Sujetos plenamente identificados asesinan a Honduras

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Con sus rostros al descubierto y a plena luz del día militares, banqueros y políticos descargaron sus armas sin misericordia alguna sobre el cuerpo de la patria llamada Honduras, las balas fueron tantas que terminaron por despedazar su cuerpo, algunos pedazos han sido encontrados en carreteras, caminos vecinales, caseríos, veredas, y otros tantos hasta en los Estados Unidos.

Según el parte del médico forense, la masacrada Honduras no podrá ser plenamente reconstruida para su total reconocimiento, el cadáver por completo desmembrado será entregado a quien lo reclame, para su posterior funeral, una plegaria de impunidad será invocada al momento de entierro, lagrimas no habrá, ni murmullo humano alguno, pues, los banqueros, militares y políticos borraron del diccionario la palabra DERECHOS HUMANOS y, por lo tanto, los humanos también murieron junto a la patria.

Junto a la patria y no por casualidad o criminales comunes, fue asesinada Berta Cáceres, por la sencilla razón de defender simplemente: LA VIDA.

La democracia también callo abatida a balazos, aquel 28 de junio del 2009, cuando bajo la consigna de: TODO PARA EL MERCADO Y NADA PARA EL ESTADO, los banqueros bajaron el dedo en señal de disparar a todo aquel que se atreviera a pensar, a pensar, aunque sea de manera raquítica sobre la enferma democracia que ahora ya descansa, pero no en paz, sus restos fueron depositados en las bóvedas de los bancos para que no se sepa nunca cuantas balas la atravesaron.

Sobre la espalda de los masacrados, los periódicos tarifados no dejan de escribir sendos comunicados con apariencia de noticia: CONSIGNAS POLITICAS, para ser más exactos, estas consignas tienen un único propósito, hacer creer que el tazón de seguridad o más vulgarmente conocido como TASA DE SEGURIDAD POBLACIONAL (TSP) a punto están por terminar con la delincuencia. Cabe aclarar que no es contra la delincuencia cometida por Fabio Lobo. Tony Hernández, Elvin Santos, Esdras Amado López, Rosa Elena Bonilla, los pandoros, los de la caja chica del hermano, los del arca abierta, Mauricio Oliva y su pandilla, los planetas verdes, el general Romeo Vásquez Velásquez, en fin, a estos la Tasa de Seguridad Poblacional, nunca los persiguió, ni los perseguirá jamás porque todos ellos y ellas son amigos y amigas inseparables del asqueroso e innombrable abogado que a sangre y fuego ocupa casa presidencial.

Todos los anteriormente mencionados, pertenecen a la honorable criminalidad de cuello blanco.

A la Honduras que yace desaparecida, la asesinaron en nombre del sacrosanto NEOLIBERALISMO, en palabras más del pueblo, la asesinaron quienes creen profundamente que los pobres por designio divino deben morir de cualquier enfermedad, sea esta la pobreza, miseria, caravana, la bestia, “plomonía”, o cualquier otra forma cruel de morir.

Compartir Artículo

3 comentarios sobre “Sujetos plenamente identificados asesinan a Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *