-ultimos-ocho-anos/

[2] https://criterio.hn/2018/07/14/canasta-basica-de-honduras-entre-las-mas-caras-del-mundo/

[3] https://criterio.hn/2018/07/14/canasta-basica-de-honduras-entre-las-mas-caras-del-mundo/

[4] . De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el desempeño de los sistemas nacionales de salud Honduras ocupa la posición 131 de 191 países [5]. La importancia de contextualizar el rol del Estado en el sistema de salud radica en que sólo 2.9% de la población está cubierta por seguros privados [6 http://www.archivosdemedicina.com/medicina-de-familia/situacin-del-sistema-de-salud-en-honduras-y-el-nuevo-modelo-de-salud-propuesto.pdf

[5] https://www.elheraldo.hn/pais/1155919-466/gobierno-de-honduras-buscar%C3%A1-modernizar-salud-y-educaci%C3%B3n

[6] https://www.indexmundi.com/es/honduras/tasa_de_crecimiento.html

[7] https://www.oncenoticias.hn/la-onu-confirma-que-honduras-recayo-tres-puntos-en-los-indices-de-pobreza-extrema/

[8] https://www.nytimes.com/es/interactive/migracion-coyotes-contrabando/https://www.laprensa.hn/honduras/1153842-410/honduras-migrar-migrantes-eua-migraciones-indocumentados-

[9] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45978111

[10] https://www.oncenoticias.hn/reportan-nuevo-exodo-masivo-de-hondurenos-hacia-ee-uu/

[11] CNN 31 de marzo, 1 de abril de 2019

 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *