Joven que viajó a EE.UU. huyendo de la pobreza regresó en ataúd a Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Un joven de 17 años que viajó con miles de hondureños en una caravana hacia Estados Unidos, pretendiendo mejorar su condición de vida y la de su familia, regresó el jueves procedente de México a Honduras en un ataúd.

Edwin Reiniery Salgado Sierra, abandonó su natal ciudad de San Lorenzo, el 17 de octubre en la llamada “Segunda Caravana” de Choluteca, que pretendía alcanzar en el camino a México a miles de hondureños que salieron el 13 de octubre de San Pedro Sula huyendo de la pobreza y violencia en el país.

“Él se fue a escondidas no me pidió permiso, cuando me habló por teléfono iba en camino, yo le pedí que se regresara, pero él me dijo que le pidiera a Dios porque pasara la frontera a Estados Unidos para construirme una casita y ayudarme con los medicamentos”, dijo su acongojada madre, Deborah Alicia Sierra.

Honduras
El arribo de los restos del joven Edwin Reiniery Salgado Sierra estuvo asediado por los medios de comunicación.

“Él lo que buscaba era trabajar, ganar dinero para ayudar a la familia, a su hermano de 10 años, a mí y a su otro hermano”, dijo a Criterio.hn la mujer envuelta en llanto en la terminal del aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa, donde recibió en una caja de cartón al segundo de sus tres hijos.

Su madre asegura que recibió llamadas de amigos que hizo en la ruta hacia México, en la caravana, que le dijeron que Edwin Reiniery “estaba mal” en un hospital en Tijuana, y una semana más tarde le comunicaron que había fallecido.

La mujer aseguró no tener información de las autoridades de Honduras sobre las causas de la muerte de su hijo, Edwin Reiniery, que murió en Tijuana el 21 de noviembre presuntamente a causa de una enfermedad.

Autoridades del ministerio de Relaciones Exteriores hasta esta tarde no ofrecían ninguna información oficial sobre el caso.

Noticia Relacionada: Hondureño migrante muere en frontera entre Guatemala y México tras represión policial

El adolescente era parte de los centenares de jóvenes que se adhirieron a la caravana de hondureños que abandonaron Honduras en octubre, huyendo de la pobreza agravada por la corrupción y la inseguridad en sus barrios debido a la violencia provocada por las pandillas y el narcotráfico.

“Él cuando estaba aquí trabajaba por días, a veces por semanas, como ayudante en una carpintería para ayudarme, pero ganaba poquito, pero seguía estudiando en el noveno grado en un centro básico”, relató su madre.

Esta muerte se suma a la de otros dos adolescentes de 16 y 17 años, asesinados en Tijuana cuando caminaban por una zona peligrosa en esa ciudad tras salir de un refugio.

Edwin Reiniery fue transportado a San Lorenzo en el sureño departamento de Valle, en la paila de un vehículo pick up ante la cobertura de los periodistas y camarógrafos en el aeropuerto Toncontín.

El adolescente que pretendía cumplir su sueño de obtener un salario digno en Estados Unidos, que le permitiera mejorar la condición de vida de su familia, regresó a San Lorenzo donde es velado en la casa de su abuela debido a que en el cuarto en que vivía con su madre, es muy pequeño.

Pero no solo Edwin Reiniery regresó el jueves de Tijuana, también fue recibido en Toncontín en una caja de cartón Carlos Humberto Banegas Tiznado, de 36 años, que había abandonado la aldea de Las Marías en el municipio de Langüe, debido a la pobreza crónica en la región y la pérdida de las cosechas por el pobre invierno en la zona.

“Él se fue viendo la pobreza en que vivimos, la pérdida de la milpa… él iba tratando de mejorar la vida de sus tres hijos”, dijo a Criterio.hn su hermana, María Cosme Tiznado que lo esperaba en el aeropuerto.

Banegas Tiznado, deja huérfanos a hijos varones de 4, 9 y 14 años en la deprimida zona de Las Marías, azotado por prolongadas sequías que causan las pérdidas de las cosechas de maíz, frijoles y sorgo.

Compartir Artículo

5 comentarios sobre “Joven que viajó a EE.UU. huyendo de la pobreza regresó en ataúd a Honduras

  • el diciembre 28, 2018 a las 5:26 am
    Permalink

    Jamás se había visto esta migración tan perra, bueno ya no es migración es escapar huir…
    Como presidente si tengo una pisca de vergüenza renunció, que mas termómetro que he fracasado y fallado al país.
    Claro si soy consciente y no soy corrupto vende patria ladrón..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *