Juticalpa sigue sin agua por culpa del SANAA y la EEH

Roberto Zablah faltó a su palabra dada a la corporación municipal de Juticalpa donde se comprometió a solucionar el impasse y poner a funcionar el proyecto

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – Los ciudadanos del municipio de Juticalpa, departamento de Olancho siguen sin agua a pesar que el proyecto construido por la empresa INCOMERH está listo desde el pasado mes de abril de 2018.

El 26 de octubre de 2018 el gerente del SANAA, Roberto Zablah, reunidos en Tegucigalpa se comprometió ante la corporación municipal de Juticalpa en pleno a echar a andar el proyecto y a buscar una solución al problema administrativo que según él hay con la ENEE-EEH y la empresa constructora, sin embargo, el proyecto solo funcionó 32 días y luego volvió a caer en el mismo impasse y los juticalpenses continúan sin el vital líquido.

Héctor Borjas, gerente de INCOMERH explicó que el proyecto fue entregado por parte de la empresa y prueba que el proyecto funciona es que quedó operando por más de un mes hasta que fue parado nuevamente por el SANAA y la empresa EEH.

Borjas dijo que ahora lo que viene son pleitos en los juzgados porque ellos contrataron dos abogados quienes entablará demanda ante el Ministerio Público por abuso de autoridad de parte del SANAA, aunque manifestó que esa demanda la debería interponer cualquier ciudadano de Juticalpa porque ellos son los más afectados.

Borjas dijo que el contrato expiró y ellos están dispuestos a que este sea renovado y terminar las pequeñas cosas que faltan por corregir en el proyecto y ponerlo a funcionar, siempre y cuando el contrato sea renovado.

INCOMERH hizo el proyecto aun cuando el SANAA solo le pagó la primera estimación y hasta la fecha aún les deben un porcentaje y ahora tienen parado el proyecto solo por una conexión que la EEH dice que no está conforme a sus especificaciones.

El proyecto está parado supuestamente por la interconexión a la energía eléctrica y la culpa es de la ENEE, porque simplemente no quieren poner a trabajar el proyecto porque este puede funcionar con la estructura que el SANAA montó para tal fin, explicó Borjas.

Ahora ha aparecido un tercero que es la EEH y no quieren aceptar la conexión existente porque la ENEE conectó abonados en la línea del SANAA y la dueña de la conexión es esta última.

El problema se puede superar cobrándole la energía a los abonados y al SANAA por lo que consuma la planta de agua que tiene sus controles de entrada y salida de energía.

En los últimos días se dañaron dos bombas y la empresa INCOMERH se ofreció a repararlas en dos días, pero los representantes e Aguas de Juticalpa prefirieron comprar bombas nuevas que tardaran entre 20 días a un mes en llegar y ser instaladas, mientras tanto la población pasó las fiestas navideñas y de año nuevo sin agua. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.