El nuevo estándar más elevado para las visas de no inmigrantes de EE. UU. Desde Honduras y Centroamérica

La causa del declive drástico y qué podemos esperar en el futuro

Por: Carlos Colomobo*

 Durante su campaña en 2016, el entonces candidato Donald Trump hizo de su posición anti-inmigratoria un pilar de su plataforma. Desde que ganó la elección, el ahora Presidente ha convertido en una prioridad el combate de la inmigración, tanto legal como ilegal. Esto incluye hacer mucho más difícil que la gente de alrededor del mundo visite los Estados Unidos por placer, negocios y para visitar a la familia, incluyendo a aquellos que viven en Nicaragua y Centroamérica.

En marzo de 2018, el Departamento de Estado de los Estados Unidos instruyó a todos los funcionarios consulares de sus embajadas que aumenten el escrutinio de solicitudes de visas. La finalidad de los nuevos estándares es determinar si los solicitantes presentan un riesgo de seguridad para los Estados Unidos. Ahora, cuando una persona solicita una visa para ingresar a los Estados Unidos, aún si solo es una visa temporal para no inmigrantes, él o ella puede ser sujeto a un examen intensificado por parte de los funcionarios consulares. Los solicitantes deben esperar preguntas detalladas acerca de su historia, incluyendo historia de viajes, direcciones e historia laboral de los últimos 15 años, y todos los números telefónicos, direcciones de email y nombres de usuario de redes sociales usados en los últimos 5 años. Los funcionarios consulares han recibido una amplia discreción para negar una visa a cualquiera que sea sospechoso de ser una amenaza, que pueda estar realizando un fraude, o que pueda quedarse más allá de la duración de su visa.

La investigación adicional requerida para todos los solicitantes de visas significa que el proceso de control se retrasará significativamente. Cualquiera que solicite una visa desde Honduras o Centroamérica en general, debe esperar que haya demoras significativas en el proceso. También habrá una gran cantidad de negaciones, ya que a los funcionarios consulares se les requiere filtrar más evidencia y tienen mayor autoridad para negar las solicitudes de visa. 

Es importante indicar que los ciudadanos de los 38 países que pueden ser admitidos a los Estados Unidos bajo el programa de exención de visado, en general no están sujetos a estas reglas. Lamentablemente, ni Honduras ni ninguna nación centroamericana forma parte de este programa. Los países que forman parte del programa son principalmente naciones europeas, así como aliados tradicionales estadounidenses tales como Japón, Corea del Sur y Australia. 

Aun antes de estas etapas adicionales de control de seguridad para las visas, podía ser excepcionalmente difícil obtener una visa para los EE.UU. para los residentes en Centroamérica. Los residentes de Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador tienen una tasa de negación de visa de entre el 40 y 50 por ciento para las visas de turista y de negocios. Estos porcentajes han aumentado (aunque no está claro cuánto) bajo los nuevos protocolos de la administración Trump.

Así, el efecto de estos estándares puede verse en la cantidad de visas de no inmigrantes emitidas a ciudadanos hondureños. En agosto de 2018, luego de que los nuevos protocolos de la administración Trump entraran en vigor, sólo 9 visas B-2 fueron emitidas a hondureños.

Los controles intensificados dictados por la administración Trump para todas las visas ya han tenido un impacto significativo en la cantidad de visas de no inmigrantes emitidas a los residentes hondureños y centroamericanos. Si estos protocolos permanecen implementados, obtener una visa de los EE.UU. continuará siendo difícil. No sólo el proceso llevará sustancialmente más tiempo, sino que requerirá muchos más trámites y atención a los detalles. Los solicitantes también pueden encontrar que el proceso es más incierto, ya que los funcionarios consulares tendrán una mayor discreción para simplemente negar una solicitud si creen que es fraudulenta o consideran que una persona puede ser una amenaza.

A medida que se procesen visas bajo estos nuevos estándares, comenzaremos a comprender más acerca de lo que está buscando esta administración, y cómo los solicitantes pueden formular una solicitud más sólida de visa de no inmigrante. Si usted está considerando viajar a los EE. UU., la mejor recomendación es que se asegure discutiendo sus circunstancias particulares con un profesional, para poder determinar si existe o no un camino viable para obtener una visa de los EE. UU.

*Dr. Carlos Colombo

Socio fundador de la firma de abogados Colombo & Hurd, PL, en la cual lidera las prácticas de derecho corporativo, internacional e inmigración de la firma.  Ayuda a individuos en la obtención de visas temporales y estatus de residente permanente en una variedad de categorías de visas. 

Compartir Artículo

4 comentarios sobre “El nuevo estándar más elevado para las visas de no inmigrantes de EE. UU. Desde Honduras y Centroamérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *