Autoridades fronterizas de Estados Unidos aseguran que trabajan para agilizar solicitudes de asilo

Tomado de Telemundo.com

Tegucigalpa.- Las autoridades fronterizas de Estados Unidos han asegurado que están trabajando para aumentar su capacidad de procesar solicitudes de asilo en el puerto de entrada de San Isidro, entre San Diego (California) y la ciudad mexicana de Tijuana, para agilizar el sistema ante la llegada de la caravana migrante.

«Tenemos planes para aumentar el personal, localizar estructuras adicionales, identificar nuestras necesidades tecnológicas para realizar solicitudes y así aumentar nuestra capacidad de procesar individuos», señala Sidney Aki, director del puerto de entrada de San Ysidro de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). Aki apunta que, en estos momentos, las autoridades fronterizas en esta garita procesan «aproximadamente» unas cien solicitudes al día.

El funcionario quiso así apaciguar los ánimos después de que la semana pasada Washington afirmara que los centroamericanos recién llegados con la caravana a Tijuana tendrían que esperar meses antes de poder siquiera presentar sus solicitudes de asilo en la frontera debido a que los puestos aduaneros están saturados.

Las declaraciones de Aki se producen el mismo día en que la CBP ha cerrado durante horas el tráfico de entrada a través de la frontera mexicana en Tijuana, la más ajetreada del país, para instalar nuevas barreras de seguridad. Las autoridades fronterizas han colocado barreras móviles con alambre de espino para tratar de evitar posibles avalanchas de inmigrantes tratando de cruzar por el puerto de San Ysidro.

El agente de la Patrulla Fronteriza, Theron Francisco, confirma que existe la posibilidad de que los migrantes intenten entrar así en el país. «Pueden intentar saltar la valla que ves a mis espaldas o sobrepasar a los agentes en los puertos de entrada, podrían ir por el agua, a través del océano. Son muchas las maneras en que pueden entrar ilegalmente», explica Francisco.

Diversas informaciones señalan que algunos miembros de la caravana podrían estar valorando entrar ilegalmente con la esperanza de entregarse a continuación a las autoridades y solicitar entonces asilo.

La Casa Blanca emitió la semana pasada una orden por la que, al menos durante los próximos 90 días, solo podrán solicitar asilo aquellos que entren por puntos de acceso autorizados y no aquellos que crucen irregularmente la frontera, pero este lunes un juez ha bloqueado temporalmente esta medida del presidente Trump.

Cerca de 3.000 migrantes han llegado a Tijuana con la caravana que partió de Honduras el pasado 13 de octubre. En los últimos días cientos de vecinos han protestado en esta ciudad ante los temores de que estos miles de inmigrantes centroamericanos se instalen durante meses en la ciudad a la espera de poder solicitar asilo en Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.