Premian a un hombre que ha humanizado la economía en Honduras

economía en Honduras
A lo largo de su carrera profesional el economista, Hugo Noé Pino, ha mostrando su sensibilidad humana y social.

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Cuatro décadas después de haber egresado de las aulas universitarias y ejercido con buen tino varios puestos en la administración pública, la academia y en organismos nacionales e internacionales, Hugo Noé Pino, recibió hoy el Premio “José Cecilio del Valle”, máxima presea que confiere el Colegio Hondureño de Economistas (CHE) a los profesionales de las ciencias económicas.

En el marco del Día Nacional del Economista, el CHE entregó además, el Premio Investigación Científica al Desarrollo Económico Nacional,  al economista Feliciano Herrera, y el Premio Excelencia Académica del Estudiante de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras,  a la joven Belia Gissel Suazo Mejía.

Noé Pino, quien es columnista de CRITERIO, es un crítico del modelo neoliberal, porque cree que con la promesa de una transformación le ha quitado la razón de existencia al Estado.

Al pronunciar su coherente discurso lamentó que colegas se conviertan en gánsteres de la economía que, desde posiciones privilegiadas como los organismos internacionales, canalizan la llamada ayuda y el desarrollo a las arcas de las grandes corporaciones y a los bolsillos de un puñado de oligarcas que contratan los recursos del planeta. “Son colegas nuestros, vendedores hábiles y oportunistas, que al igual que compatriotas, venden pastillas de harina, recetan a mansalva sus políticas económicas como cura de los padecimientos productivos y fiscales de cualquier planeta”, expresó.

Hugo Noé Pino, criticó los maridajes que existen entre las élites económicas y políticas para hacer negocios pocos transparentes y que con chantajes se abren al financiamiento de campañas políticas con los recursos del Estado y otros negocios bajo la mesa, “que han convertido a Honduras en un país cinco estrellas mundial de la corrupción”.

Cuestionó, además, que actualmente diputados al Congreso Nacional y otros funcionarios públicos, busquen por todos los medios posibles, blindarse ante las denuncias de corrupción.

Por otra parte, afirmó que desde hace tres décadas está convencido que los conflictos sociales tienen su origen en la políticas del modelo neoliberal, que bajo un ropaje de transformación económica, se ha impulsado una política, cuyo blanco ha sido la disminución del papel del Estado en la economía.

El destacado profesional de las ciencias económicas apuntó que ante cualquier intento de cambio, la respuesta es típicamente autoritaria y como acontecimiento central de esa conducta, recordó el golpe de Estado de 2009 “y el sucesivo debilitamiento institucional que ha tenido el país hasta llegar al enorme fraude electoral de noviembre pasado”.

Concluyó que ante esta situación es difícil avanzar en el campo económico, porque la concentración de poder destruye la seguridad jurídica, y la violencia, producto de la impunidad y la inefectividad del Estado para combatir el crimen, asusta al inversor al igual que la corrupción.

Sugirió preguntarse ¿si el vaso está lleno o medio vacío, o si es una proeza o Honduras está estancada o si en el país existe una democracia participativa o excluyente? “Los invito a buscar respuesta a estas interrogantes con la vista puesta en la caravana de migrantes que salió de Honduras el 13 de octubre pasado”, prosiguió.

Finalmente, instó a sus colegas evitar la complicidad con el gobierno al esconder su fracaso en el terreno económico y social. “Los economistas debemos renunciar al papel de avestruces que ocultan su rostro en la arena; cualquiera que sea nuestra postura política, estamos obligados, ética y científicamente a dar la mejor respuesta a problemas de nuestros tiempos”. Asimismo, los exhortó a establecer un pacto social y a aportar su intelecto para construir un verdadero proyecto de país, inclusivo y democrático, pero que surja de abajo, tomando en cuenta las necesidades y la opinión de la gente.

economía de Honduras
El Premio “José Cecilio del Valle”, Hugo Noé Pino, junto a los demás galardonados por el CHE, Belia Gissel Suazo Mejía y Feliciano Herrera.

¿Quién es Hugo Noé Pino?

Su participación pública y privada ha sido la de un profesional de alto nivel con una relevante formación en la vida académica. Poseedor de una vasta formación en el campo general y la economía, obtuvo su licenciatura en Ciencias Económicas Universidad Nacional Autónoma de Honduras en 1978 y una Maestría en Economía en un programa Regional por la misma Universidad Nacional Autónoma de Honduras en 1980 y un Doctorado en Economía, Universidad de Texas en Austin (1989).

Durante la ceremonia de entrega del galardón se reconoció que Hugo Noé Pino, además de ser un profesional habilidoso en las ciencias económicas, es una persona sensible, porque un verdadero economista, aparte de saber de números y estadísticas, es capaz de sentir por los otros, su sufrimiento, tal como lo apuntaba el prócer centroamericano, José Cecilio del Valle.

“El gran nivel de formación académica y su alta herencia y cultivo ético, así como su gran amor Patrio, capacidad y honestidad, en la línea de José Cecilio del Valle y Francisco Morazán, lo llevaron al desempeño de los más altos cargos a que puede aspirar un economista”, dijo sobre Noé Pino, su colega José Donaldo Ochoa Herrera al resumir parte de su hoja de vida.

El galardonado nació y creció en el hogar conformado por el perito mercantil Roberto Hernán Noé (Q.E.P.D.) y la Profesora Elida Pino de Noé (Q.E.P.D.) junto a sus hermanos Roberto Hernán, Gerardo Enrique, Marcio David, César Augusto y Marco Tulio todos de apellido Noé Pino quienes han sido exitosos como él.

Hugo Noé Pino contrajo matrimonio con la licenciada Vivian Bustamente, con quien han construido un sólido proyecto de vida, apoyándose mutuamente, dando vida a tres hijos: Vivian María, ya fallecida y Hugo Rolando y Luis Enrique Noé Bustamante, quienes han seguido el éxito profesional y personal de sus padres.

Desde su niñez Hugo Noé demostró grandes capacidades escolares con la ayuda de sus padres, se distinguió especialmente en las ciencias exactas, así como en su relación con los otros niños con quienes jugaba futbol en su Barrio Buenos Aires. Eran los bellos tiempos que los niños salían a jugar con pelotas de hule y de trapo a la calle. Hugo también pudo presenciar que gran parte de los niños no podían asistir a la escuela, al colegio y la universidad por su pobreza.

Tiempo después siendo dirigente estudiantil en su Instituto Central y la Universidad Nacional, mostrando su sensibilidad humana y social, acompañó las luchas para para aumentar la cobertura de la educación media y superior. Una de esas luchas fue la del 6% del presupuesto nacional para la UNAH, que fue logrado después de una serie de batallas de la Comunidad Universitaria y que permitió un mayor acceso de los estudiantes de clase media y pobres al sistema universitario.

La base de formación en el hogar contribuyó a que Hugo Noé Pino se convirtiera en un excelente alumno tanto primaria como en secundaria, en la UNAH y en la Universidad de Texas en Estados Unidos. Lo anterior lo llevó a convertirse en profesor Auxiliar del Departamento de Matemáticas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), de 1978 a 1980. Luego de 1984-1985 fue Profesor de los cursos de Teoría Económica para la Maestría Latinoamericana de Trabajo Social (UNAH).

De 1988-1993 sirvió como Profesor titular del Postgrado Centroamericano de Economía (POSCAE) y director en el periodo 1989-1992.  Luego regresó de 2002 a 2006.

A partir de 2013 sirve como docente-investigador de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), donde es miembro del Instituto de Investigaciones de Políticas Públicas y Coordinador del doctorado en Economía y Empresa.

A nivel internacional y en el campo de la docencia fue Asistente de Enseñanza, en el Departamento de Economía Universidad de Texas, Austin y en 1989 profesor visitante en la Universidad de San Carlos de Guatemala.

De 1994-1998 fue presidente del Banco Central de Honduras, desde donde diseñó y ejecutó políticas monetarias, crediticias y cambiarias en armonía con la política fiscal para un desarrollo planificado, inclusivo e integral del país, en función del bienestar de toda la población. Al mismo tiempo, se le confiaron altas y delicadas responsabilidades como: Gobernador ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), gobernador alterno ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), así como miembro del Consejo Monetario Centroamericano.

De 1998 a 1999 fue embajador de Honduras ante la Organización de las Naciones Unidas y en 1999-2002 se le confió una de las representaciones diplomáticas más importantes, nombrándolo embajador de Honduras en los Estados Unidos de América, desempeñando los cargos con gran dignidad, demostrando que con la honestidad y trabajo se puede ganar el respeto de la comunidad internacional.

En 2006 fue nombrado secretario de Finanzas de Honduras, para contribuir a financiar un nuevo un proyecto de desarrollo, priorizando el gasto hacia el bienestar de toda la colectividad hondureña

En 2006-2007 asume como Director Ejecutivo por Centroamérica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde fue posible obtener importante flujo de recursos financieros y técnicos a favor del país. De 2007 a 2010, fungió como asesor principal al Director Ejecutivo por Centroamérica, España, México y Venezuela del Banco Mundial, donde profundizó su visión sobre el desarrollo mundial y fue posible recomendar la ejecución de políticas de desarrollo en favor de nuestros países.

En el campo de los estudios y propuestas especiales y dadas su capacidad, honestidad y experiencia, de 2010 a 2012 se desempeñó como Director Ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi). Guatemala, Guatemala, desde donde expone la realidad económica y social de nuestros países y con solvencia moral, propone verdaderos diálogos, como los pactos fiscales y de 2012 a 2017, se desempeñó como economista para Honduras del Icefi, desde donde se analizan y publican diversos trabajos sobre la política económica del país y se profundiza sobre una propuesta de pacto fiscal.

economía de Honduras
Durante la ceremonia de los premios, se procedió a la juramentación de la nueva Junta Directiva del Colegio Hondureño de Economistas (CHE) que preside, Luis Guifarro, en sustitución de Julio Raudales.

Producción literaria y de investigación.

Durante su vida profesional, Hugo Noe Pino ha escrito, de manera personal y en compañía de otros investigadores y equipos de trabajo, una serie de libros y documentos de diagnóstico de la realidad y propuestas económicas políticas y sociales del país y de la región, que han contribuido a dar luces sobre la solución de nuestros problemas en forma integral.

Sus análisis han sido críticos, respetuosos, pero valientes, con amplitud de criterio, con responsabilidad patriótica y la esperanza de una patria mejor para las presentes y futuras generaciones. Su combate a la corrupción ha sido constante y estructurada. Asimismo, por su alta sensibilidad social trata a diario los diversos temas que afectan a la mayoría de la población, como la preocupación por las causas estructurales y coyunturales de la pobreza, las prioridades del presupuesto, y el estudio de las causas de la migración y por qué nuestros compatriotas huyen en masa del país, como una expresión de fracaso del modelo.

Compartir Artículo

6 comentarios sobre “Premian a un hombre que ha humanizado la economía en Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *