Los achichincles de JOH construyen la “nueva ruta”

Presidente Hernández

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Achichincle viene del Náhuatl y significa entre otras cosas “ayudante o ayudantes serviles”

Las necesidades políticas presentes y futuras que tiene JOH son muchas y no es para menos, el tiempo se le acorta de manera vertiginosa y sobre sus espaldas lleva una pesada carga que podrá dejarlo sin el uso y disfrute de todo lo saqueado al erario, además, también lleva sobre sus espaldas flagrantes violaciones a los DERECHOS HUMANOS y por si fuera poco escandalosas denuncias de estar aliado con poderosos carteles del narcotráfico.

Obvio es entonces pensar que con todo lo anterior el principal mandadero de los Estados Unidos en Honduras, busque afanosamente a sus achichincles con miras a obtener en un futuro cercano IMPUNIDAD.

En palabras más populares, un nuevo FRAUDE ELECTORAL están fabricando por adelantado, solo que esta vez, este nuevo fraude tendrá un matiz muy diferente, obtener suficientes diputados o achichincles dentro del Congreso Nacional que le permita a JOH la creación de leyes a su favor y de esa manera obtener la tan ansiada IMPUNIDAD.

No olvide el amigo lector que el principal achichincle de la “nueva ruta” ya tiene sobre su frente un letrero muy grande que dice: “voy por una Corte independiente y honesta”, resulta que esa Cote Suprema de Justicia “independiente y honesta” terminó por avalar la inconstitucional candidatura presidencial de JOH.

En otras palabras, el voto de Esdras Amado López valía oro.

Ahora resulta que con bombo y platillo la prensa tarifada anuncia a los cuatro vientos que la “nueva ruta” está siendo avalada por achichincles como el golpista Romeo Vásquez Velásquez y, además, por la “honorable” señora Marlene Alvarenga de trayectoria muy conocida en el tenebroso y bajo mundo de los achichincles.

¿Existirá espacio donde meter tanta podredumbre?

Mientras tanto, fuera de todo lo anterior, miles de hondureños huyen desesperanzados de la tierra que los vio nacer, en sus mentes y corazones albergan la posibilidad de elegir entre el mal mayor y el mal menor, saben de sobra que los Estados Unidos no los esperan con los brazos abiertos, pero aun con eso y todo, prefieren huir de la miseria y la muerte, miseria y muerte que va en aumento.

De todo esto y más, los achichincles tienen enorme responsabilidad.

No es extraño entonces verlos como ahora se conjuntan en el intento por mantener abierta la vieja herida de aquel 28 de junio del 2009, herida que se agrandó con el más reciente y monumental FRAUDE ELECTORAL.

El mandadero de los Estados Unidos conocido vulgarmente como JOH, echa mano de todo lo que puede, escarba entre el basurero de la historia, sabedor de que “el fin justifica los medios” no le importa echar mano de lo más pueril con tal de conseguir IMPUNIDAD.

¿Cuál nueva ruta?

¿Desde cuándo en política, lo nuevo se construye con lo viejo y podrido?

Compartir Artículo

23 comentarios sobre “Los achichincles de JOH construyen la “nueva ruta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *