La MACCIH un instrumento político de los Estados Unidos

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín 

De principio a fin sostuve que la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras MACCIH, fue creada como un instrumento desmovilizador de la sociedad, es decir, las manifestaciones sociales en todo el país contra la corrupción iban cada vez en aumento, y lógicamente colocaban al gobierno de Juan Orlando Hernández en una situación nada positiva, pero lo más importante a tener en cuenta es que, el incremento de las protesta social daba visos de un desborde que podría desencadenar en actos violentos y poner en riesgo la continuidad del gobierno; naturalmente los norteamericanos no estaban en disposición de perder esta pieza clave para sus intereses en la región latinoamericana, no justamente cuando EE. UU. le ha declarado la guerra a todos aquellos países que se niegan a obedecer órdenes, tal como es el caso de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y otros.

Pasados unos cuantos meses luego de la creación de la MACCIH, fue evidente que las manifestaciones contra la corrupción decayeron casi en su totalidad, creo sin lugar a equivocarme, que fue en verdadero error, pues no se comprendió cuál era la jugada política de los Estados Unidos en complicidad con la Organización de Estados Americanos OEA, las aguas volvieron a su cauce, y la MACCH no dudo un solo segundo en presentar su primer trofeo, me refiero al caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social IHSS, con la supuesta captura por parte del gobierno hondureño y posterior proceso judicial en el que fue encontrado culpable el ex director de este instituto Mario Zelaya, se desarrolló todo un proceso mediático, con el objetivo de hacer creer que a los corruptos les había llegado la hora.

El supuesto combate a la corrupción con el respaldo de la MACCH le sirvió en bandeja de oro a Juan Orlando Hernández la oportunidad de llevar a cabo la segunda fase de su plan, quedarse en el poder por cuatro años más, con el total beneplácito de los Estados Unidos, los países neoliberales de Europa y naturalmente con la aprobación de la OEA.

En adelante, la MACCIH se convirtió en un espectáculo mediático, desplegando a los cuatro vientos supuestas investigaciones contra toda una mafia de corruptos enquistada en el gobierno de Juan Hernández, pero con una particularidad muy singular, en el gobierno de JOH todos o casi todos son corruptos, menos el presidente. Decenas de funcionarios públicos acusados por actos de corrupción han desfilado por los tribunales de justicia, y hoy día estos continúan no sólo en libertad, lo más curioso de todo es que siguen ocupando sus cargos dentro del gobierno impostor.

nota relacionada La MACCIH decepciona porque no da resultados contundentes contra la corrupción

No satisfecha con lo anterior, la MACCIH ha continuado con el espectáculo mediático, la captura de la mujer del expresidente Porfirio Lobo Sosa ha sido muy bien explotada mediáticamente, con la finalidad de hacerle creer a la población que se ha golpeado sensitivamente la corrupción en Honduras, en pocas palabras, los empleados de la OEA han creado mentiras mediáticas con apariencia de verdad, mentiras que a todas luces buscan favorecer y sostener al dictador Juan Hernández en el poder.

Con lo anterior fácilmente se puede inferir que la vida útil de la MACCIH llegó a su fin, veamos cual es la razón que me lleva a asegurar esto, hace unos pocos días el gobierno de Donald Trump soltó la tan esperada lista de corruptos en Honduras, pero la misma se convirtió en un balde de agua fría para los ingenuos políticos de oposición, quienes creían firmemente que Juan Hernández y todos sus secuaces encabezarían tal listado, la tan ansiada revelación Magnitsky no paso de ser un panfleto publicitario de esos que sabe elaborar el Departamento de Estado.

¿Pero cuál es la relación entre la MACCIH y la lista Magnitsky? 

Aclaremos esta relación con un par de palabras sencillas, la lista Magnitsky intenta hacer creer que ya los corruptos en Honduras están en la cárcel, por lo tanto, ya no existe motivo alguno para que la MACCIH continúe en Honduras.

Ahora bien, detrás de todo lo anterior viene lo peor.

Estados Unidos no querrá naturalmente, echar por la borda todo lo construido políticamente con la obediencia de Juan Hernández, por tal razón, es lógico pensar que con anticipación se está allanando el camino para dar continuidad al plan trazado desde el Departamento de Estado, es decir, continuar con la dictadura del Partido Nacional, aunque no necesariamente sea el actual dictador el que continúe en casa presidencial.

En conclusión, la MACCIH sirvió exclusivamente para desmovilizar a la sociedad y a la vez para afianzar un proceso antidemocrático en Honduras.

9 comentarios en “La MACCIH un instrumento político de los Estados Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.