Con una trompada al rostro recibe el 2019 al dictador

Jaime Flores

Por, Jaime A. Flores

El 2019 ha recibido con una trompada en el rostro al dictador y lo ha dejado al descubierto como lo que es: mentiroso, cínico y farsante. Así lo demuestra la cruda realidad de miseria y de violencia, a la que a diario se enfrenta una ciudadanía desesperada y desesperanzada.

Los primeros días del año han dejado mal parado al dictador. Le han gritado que sus administraciones son las peores de la historia y que las políticas públicas o ejes estratégicos de su gobierno sólo han sido pretextos para robar y saquear las arcas nacionales, los recursos naturales y los bolsillos de los particulares.

El país no ofrece nada, lo han saqueado todo, se han robado hasta la utopía. La vida no vale nada y dentro de las pocas alternativas para los “parias” es migrar en masa, así se minimizan los riesgos de la hostil ruta migratoria. Aunque, como siempre, también existe la manipulación de estos eventos; así lo demuestra la sin igual cobertura mediática de los medios tarifados. Los fines todavía se desconocen y se esconden.

La cacareada e inservible estrategia militarista de seguridad solo ha servido para comprar al ejército, para que sea el perro de garra y de caza de la dictadura; a algunos empresarios que han incrementado su fortuna, principalmente los banqueros y los vendedores de carros; para la compra de conciencias y, como colofón, para tener recursos discrecionales para robárselos a manos llenas.

Y cuando se afirma que no sirve para nada es porque así lo demuestran las ocho masacres que suman 28 asesinados en diferentes puntos cardinales del país en los primeros 15 días del 2019.

Es tan inservible esta estrategia de seguridad que las “gloriosas fuerzas armadas” que la dirigen no saben quiénes son los criminales, como tampoco sabían que Tony Hernández era uno de los principales capos de la droga en el país.

De la economía, mejor ni hablemos. En las actuales circunstancias, con un 70 % de pobreza no se puede hablar de crecimiento, no se puede hablar de mejores condiciones de vida. Este gobierno es el responsable de profundizar la crisis histórica con la incertidumbre jurídica y con los impuestos extorsivos que generado, los cuales compiten, o son peores, que los que impone el crimen organizado.

Mientras el pueblo se encuentra desesperado por la terrible situación de país, el dictador, sus familiares, su círculo de serviles, algunos generales, coroneles y algunos empresarios se enriquecen. Algún día los pobres tomarán conciencia de su fuerza y los harán pagar con creces no sólo por la miseria a la que los han sumido, sino que por la sangre que han derramado.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *