Derrota temprana

Migración y Democracia

Por: Efraín Bu Figueroa

A dos meses de su creación, la flamante Comisión Transformadora del Sistema de Salud Hondureño ha tenido su primer resbalón al evidenciar su incapacidad de proponer soluciones estructurales, duraderas y sostenibles para el caótico sistema de salud hondureño. Curándose en salud, la comisión transformadora descarga su frustración en el titular de la secretaria de salud al que le toco recibir 8 años de fracasos continuados en la misma.

Desde su inicio esta Comisión transformadora ha manejado una visión estrecha y superficial de la problemática de salud y el conjunto de medidas que le proponen al secretario de salud así lo demuestra.  Era predecible este fracaso, dada su escasa experiencia y conocimiento de la medicina asistencial, hospitalaria y preventiva, no obstante que algunos de sus miembros, sin formación en salud, desde cimeras posiciones administrativas, ya habían tenido todo el tiempo y el poder suficiente para implementar en el Hospital Escuela, desde hace 6 años las llamadas ¨victorias tempranas” que más parece una consigna política que un imperativo técnico para proponer soluciones serias a la crisis de salud del país.

Las medidas para mejorar y que la Comisión transformadora denomina “victorias tempranas”, constituyen un paquete de acciones paliativas débiles y de mínimo impacto para la crisis crónica; acciones que no resuelven, más bien enmascaran, la grave problemática de la atención medica nacional.

Insistentemente esta Comisión, con un enfoque reduccionista, se concentra en los dos hospitales nacionales, el Catarino Rivas y el Escuela, instituciones victimas del desmoronamiento de toda la red de atención primaria del País; si bien, estos hospitales ameritan sus soluciones especiales, pero sin aislarlos de toda la problemática estructural de salud.

En sus “victorias tempranas”, la Comisión transformadora  solicita: definir equipos técnicos coordinadores entre el nivel central y hospitales, detener la descentralización de servicios hasta mayor análisis, acelerar desembolsos a gestores de salud (ONGs), realizar informes sobre el personal de contrato,  presentar informes sobre pago de cesantías,  informes sobre causales de vencimiento de los medicamentos, pedir al fideicomiso informe sobre el uso del 8% para la gestión de medicinas y monitoreo de inventarios,  contratar no sabemos por cuantos millones una auditoría independiente para medicinas vencidas que obviamente no beneficiara a ningún paciente, que le paguen cuanto antes a las empresas de diálisis, realizar análisis presupuestario del 2018 y del 2019 identificando los déficits,  que el secretario de salud envie observaciones a un manual de funcionamiento de la Comisión transformadora, continuar con el concurso médico,  integrar un equipo técnico de la SESAL para que realice diagnóstico del Hospital Escuela y proponga un plan de acción de corto plazo. Ninguna de estas medidas resuelve de manera inmediata los problemas agudos que agobian en este instante al sector salud. Se explica porque el secretario de salud soslaya ese acompañamiento; no hay sustancia en la propuesta.

Nota relacionada Con intervención en salud se busca tapar la corrupción: Wilfredo Méndez

Se esperaba a estas alturas de su funcionamiento, que la Comisión transformadora propusiera un marco estructural con acciones estratégicas de corto y medio plazo,  para rehabilitar y modernizar la infraestructura de los centros de atención, el rescate y fortalecimiento de la red primaria de atención con el personal idóneo, insumos y medicinas necesarias; rehabilitar con personal calificado, equipos y medicamentos a los hospitales rurales (regionales y de área), nuevas estrategias para enfrentar la insuficiencia del Catarino Rivas y Hospital Escuela, instituciones construidas en las décadas de los setentas y ochentas del siglo pasado, ampliamente rebasados en la demanda de servicios por el crecimiento y migración poblacional a las grandes ciudades, situación agravada por la ineficiencia de los centros de salud y los hospitales rurales. ¿Qué soluciones proponen para bajar la planilla de salarios?, actualmente en 54% del presupuesto total de salud e incrementar los fondos para materiales y medicamentos actualmente en 21% del presupuesto. ¿Cómo superar la escasez del personal de salud en todo el sistema? donde vemos desproporciones de 1 o 2 médicos y enfermeras profesionales por 10,000 habitantes en muchas ciudades del interior del país.

Hace 3 años el Congreso Nacional emitió una ley marco de protección social, que establece las bases de la privatización de los servicios de salud. Es obligado conocer, por la trascendental magnitud de su misión, la posición de la Comisión transformadora frente a esa reforma privatizante a través de la estrategia de cobertura universal de salud (CUS), cuyo objetivo es dejar a la secretaria de salud con solo un papel rector y pasar a empresas privadas con fines de lucro, las funciones de financiamiento, aseguramiento y provisión de servicios médicos lo cual vendrá a profundizar la inequidad, la falta de solidaridad y la inaccebilidad.

Las victorias que se desearon tempranas nunca llegaron, terminaron convirtiéndose en una derrota temprana.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *