MACCIH advierte peligro de quiebra de ENEE por contratos de energía limpia

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), urgió el lunes revisar los contratos de generación de energía limpia, que podrían representar costos adicionales o excesivos y conducir a la quiebra a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

El llamado lo hizo la funcionaria de la MACCIH, Ana María Calderón, en una conferencia de prensa en la que expuso el resultado de investigaciones sobre irregulares procedimientos seguidos en el otorgamiento de permisos de operación y contratos de suministro de energía a la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), que permitieron el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.
Calderón aseguró que la empresa DESA,  solicitó en 2011 una ampliación de la capacidad de generación de la hidroeléctrica Agua Zarca a 21 megavatios, aunque no era capaz de producirlos, pretendiendo beneficiarse presuntamente de precios mayores en la venta de energía a la ENEE.
“Ante estos hallazgos, la misión se permite sugerir que deben revisarse los contratos que aun se encuentran vigentes… la normativa que los regula, puesto que si se sigue con esta política energética se podría producir un desbalance del mercado que podría llevar a la quiebra a la ENEE”, dijo Calderón, quien es coordinadora de la División de Prevención y Combate a la Corrupción de la MACCIH,
Según la funcionaria internacional “es posible que todos los contratos atados a fuentes renovables, se encuentren bajo la misma modalidad”, agregó.
Sostuvo que DESA solicitó la ampliación, argumentando que incorporaría una tercera turbina, pero estudios técnicos sostienen que el caudal del río Gualcarque no es capaz, ni siquiera de impulsar una segunda turbina en los momentos de más alta precipitación.

Nota relacionada Congreso aprueba endeudamiento de la ENEE por L. 6.500 millones

La aprobación de este aumento en la capacidad de generación, que DESA no sería capaz de producir, representaría un aumento en la inversión de la empresa pero también en los ingresos por ventas de la compañía. “Esta inversión más allá del punto de eficiencia, solo puede justificarse con el hecho que este alto nivel de inversión se vería directamente reflejado en el precio que ellos iban a vender a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE)”, aseguró. 
Honduras profundiza desde 2010 el otorgamiento de estímulos para la construcción de proyectos de energía limpia, entre ellos hidroeléctricos, eólicos y solares en una política dirigida a disminuir la dependencia de la generación basada en hidrocarburos, según funcionarios.
Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *