EE.UU. enviará a México a inmigrantes que soliciten asilo

El gobierno de Estados Unidos comenzará a enviar a México a aquellos inmigrantes que  soliciten asilo en su territorio para que esperen en el país azteca la resolución de sus casos.

Estados Unidos había intentado desde hace meses que las autoridades mexicanas accedieran a hospedar a estos migrantes; este jueves 20 de diciembre el nuevo gobierno de México aceptó con cierta renuencia.

Noticia Relacionada: CIDH expresa preocupación por políticas y medidas de migración y asilo de Estados Unidos

La secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Kristjen Nielsen, dijo que con ello quieren evitar que las personas usen el trámite de asilo como excusa para pasar a Estados Unidos y quedarse ahí de manera ilegal.

“Hoy anunciamos medidas históricas para que la crisis de inmigración ilegal quede bajo control”, dijo. “Los extranjeros que intenten aprovecharse del sistema para ingresar ilegalmente al país ya no podrán desaparecerse en Estados Unidos, donde muchos no acuden a sus citas en tribunales”.

Nielsen acotó en un comunicado: “La política de ‘capturar y soltar’ ahora se convertirá en ‘capturar y regresar’”.

La nueva política representa el esfuerzo más audaz del gobierno de Trump para desincentivar que la gente solicite asilo en Estados Unidos, después de otras medidas como la separación familiar, que después fue revertida con una orden ejecutiva debido al furor que provocó.

El tema migratorio también ha aumentado las tensiones en la relación de México y Estados Unidos, en parte porque las restricciones de la actual Casa Blanca han dejado varados a miles de solicitantes de asilo en pueblos fronterizos de México donde los recursos y los albergues están sobrepasados.

Hemos comunicado al gobierno de México que Estados Unidos está invocando la sección 235(b)(2)(c) de la Ley de inmigración y nacionalidad y que empezaremos a implementarla inmediatamente. Las personas que lleguen a Estados Unidos procedentes de México, ilegalmente o sin los documentos apropiados, serán regresadas a México por el plazo que duren sus trámites de inmigración. En respuesta, el gobierno de México nos ha comunicado que protegerá los derechos humanos de los migrantes otorgándoles visas humanitarias para que permanezcan en territorio mexicano, puedan buscar trabajo y tengan otras protecciones mientras esperan que culminen los trámites en Estados Unidos: Comunicado del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Un portavoz de la cancillería de México, Roberto Velasco Álvarez, dijo que esto no se debe a un acuerdo formal entre los dos países, sino a “una movida unilateral por parte de Estados Unidos a la que se debe responder”.

Velasco Álvarez dijo que las reglas solo serán aplicables a los nuevos solicitantes, y no para individuos que ya habían ingresado a Estados Unidos con procesos pendientes. En un principio, el gobierno estadounidense no aclaró si esta medida solo era para los nuevos solicitantes.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *