Nueva política de asilo de EE.UU. es ilegal e inmoral: Activistas pro inmigrantes

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Bajo una nueva política, anunciada ayer por la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, las personas provenientes de Centroamérica que soliciten asilo tendrían que permanecer en México mientras se resuelve su solicitud en los Estados Unidos. Esta nueva política es ilegal, inmoral, y es un nuevo ataque a la obligación de los EE.UU. de proteger los derechos humanos, estableció el director de la organización Alianza Américas, Oscar Chacón. 

“Con este cambio de política, el gobierno de los EE. UU., da la espalda a la piedra angular de la protección de los derechos humanos para las personas que huyen de sus países de origen. Al hacerlo, también está dando la espalda a miles de niños y niñas, jóvenes y familias. El envío de solicitantes de asilo a México para esperar una decisión sobre sus solicitudes de protección es contrario a las obligaciones internacionales adquiridas por los EE. UU., en los tratados que ha ratificado y es contrario a la legislación nacional, dijo Chacón, mediante una declaración enviada a medios de comunicación.

Noticia Relacionada: EE.UU. enviará a México a inmigrantes que soliciten asilo

Sobre la postura de México ante la propuesta de Estados Unidos de aceptar a los solicitantes de refugio como una medida «temporal y humanitaria», Chacón apunta que este anuncio no puede ser usado como una excusa para justificar la nueva política estadounidense. “Es inaceptable que Estados Unidos viole el derecho internacional, y que el país vecino lo tolere”, señala Alianza Americas.

Por otra parte, indica que la Administración Trump tiene un historial vergonzoso de anunciar políticas sin considerar las consecuencias. La desastrosa política de separación familiar ha dejado un lamentable legado de menores de edad, incluyendo infantes, profundamente dañados, como también reproches judiciales. La política de lista de espera en los puertos de entrada ya ha puesto a las personas en condiciones extremadamente precarias. En Tijuana, aspectos básicos como la salud, el saneamiento y la seguridad son una preocupación constante. Será casi imposible garantizar los derechos al debido proceso de estos solicitantes de asilo, particularmente el derecho a un asesor legal y a preparar un caso de asilo adecuadamente para una audiencia.

“Los solicitantes de asilo no son mercancías que se pueden mantener en una bodega, en espera de una decisión. Son seres humanos que huyen de la persecución, que buscan protección, que han soportado dificultades y circunstancias extraordinarias. Estados Unidos debe revertir inmediatamente esta decisión antes de que provoque más daño”, dice finalmente la declaración del director de la organización protectora de los inmigrantes en los Estados Unidos.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *