Honduras: La democracia de los fusiles

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Con bombo y platillo los neoliberales y su fuerzas armadas de vieja data anuncian por todo lo alto la ya tan conocida represión contra quienes intenten manifestarse en las calles, es decir, para ellos la democracia comienza y termina en la boca de los fusiles, el resto es nada más cosa de trámite electoral, sus históricos sirvientes Partido Nacional y Partido Liberal son nada más los tramitadores de quien se queda cada cuatro años en el Congreso Nacional y la Presidencia para hacer el papeleo burocrático que los banqueros y grandes empresarios necesitan para hacer crecer sus fortunas.

Es por esa razón que cuando la sociedad civil anuncia salir a las calles a reclamar DEMOCRACIA, entonces a los neoliberales no les queda otro camino que soltar el mecate y dejar que sus embravecidas fuerzas armadas se lancen con toda la furia posible en contra de aquellos que se atrevan siquiera mínimamente a reclamar cuotas reales de democracia, pues como ya lo dije antes, para los millonarios banqueros y empresarios de Honduras, la democracia es solo un concepto de trámite o para ser más específico, es solamente el acto de depositar un pedazo de papel en una urna y ahí termina todo.

El reclamo social y las demandas democráticas que surgen precisamente del soberano, el pueblo, no figuran en la cabeza de los banqueros y empresarios o lo que es lo mismo decir, en la cabeza de la oligarquía, estos reclamos y demandas según ellos nada tienen que ver con “DEMOCRACIA”, ven en esto más bien antidemocracia y no es para menos, el trasnochado concepto de democracia oligárquico tiene que ser recalcado una y otra vez, y en algunas ocasiones cuando es necesario defienden este concepto a sangre y fuego utilizando a sus fuerzas armadas, nótese que no digo a secas  a las FUERZAS ARMADAS, sino, a sus fuerzas armadas como instrumento represor.

En algunas oportunidades he planteado que estas fuerzas armadas deben desaparecer, si en realidad se quiere que la democracia tenga vida propia en Honduras, digo esto porque los golpes de Estado y otras acciones militares a lo largo de la historia social y política en Honduras, reflejan que los militares son a todas luces el cáncer que tiene postrada a la democracia.

Nota relacionada FF.AA no son institución para salvaguardar la democracia: Raúl Pineda Alvarado (vídeo)

Reclamar  en las calles a los gobernantes no es un derecho que la oligarquía y sus fuerzas armadas deban que impedir, los reclamos sociales parten justamente del soberano, es decir del legítimo dueño de la democracia, cuando sus representantes más que gobernar en beneficio del pueblo lo que hacen es enriquecerse por medio de la corrupción, el narcotráfico u otro tipo de delitos, también cuando los representantes del soberano en el poder buscan hacer crecer las fortunas de los banqueros y grandes empresarios a costa del sacrificio del pueblo; las caravanas son el más fiel sostén de lo que aquí afirmo.

¿Quién huye de su país cuando hay bonaza económica y seguridad de vida?

La respuesta: NADIE.

Sin embargo, la oligarquía haciendo caso omiso a todo esto, prefiere dar respuesta brutal con sus fuerzas armadas a las demandas democráticas del soberano. 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *