Ocho masacres y una caravana

 Por: Rodolfo Pastor Campos

En Estados Unidos el Presidente Trump, sumido en una crisis existencial para su presidencia, sigue enfrascado en un enfrentamiento con su oposición en el Congreso. La nueva mayoría Demócrata en la Cámara Baja le niega los fondos que el mandatario exige para “construir el muro”. El muro, es una promesa de su primera campaña, que ahora resulta crucial cumplir para convencer a sus seguidores de volver a votar por el en la próxima elección. El “shutdown”, que entrando en su cuarta semana es ya el mas largo en la historia de EEUU, tiene a casi un millón de empleados públicos sin recibir su sueldo y a la mitad de estos sin trabajar. Se ven afectados todo tipo de servicios públicos federales, desde los subsidios a los granjeros, hasta la inspección de los alimentos y la seguridad en los aeropuertos (por donde, según cifras oficiales, entran la mayor parte de los emigrantes y la mayoría de los peligrosos criminales).  

Trump alerta que el muro es para detener la avalancha de refugiados centroamericanos que buscan ingresar a EEUU a través de la frontera sur con México, al que no logra convencer de pagar la factura. Alega que muchos de estos migrantes son criminales que vienen a amenazar la paz y el bienestar de los estadounidenses. Cita, además de las muertes por sobredosis de la heroína que entra por la frontera (aunque no con la caravana, sino por contenedores comerciales), supuestos reportes de infiltración de las caravanas por terroristas. Amenaza a los presidentes del llamado “Triangulo Norte” de Centroamérica con cortar los sustanciales fondos que EEUU entrega a esos gobiernos, principalmente para armamento y entrenamiento policial y militar. Fondos que alimentan al monstruo, regímenes corruptos que utilizan la fuerza de las armas recibidas para reprimir, controlar y continuar cometiendo sus crímenes.

En México trasciende que un testigo en el juicio que se lleva a cabo en la corte de Nueva York contra el famoso capo, “Chapo” Guzmán, declara que éste sobornó a dos ex presidentes de ese país y da por fin el nombre de Enrique Peña Nieto, a quien alega entregaron $100 millones de dólares. También se han mencionado en ese juicio sobornos a presidentes hondureños, sin que por ahora trasciendan los nombres. Muy cerca de ahí está ya recluido y sin derecho a la fianza de $10 millones que ofreció pagar, Tony Hernández, ex diputado del Partido Nacional y hermano del actual presidente y principal #SociosEnAcción de la Embajada de EEUU en Honduras. En Guatemala, su otro socio, el comediante convertido en presidente, Jimmy Morales, enfrenta manifestaciones en su contra después de terminar el acuerdo con la CICIG, dando paso a un serio enfrentamiento con la Corte Suprema de Justicia y a una crisis mayor.

Nota relacionada Hondureños organizan nueva caravana hacia EE.UU. huyendo de la miseria y violencia

Y entonces llegamos a la frontera con Honduras, desde donde la Encargada de Negocios de la Embajada de EEUU, Heide Fulton, difunde un video y varios tweets, pidiendo a los hondureños que no se engañen, que no se arriesguen, que no dividan a sus familias y que no pierdan su tiempo y su dinero. Que #TuNorteEstáAquí. Y es que desde, la gran ciudad, San Pedro Sula, comenzó a salir esta madrugada una nueva caravana que buscará conseguir asilo en EEUU. Se estima que en esta ocasión son mas de 15,000 connacionales que huyen de la pobreza y la violencia. Arriesgan en efecto todo, sacrifican familia, patrimonio y patria para buscar futuro y sobrevivir. Los ingeniosos memes no tardan en burlarse de la cínica suplica de la Sra. Fulton. Si en Honduras tienes asegurado el riesgo, el sufrimiento, todo tipo de peligros, dolores y amenazas, ¿para qué te vas lejos, si tu norte está aquí?

El régimen va mas allá, amenaza con cárcel a padres y madres que intenten huir con sus hijos, criminalizando el éxodo del infierno que ellos mismos imponen. Porque en Honduras han ocurrido, en lo que va del año nuevo, al menos ocho masacres que han cobrado la vida de mas de 27 hombres y tres mujeres en los primeros 15 días. Desde occidente en Copán, hasta oriente en Olancho, pasando por la tétrica escena de cadáveres quebrados en las calles de la capital, esparcidos por las costas de Cortés y Atlántida, hasta flotar aguas abajo en el Patuca. 

Los periódicos abren con páginas completas con que la policía publicita su 137 aniversario, se apilan los cuerpos y se acumula el terror en la página contigua. El gobierno usurpador, acusado del saqueo del Seguro Social, anuncia el aumento a las aportaciones de este instituto de salud pública. Se declaran medidas sustitutivas que permitirán a los 20 poderosos acusados de la corrupción del “Arca Abierta”, para que se defiendan en libertad. Los amigos asisten al entierro de Don Jaime Rosenthal, otra victima de la injusticia del tirano y de sus socios. Se anuncia el aumento a los peajes y la cárcel para los periodistas que se atreven a decir la verdad. Y cierran con la declaración del Partido Nacional, negándose a apoyar las reformas electorales, alegando que la segunda vuelta resulta cara y atenta en contra de la democracia. Pero, ¿por qué se van?

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *