El gobierno de Juan Hernández está al borde del precipicio

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Las revelaciones que han salido en los últimos días sobre los supuestos vínculos del presidente de Honduras, Juan Hernández con el narcotráfico y actos de corrupción, hace que su gobierno esté al borde del precipicio y en el filo de la navaja, según el analista social y político Tomás Andino.

El analista enfatizó en que si actualmente hubiera una reacción social Hernández no duraría en el poder ni una semana.

Artículo relacionado: Narcocrisis en Honduras

Para el analista las revelaciones que han salido en los últimos días sobre los supuestos vínculos de Hernández con el narcotráfico y actos de corrupción, no es nada extraño para los hondureños, porque es “una comidilla de todos los días”.

Lo que a juicio de Andino llama la atención es que las nuevas revelaciones se hayan originado en los Estados Unidos, mediante el enjuiciamiento de Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández—hermano del gobernante—por cargos relacionados a todas las actividades del narcotráfico y armas.

El señalamiento por parte de Estados Unidos tiene mensaje político muy significativo, que implica que el gobierno de Hernández ha caído en desgracia frente al Estado norteamericano, que le está “acercando la justicia a sus pies”. Esto significa además, que se le está cerrando el círculo y que hay inconformidad por parte de la administración de Donald Trump con este gobierno”, dijo Andino.

Amplió que las razones del malestar estadounidense son múltiples, por un lado, el involucramiento abierto y descarado de muchos funcionarios públicos y familiares de Hernández en las redes del tráfico de drogas y crimen organizado, con lo que se pone en entredicho el discurso antidrogas del gobierno norteamericano, que dice combatir el narcotráfico en algunos gobiernos y en otros lo está tolerando.

Recordó que el gobierno de Trump tiene la característica que cumple lo que promete y prometió combatir el narcotráfico.

Como una segunda razón del malestar estadounidense, Andino enumeró el éxodo masivo de hondureños durante los últimos meses, lo que a su criterio ha significado un quiebre en el tema de la migración internacional, porque ya no es una migración controlada sino que es decidida y auto convocada por la gente, que ha puesto en jaque a cuatro gobiernos, incluyendo al estadounidense que ha tenido que violar sus propias leyes para impedir el ingreso de los migrantes.

En virtud que la administración Hernández no fue capaz de impedir la migración lo ha hecho caer en desgracia ante Trump, a parte del tema de la droga y la corrupción: Tomas Andino, analista político y social de Honduras.

“Entonces vemos que es un gobierno que está al borde del precipicio. Yo lo veo como un gobierno que está en el filo de la navaja y que si hubiera algún tipo de reacción social fuerte contundente no dudo que duraría ni una semana”, expresó.

Agregó que en el escenario nacional no hay todavía una respuesta ciudadana adecuada a nivel del reto que está planteado, lo que le permite al gobierno tener un margen de maniobra y negociar con la administración Trump.

Recordó que no es la primera vez que el régimen de Hernández se encuentra en apuros, porque ya lo ha estado en varias ocasiones y ha sabido negociar para salir adelante.

AGONIA

Tomás Andino enfatizó que el gobierno de Hernández está provocando su agonía, pero que no cree que pueda durar mucho tiempo en el poder, pese que hasta el momento no haya existido una reacción social contundente. “Pero eso no significa que la ciudadanía esté contenta y en cualquier momento eso puede estallar” advirtió, especialmente por la indignación de la juventud y otros sectores que ya no toleran tanta corrupción y los abusos.

Pronóstico que se puede generar un movimiento similar al de los indignados que salió a las calles a protestar con antorchas en contra del saqueo del Instituto Hondureño de Seguridad Social o parecido a la explosión social de noviembre del año pasado como consecuencia del fraude electoral.

En síntesis, Andino apuntó que “cualquier cosa puede ser la chispa que encienda nuevamente un movimiento nacional de levantamiento popular”.

Reflexionó que si hasta el momento no se ha generado la indignación colectiva es porque no se ha identificado a auténticos líderes sociales y porque existe cierta desconfianza de la población de “arriesgar el pellejo” al no encontrar el liderazgo que esté a la altura de la disposición de lucha.

Por otra parte, recordó que en noviembre del año pasado se comprobó que el gobierno está dispuesto a dispararle a la gente sin remilgos y se evidenció nuevamente el pasado 26 de noviembre durante la manifestación frente a la Casa Presidencial, donde se les disparó a los manifestantes. “Eso indica que el gobierno está dispuesto a todo con tal de mantenerse en el poder”, remarcó el analista.

Finalmente, expuso que el contexto actual hace reflexionar a la gente y repensar sobre seguir a alguien que en verdad represente la lucha popular y llegar hasta el final y evitar lo que sucedió con el candidato de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla, que al final abandonó la lucha.

Compartir Artículo

32 comentarios sobre “El gobierno de Juan Hernández está al borde del precipicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *