Callar la verdad o matar el mensajero, acciones de esta dictadura: Wilfredo Méndez

El nivel de terror implantado en Honduras se va agudizar más porque este gobierno lo necesita para subsistir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Las acciones en que incurre la dictadura que gobierna Honduras tiene dos opciones para ocultar lo que está sucediendo: “callar la verdad o matar al mensajero”, dijo Wilfredo Méndez, director del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH).

Méndez señaló que hay una política de este régimen para imponer un narco dictadura en la cual callar la verdad o matar al mensajero es su misión. Esto en torno a la situación que está viviendo el periodista de Choluteca, Jairo López.

Los policías o militares no tienen misión de proteger al periodista o que este desarrolle su labor, sino que su función es acallar la verdad para subsistir, agregó Méndez.

En torno al caso de la diputada de Libre y excomisionada de policía María Luisa Borjas, dijo que este proceso muy bien articulado por parte de este Estado en razón de acallar a aquellos que quieran expresar cualquier abuso de un funcionario público o de un particular implicado en violación de derechos humanos, es el mecanismo judicial.

Este mecanismo judicial lo usan como extensión de este gobierno de terror, señaló el defensor de derechos humanos.

Vaticinó que de aquí en adelante lo que va a ocurrir es que la tuerca se va a apretar más, este gobierno va a ser mucho más sanguinario, va a perseguir más, va a direccionar más su persecución de periodistas claves e independientes y en contra de defensores, líderes sociales y políticos de la oposición.

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Callar la verdad o matar el mensajero, acciones de esta dictadura: Wilfredo Méndez

  • el enero 31, 2019 a las 12:56 pm
    Permalink

    Dios santo, cuando se te llama sanguinario, debes poner las barbas en remojo, es muy preocupante, entonces el señor presidente si aun tiene honor debe enmendar su conducta y demostarlo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *