La Riña Trump-Macron: Con quien están los Hondureños

Trump

Por: John Moran Robleda

john.moran@unah.edu.hn

Estas viento el sistemático destrucción del Viejo Orden – Qanon

¿Cuál es la ruta? ¿El “Nacionalismo” del Siglo XXI con énfasis en estados-naciones y soberanía popular, o una Nueva Orden Mundial envasado en transnacionales y ONGs manejados por burócratas no electos y respondiendo a una Elite global (Cabal)?  Hago esa pregunta porque es la pregunta, el debate, y discurso que esta en juego en el Primer Mundo (exclusivamente, el Occidente). En los centros del poder mundial, especialmente en la cuna, Ciudad Washington, más que todo. Y vendrá al este país.

El orden mundial iniciado después de la Primera Guerra Mundial, consolidado después de la Segunda Guerra Mundial, sostenido durante la Guerra Fría, e impuesto como el orden absoluto después de la Guerra Fría esta ya en proceso de una de ambas cosas:  1) destrucción y con otro orden para reemplazarlo, o 2) su reestructuración o 3) su transformación a algo diferente. La “Periferia” o Tercer Mundo (pueden usar su versión políticamente correcta – “países en vía de desarrollo”) donde pertenece Honduras aun no debaten este tema. Solo la elite política MAS o MENOS sabe, pero no en la profundidad que merece. Son ignorantes. Las ciudadanías viven en su burbuja o matrix. No saben que hay un debate, mucho menos que tendrán que hacer ese mismo debate en sus entornos sociales y políticas.

Durante la ceremonia conmemorando el Día del Armisticio, terminando la Primera Guerra Mundial, comenzó la riña de Twitter entre el Presidente Donald J. Trump y Emmanuel Macron – pública y mundial – donde Macron critico a MAGA y Trump. Dijo,

«Al decir que nos ponemos a nosotros mismos primero y que los demás no importan, borramos lo que una nación valora más, lo que le da vida, lo que la hace grande y lo que es esencial – sus valores morales».

¡Que soberbia! Y que ignorancia también.

El “nacionalismo” es en realidad el epítome de la moralidad para un líder nacional, sea su ideología. Es el imperativo moral de cualquier líder nacional dar prioridad a la seguridad y los intereses de sus ciudadanos por encima de todo lo demás. Situar a cualquier otra nación, grupo económico o entidad no estatal ante sus ciudadanos es de hecho inmoral y una traición a la nación. De hecho es antipatriótico.

Trump nunca ha dicho que otros países no importan. Solo dice que países, y entidades políticas como federaciones (como lo es los EE.UU.) deberían poner a sus países primeros y no estar velando por otros. Tampoco servir los intereses de una élite que se cree arriba de estados naciones y gobiernos nacionales. Velar por soberanía del Estado Nación, y defender y buscar que es lo que mas le conviene a esa entidad soberana.

Yo pregunto, ¿que corriente defiende y promueve el Presidente Juan Hernández? ¿El orden Mundial y continuismo que defiende Emmanuel Macron y los imperialistas bipartidistas en Ciudad Washington (opositores de “Trumpismo”donde el transnacionalismo y Globalismo y sus ONG e instituciones como el FMI son los gobernantes? O es lo que los rebeldes (que Donald J. Trump pertenece y es el Líder publico) dentro el Imperio desean imponer?

Les hago la misma pregunta a los opositores de la dictadura transnacionalita y Globalista de Juan Hernández y su red política – Ing. Luís Zelaya, al Ing. Salvador Nasralla, al Presidente Manuel Zelaya. Hasta el General Romeo Vásquez.

La lucha contra la dictadura no es enmascarar y revertir la corrupción de un Cabal transnacionalita y sus sequazes manejando este país por ellos. Es promover un cambio ALTERNO al transnacionalismo. Reestructurar el país a la nueva agenda mundial

¿Qué país pone primero Emmanuel Macron? Depende de su visión de que es Francia. ¿O el presidente de Francia se ve a sí mismo como “un ciudadano del mundo” responsable de toda Europa y de toda la humanidad?  Eso es claro como el cristal.  Y es esa mentalidad Globalista del burgués y elite progresista que vas encontrar en Juan Hernández, su socio Carlos Flores, y toda la elite política de la nación.  Que más claro que su respaldo al desacreditado “Cambio Climático”. Mas Globalista que eso no hay. No es cinicismo su incorporación a su política y explicaciones gubernamentales – el la cree y cree en la “solución” que la elite transnacional tiene para el mismo problema que ellos mismos crearon

¿Cuál es la ruta alterna? Luís Zelaya y Salvador Nasralla claramente favorecen REFORMAR y RESTRUCTURAR el sistema, no eliminarla por uno utópica y no probada aunque no tienen una agenda especifica así como los “Nacionalistas” del Primer Mundo (como MAGA de Trump, el nacionalismo del Siglo XXI de Putin, el modelo Austro – Húngara, etc). LIBRE y Manuel Zelaya no desean una simple reestructuración – tienen una agenda específica y están organizados.

Ambos están encontra del transnacionalismo a su modo y a su manera y se refleja en su oposición a un régimen que representa el transnacionalismo, su partido político y sus aliados en la clase política en el poder es el partido del transnacionalismo y son los Globalistas.

Las líneas están marcadas y ningunos ni se han dan cuenta. Ni saben que esta surgiendo o que hay un nuevo paradigma.

El periodista y comentarista paleolibertario, Justin Raimundo, explico bien este fenómeno:

“A pesar de los mejores esfuerzos de la Argolla de Davos [el Cabal que se reune al ano en Suiza], la ola de ‘nacionalismo’ que se está levantando sobre Europa tiene una resonancia global   .   .   .

Tras el colapso soviético, el Occidente se fusionaría gradualmente e inevitablemente con lo que los teóricos de la unidad europea, citando a Hegel, denominaron el «estado homogéneo universal». E la Historia – ¡H en mayúscula! – acabaría tranquilamente y discretamente. La «democracia liberal», afirmaban ellos, era la forma «final» de la organización humana: ningún rival ideológico estaba en el horizonte ni era probable que surgiera en esta era de escepticismo, secularismo y agnosticismo.”

Los EE. UU. y sus aliados redoblaron, desde 1991, sus esfuerzos para dominar el mundo, y declarando abiertamente su función autonombrada de “ejecutor del orden internacional liberal».

Eso ya termino.  Raimundo continúa:

“Trump está desafiando todo eso, y es por eso que el Establecimiento lo odia: amenaza la intrincada red de alianzas, redes políticas y argollas, los botines que son tan esenciales para la supervivencia económica y política de las elites transnacionales. La arquitectura supranacional del «Nuevo Orden Mundial», que una vez amenazó con convertirse en un súper estado global, está ahora bajo sitio y esta siendo sacudida hasta sus raíces por las fuerzas de desagregación. Trump es el efecto, no la causa.”

Si desean lees mas acerca de ese punto – Trump es el efecto no la causa – lea esta buena columna no propagandística del oficialismo:

https://nationalinterest.org/feature/trump-didnt-wreck-liberal-international-order-36177

Acerca de la definición de “nacionalismo” por Trump para el Siglo XXI, Raimundo concluye:

“El nacionalismo es una expresión del sentimiento humano natural de la solidaridad cultural: no está necesariamente unido a una ideología o un credo político sino a un sentimiento, fuertemente sostenido, de que uno pertenece a un lugar en particular y que este sentido de pertenencia (y, por lo tanto, este lugar) vale la pena defender.”

Hoy en nuestro Siglo XXI, los líderes de las tres mayores potencias militares del mundo, Trump en los EE. UU., Vladimir Putin en Rusia y Xi Jinping en China, son todos nacionalistas.

Pero eso es el Primer Mundo y sus realidades geopolíticas como potencias. ¿Y países de la periferia, cuya realidad geopolítica es otra, como Honduras? 

Para concluir, deseo compartir este video. No suelo apoyar a políticos solo comentar sobre ellos de acuerdo al “Shadow War” ocurriendo que refleja la guerra civil entre las elites del mundo.  Es de Manuel Zelaya.

https://www.facebook.com/notibomba/videos/vb.992508934099288/946046982257299/?type=2&theater

Si lo escuchan bien, divorciado de su coqueteo con dialéctica izquierda, Zelaya habla como Trump – Honduras es PRIMERO ante el mundo; Honduras es una PATRIA soberana; Honduras decide su DESTINO; los líderes deberían velar por los intereses de sus ciudadanos, especialmente la clase obrera que ha sido – igual que en los EE.UU. – relegado como “Deplorables” indignos de simpatía.  Es un discurso que no solo conmueve alguien que – independiente de su afinidad ideológica – cree que Honduras es patria no un territorio para los transnacionales, también inspira.

Y eso también es el mismo mensaje del Ing Luís Zelaya, del Ing. Salvador Nasralla. Junto con el Presidente Manuel Zelaya son tres manifestaciones del liberalismo CRIOLLA, mientras el Partido Nacional – que nada que ver con “nacionalismo” como se esta definiendo hoy día – es el liberalismo internacionalista, que pone Oligarcas internacionales y sus instituciones transnacionales PRIMERO. Hay Nacionalistas que ven eso y quieren cambiar la ruta y recuperar el país de un grupo de psicópatas obsesionado para controlar el país como dioses desde Olimpo.

El día que Manuel Zelaya, Luís Zelaya, Salvador Nasralla y otros APROPIAN la palabra “nacionalista”’ como lo hace Trump, Putin, Xi Jinping, Obran, Salvini, Farange y otros el Partido Nacional quedara desnudado por lo que realmente es y JAMAS esconder detrás de esa palabra.

El día que Manuel Zelaya, Luís Zelaya, Salvador Nasralla y otros se UNEN como no solo defensores pero RESTAURADORES de la soberanía popular, el Partido Nacional JAMAS saborearan los mieles del poder. Solo tendrán sus medios de comunicación como instrumento de poder que hasta eso, con la creación de periodistas ciudadanos en Honduras, irían al destino de los dinosaurios.

El día que estos lideres oponiendo la dictadura de los transnacionales se pongan de acuerdo cual es la ruta – como pregunte al principio de esta columna – RESTRUCTURAR el sistema a otro cosa o DESTRUIR el sistema para otro modelo. Si es RESTRUCTURARLA hay esperanzas y un pacto social moderno tendría que establecerse. Si es la ultima, los transnacionales reirían al poder cada 4 anos no porque están al lado correcto de la historia (no lo son) pero porque el egoísmo e intereses caudillajes protagonizan, no poniendo Honduras primero.

Finalmente, el día que patriotas dentro las Fuerzas Armadas (y ese grupo existe y son mayoría), toman acción y hacen causa común con el Pueblo y junto con ellos derrotan el Cabal transnacionalita que tiene secuestrado y postrado a Honduras como ha ocurrido en los EE.UU. (Operación Qanon) y restaurar la Republica y la soberanía popular es cuando Honduras será salvado.

¿No me creen? Las Fuerzas Armadas de Rusia junto con elementos nacionalistas en su “Deep State” que vieron los danos y destrucción hacia su patria ancestral – Rusia – durante los 1990s por Oligarcas despiadados impuestos y afinados con la elite transnacionalita en Londres, Israel, Washington, etc. decidieron recuperar y salvar la Patria. Maniobrando silenciosamente vía el sistema, lograron forzar la renuncia del Presidente Boris Yelsten, y poner en su lugar un hombre desconocido en el poder que ellos no solo confiaron pero prepararon. Se llamo Vladimir Putin.  Uno de sus primeros actos fue reunir TODOS los Oligarcas post Soviético en un picnic normal y disimulado. Después de risas y cortesías, Putin fue al grano. Al estilo “El Padrino” les dio una oferta que no podían resistir – Lealtad a su patria, a Rusia, y trabajar y contribuir a la grandeza de Rusia y su pueblo, o seguir trabajando como feudos de una elite transnacional (el Cabal y sus nexos Rothchild) y es estatus quo donde si deciden eso, el – Putin – defendería como nunca a Rusia contra ellos (o sea “Traidores a la Patria”). ¿Qué hicieron? La gran mayoría SE FUERON corriendo por sus vidas (literalmente). Los que quedaron dieron su lealtad, pero conspirando siempre contra la nueva Rusia bajo Putin.

Eso fue en 2000. Los Globalistas en Rusia solo les quedo el Banco Central y unos medios por allí y conspirando para el Cabal vía ONGs. La lucha de Putin contra el Cabal sigue. Pero la destrucción del Cabal a nivel mundial  llegaría cuando un grupo anti Globalista dentro de las Fuerzas Armadas en los EE.UU. armaron, como en Rusia, un contra-golpe contra el Cabal con participación de Donald Trump. 

Entra Operación Qanon.  Entra el “Shadow War”. Y lo están viviendo

WWG1WGA!

Compartir Artículo

2 comentarios sobre “La Riña Trump-Macron: Con quien están los Hondureños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *