¿Son los pastores evangélicos mafiosos y charlatanes?

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

En un país como cualquier otro que sufre penurias económicas en la mayor parte de su población y además, un severo atraso educativo, existen enormes oportunidades para que charlatanes y mafiosos hagan de las suyas, estos encuentran la fórmula perfecta de abandonar la pobreza de la noche a la mañana sin mucho esfuerzo, con una biblia y cuatro paredes emprenden su propia empresa regularmente familiar y, en un abrir y cerrar de ojos poseen enormes propiedades, lujosos automóviles y jugosas cuentas bancarias; entonces nos asalta la pregunta ¿Quién les dio todo eso? Y ellos como expertos en la mentira nos dan la más reducida de las respuestas: TODO LO QUE TENGO ME LO DIO EL SEÑOR.

Con esa respuesta, los charlatanes y mafiosos creen ocultar de manera perfecta sus picardías, en otras palabras, nos colocan ante la fe o la no creencia de una fuerza superior y divina y, obviamente si nosotros somos creyentes de esa fuerza divina oculta siempre al ojo humano, pues entonces, seguramente no nos queda otro camino más que creer en lo que nos afirman: EL SEÑOR LES DIO LUJOSOS VEHÍCULOS, CUENTAS BANCARIAS Y SENDAS PROPIEDADES.

Pero si queremos destartalar las mentiras de los pastores mafiosos y charlatanes pongamos manos a la obra; Eduardo Durán Castro es el nombre de la más grande personalidad evangélica en Chile, el año pasado la Brigada de Delitos de Lavado de Activos (Brilac) de ese país lo investigó por la tenencia de ocho vehículos de lujo y doce propiedades valoradas en $ 1.152 millones, pero la cosa no termina ahí, a continuación, pasemos a la segunda parte de este caso:

Esta investigación escandalosa se da en un contexto en donde la iglesia evangélica comienza a intentar posicionarse cada vez más en la política, lo que se puede ver a nivel nacional con la marcha de odio convocada por las iglesias evangélicas, Acción Republicana del ultraderechista José Antonio Kast, y los grupos proto-fascistas como Acción Identitaria y el Movimiento Social-Patriota “contra la identidad de género”; o en grupos como Las Águilas de Cristo, quienes figuran en una lista común con los grupos derechistas Renovación Nacional y la Centro Derecha Universitaria en la federación de estudiantes de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, así como también en la llamada “bancada evangélica”.

Las conclusiones sáquelas usted amigo lector.

Ahora bien, pasemos a un segundo caso, pero esta vez en Brasil:

La iglesia evangélica fue un sector que volcó sus fuerzas para concretar el triunfo de Bolsonaro en Brasil. De esta forma consolidar el golpe institucional poniendo a la cabeza a quien avala las dictaduras y torturas. Por medio de esta alianza buscan imponer su moral conservadora resguardando al mismo tiempo los intereses empresariales. Es así como uno de sus líderes asumirá como ministro de la Familia.

Pero no nos quedemos con estos dos ejemplos, vayamos entonces a Guatemala.

“El pastor guatemalteco Carlos “Cash” Luna afirmó que se puso a disposición del Ministerio Público tras ser acusado por el medio estadounidense Univisión de recibir dinero de la narcotraficante Marllory Chacón…el templo de Casa de Dios en Ciudad de Guatemala, con capacidad para 12.000 personas, tuvo un costo de 45 millones de dólares, según dijo el propio Luna a la cadena BBC.

¿Alguno de los lectores tiene idea de lo que son 45 millones de dólares? Naturalmente no son poca cosa y como tal, es poco creíble que la “feligresía” de esta iglesia pudiera reunir semejante cantidad; bien es como dice aquel viejo refrán: CUANDO EL RÍO SUENA ES PORQUE PIEDRAS TRAE.

Ahora resulta que en Honduras los mal llamados “pastores evangélicos” también quieren ser políticos de profesión, es decir, quieren formar su propio partido político, particularmente y después de conocer tantos y tantos ejemplos de pastores evangélicos mafiosos y charlatanes en toda América Latina, no creo que los “pastores” en Honduras tengan buenas intenciones, más bien me atrevo a pensar que detrás de la posibilidad de crear un partido político evangelista, exista toda una confabulación en marcha con miras a permitir que todos los actos criminales cometidos por funcionarios públicos queden en total impunidad.

No debemos olvidar el acercamiento permanente que ha tenido Juan Orlando Hernández con los denominados “pastores evangélicos”, tampoco debemos olvidar que, pese a todos los actos de corrupción, lavado de activos y narcotráfico, la mal llamada “reserva moral” como se autodenominan los pastores no se han pronunciado en contra de todos estos actos criminales, más bien, han guardado un profundo silencio en señal de fidelidad, compromiso y complicidad con el actual régimen.

 

Fuentes:

http://www.laizquierdadiario.cl/Pastor-evangelico-en-la-mira-por-presunto-lavado-millonario-de-activos

https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201812131084096655-pastor-de-guatemala-acusado-de-recibir-dinero-narco/

Compartir Artículo

94 comentarios sobre “¿Son los pastores evangélicos mafiosos y charlatanes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *