Choluteca un volcán en insurrección

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Como explicar este fenómeno social y político; ¿de que armadura están revestidos estos hombres y mujeres en rebeldía?, estos pequeños gigantes hijos de la rebelión no ceden un solo centímetro de terreno; puntuales están semana tras semana sin bajar la mirada, sin agachar la frente, sin doblar rodillas, ahí en las calles cuerpo a cuerpo, hombro a hombro, piedra en mano, como desafiando al todo poderoso narco Estado, sin vacilación alguna.

Si el poeta tuviera que elegir, no dudo pues que elegiría a Choluteca, para escribir los versos más encendidos, y sus letras por supuesto serían un poco más allá del color rojo, quizá llegando hasta el ardiente sol que lo quema todo, porque todo lo que está del lado del narco gobierno es ahora más que nunca es incendiable, y Choluteca ha comenzado ya el camino de fuego, para quemar para siempre la miseria impuesta por una oligarquía, políticos y un ejército por demás criminal.

Parece que los de esta tierra no le temen a la muerte, la enfrentan con la mirada puesta en alto; sus mujeres fieras leonas salen a las calles, con arrojo y valentía, no hay verde olivo que las detenga, no hay miseria en sus espíritus, no conocen la palabra temor, son como traídas de las entrañas de un volcán en insurrección, la sola mirada de estas leonas impactan las líneas enemigas, ellas, estas hijas de la rebeldía ya aprendieron a mantener firme la voz, sus gritos son ensordecedores, lo atraviesan todo, son algo así como un dardo clavado en el corazón del enemigo.

No son diputados, no son diputadas, no manejan discursos bonitos, no lucen ropa cara en búsqueda de una estúpida estética neoliberal, son la clandestinidad de la lucha, sus estrategias y tácticas vienen de la escuela de la calle; en su lenguaje se recoge la pureza del hablar, cuántas veces hemos escuchado: CHEPOS HIJOS DE PUTA, AQUI ESTAMOS Y NO NOS MOVERAN.

No anuncian con bombos y platillos acciones desteñidas, sus acciones son en sí mismas lucha inclaudicable, ellos y ellas quizá no sepan de REFORMAS ELECTORALES; no viven en el mundo de la ambigüedad, son piezas de acero, su accionar es mucho más persistente que las olas del mar, sus puños más fuertes que las rocas, de su espíritu la historia escribirá unos cuantos tomos que servirán como ejemplo para las nuevas generaciones.

Nota relacionada Pobladores de Choluteca vuelven a salir a las calles a exigir la salida de Hernández

Ellos y ellas no bailan al compás del enemigo, tienen su propio son, danzan en medio de las llamas sin temor a quemarse, porque saben que son hijos de la rebeldía y la rebeldía es fuego, sus llamas seguro estoy algún día menos pensado quemarán toda esta podredumbre en la que ahora los narcos oligarcas, políticos (TH) y militares tienen a esta Honduras de rodillas.

En Choluteca se respira aire revolucionario, el grito combativo es perenne, ahí en esa tierra la historia se escribe de manera diferente, pues no existe asomo alguno de que estos hijos e hijas de la rebeldía pretendan rendirse ante la envestida criminal de la dictadura.

Compartir Artículo

10 comentarios sobre “Choluteca un volcán en insurrección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *