Para los ricos todo, para los pobres nada

Por: Oscar Miguel Marroquín

Entregar todo a los ricos y dejar a los pobres sin nada, esa es la tarea del actual mandadero Juan Hernández al servicio de la oligarquía nacional e internacional, y como en algunos casos la población ofrece resistencia, entonces la policía militar y el ejército son enviados con intenciones criminales, o más coloquialmente, con intenciones de asesinar, torturar o desaparecer a quienes sea necesario.

El anterior párrafo creo, encierra la realidad que vive Honduras.

Un par de días se han desgajado del calendario, y para muestra un botón, batallones enteros de sicarios llamados policías o militares fueron enviados a Tocoa, Colón con el fin de reprimir a los pobladores que se oponen a la minería, pues estos ciudadanos saben de sobra los perjudiciales efectos para la salud y los daños al medio ambiente que se generan.

Como siempre todo para los ricos, nada para los pobres.

Las ganancias que genera la minería son millonarias, los daños que deja a los pueblos son cuantiosos, al final los ricos se quedan con la riqueza y los pobres viviendo su pobreza, esa es la realidad de todos aquellos países de América Latina donde se ha permitido esta forma de extracción.

Lamentablemente, Honduras abre las puertas de par en par para entregar su riqueza y, por si fuera poco, ofrece bondadosamente poner al servicio de los ricos a la criminal fuerza armada y policía militar para anular cualquier forma de oposición por parte del pueblo.

Curiosamente al momento de escribir este artículo, escuche al señor Adolfo Facussé decir lo siguiente “Costa Rica no tiene los problemas que tiene Honduras, porque hace muchas décadas resolvieron el problema de la corrupción y principalmente resolvieron anular el ejército” parece que poco a poco en Honduras ya se está también pensando seriamente en desaparecer al ejército nacional y dedicar esa parte del presupuesto nacional a la educación y salud.

Tiene usted mucha razón do Adolfo, para que quiere un país tan pobre un ejército bueno para nada, un ejército que solamente sirve a los intereses de los ricos, un ejército que en nombre de la banca y de la empresa privada ha asesinado, torturado y desaparecido a decenas de hondureños.

No es tonto decir: es mejor un batallón de médicos que un blindado batallón de militares criminales.

 Honduras no es por decisión divina el país más pobre de América Latina, lo es porque la oligarquía criolla e internacional, han saqueado al mas no poder toda la riqueza de este país, con el beneplácito de los mal llamados políticos, que en realidad no son más que una pandilla asquerosa de ladrones y asesinos luciendo costosos trajes importados, mientras los pobres mueren enfermos o de hambre en cualquier rincón de Honduras.

Creo sin lugar a equivocarme, que en adelante los pobres deberían dejar de lado la consigna impuesta culturalmente “Para los ricos todo, para los pobres nada” para emprender nuevas formas de lucha donde la riqueza también sea democratizada.

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Para los ricos todo, para los pobres nada

  • el octubre 31, 2018 a las 4:38 pm
    Permalink

    Recuerdo bien nuñito un comercial de confites Venus en versión muñequitos.
    Un pirata tunco en su barco con un loro en el hombro llegando a una isla a enterrar el tesoro (confites) robado.
    Desembarca y decía, 5 pasos para el Norte, 5 pasos pare el Sur, 5 para el Oeste.
    Jaja jaja ja ja ja ja ja aquí y lo enterraba.
    Jaja jaja ja ja ja ja ja todo será para mi los demás no tendrán NADA NADA…
    Es decir que se jodan el felíz u contento.
    Asi es ma oligarquía…. no hay que mencionar nombres VERDAD..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *