Oda al Hospital San Francisco de Juticalpa

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn 
Tegucigalpa.- La crisis que viven los hospitales de Honduras es profunda a tal grado que si una persona necesita una cita con un médico especialista, debe esperar hasta dos años para obtenerla, si es que antes no se muere.
Y que decir si necesita una cirugía, además que debe esperar hasta un año para ser intervenido quirúrgicamente, debe llevar desde las jeringas, la anestesia las gasas y cuanto sea necesario para poder ser operado.
Esa situación afecta más a los pobres, a los de abajo, y para colmo de males, el titular del régimen hondureño, Juan Hernández, le ha pedido a sus compatriotas que coman bien para que no se enfermen, ademas de bajar el presupuesto en la Secretaría de Salud y subirlo a los militares y policías. 
Los poetas se inspiran mas en la belleza natural o femenina, pero Javier Pavón, olanchano, escribió esta poesía al Hospital San Francisco de Juticalpa, retratando la realidad de lo que se vive en torno al primer centro asistencial de Olancho. 
HOSPITAL SAN FRANCISCO: JUTICALPA
San 
Francisco de Asís.
no te enfermés
que aquí en Olancho
te podés morir.
Vegeta un hospital 
con tu nombre,
al interior se escucha
el quejido lastimero
de los moribundos
y abunda
el vaho de los muertos,
mientras
farmacias y funerarias
marchitan tu frontón 
El pueblo te ve y sonríe 
o sufre
por tu altar de indolencia
por tus médicos empíricos 
por tu muro de indolencia 
por tu carroña sindicalista; 
refugio de unos empleados 
recomendados de  Ali-Babà,
compadres de ” Perpa “
ahijados de Luz Baja,
socios de Lito ” Pan de Maíz “
y otras luminarias del ” Partido”.
Cementerio ambulante
que dicta el coro del robo
con farmacias privadas 
de honradísimos empleados
que anuncian medicamentos 
desaparecidos
pero transportados
en tus ambulancias tristes
despistadas 
es decir
son las farmacias exclusivas 
de tus exclusivos empleados.
Hospital San Francisco 
tus jardines de tristeza
tus corredores del horror
son la angustia de una patria
que agoniza en Olancho
que se muere en tu salud
y se entierra en tu dolor.
                     JAVIER PAVÓN 
ENERO 2019.
Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *