OACNUDH condena la muerte de dos miembros de la tribu Tolupán

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La Oficina en Honduras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) exhortó este miércoles a las autoridades hondureñas competentes a realizar diligencias investigativas de forma pronta e imparcial, sobre los recientes asesinatos de los dirigentes de la etnia tolupan, Salomón Matute y Juan Samuel Matute, padre e hijo respectivamente.

Mediante un comunicado la instancia de las Naciones Unidas condenó el deceso violento de los indígenas, quienes fallecieron como consecuencia de heridas de armas de fuego, el lunes 25 de febrero en la comunidad de El Palmar, Locomapa, Yoro. Ambos eran beneficiarios de la medida cautelar MC 416-13 otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en diciembre del 2013.

Noticia Relacionada:Honduras: Asesinan a dos indígenas tolupanes que defendían su territorio

Según el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), organización de la que las victimas formaban parte, Juan Samael Matute era parte del Consejo Preventivo de la comunidad indígena, y su padre Salomón fue un defensor permanente de los derechos de su pueblo.

Mediante el texto, la OACNUDH expresa además su preocupación frente a las reiteradas denuncias sobre los ataques, amenazas y hostigamiento que enfrentan miembros de la tribu Tolupán de San Francisco de Locomapa por la defensa de sus tierras y recursos naturales ancestrales, razón por la cual la CIDH les había otorgado las medidas cautelares.

Recuerda también que en su informe sobre su visita a Honduras en noviembre de 2015, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas expresó su preocupación sobre la situación del pueblo indígena Tolupán debido a que en las últimas décadas alrededor de 100 líderes tolupanes habían sido asesinados. La Relatora también constató que miembros de la tribu Tolupán de San Francisco de Locomapa habían enfrentado persecución, criminalización y asesinatos por oponerse a actividades madereras, mineras e hidroeléctricas en sus tierras ancestrales.

Debido a esa situación, miembros de esta tribu han tenido que huir de sus comunidades en 2013.
La OACNUDH exhorta a las autoridades competentes a realizar las diligencias investigativas de forma pronta e imparcial, que permitan el esclarecimiento de las múltiples violaciones a derechos humanos que sufren las y los defensores de derechos humanos, incluso los defensores de los pueblos indígenas, así como la criminalización, las amenazas de muerte y en particular los recientes asesinatos de Salomón Matute y Juan Samuel Matute.

La organización insta al Estado hondureño a brindar justicia y reparación integral a las víctimas y sus familiares, teniendo en cuenta su pertenencia a un pueblo indígena.

Por otra parte, señala que la debida protección y garantía de los derechos de la tribu Tolupán de San Francisco de Locomapa y de otros pueblos indígenas del país sobre sus tierras y recursos naturales ancestrales representa una importante medida para prevenir estos sucesos de violencia.

En ese orden, insta a las autoridades del Estado correspondientes a que, de manera integral y de conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos en materia de pueblos indígenas, tomen medidas decisivas para resolver la problemática de conflictos sociales sobre tierras y recursos naturales que afecta a la tribu de San Francisco de Locomapa.

Al cierre del comunicado, la OACNUDH expresa su solidaridad con los familiares de las víctimas, con el pueblo Tolupan y con el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ)

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *