Agencias católicas estadounidenses instan a gobiernos a proteger a migrantes en busca de refugio

Hacen un llamado a la compasión hacia quienes necesitan refugio debido a la violencia y la pobreza

Tegucigalpa. – Mientras miles de personas de Honduras y otros países de Centroamérica se abren paso hacia México y los Estados Unidos, tres importantes agencias católicas están instando a todas las personas de buena voluntad a hablar y actuar con compasión hacia quienes buscan refugio por la violencia y la pobreza.

El obispo Joe S. Vásquez, de Austin, Texas, presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés), Sean Callahan, presidente ejecutivo de Catholic Relief Services, y la hermana Donna Markham OP PhD, presidenta ejecutiva de Catholic Charities USA emitieron la siguiente declaración que insta a todas las personas de buena voluntad a hablar y actuar con compasión hacia aquellos que emigran al norte y buscan refugio de la violencia y la pobreza:

 “Como agencias católicas que ayudan a los inmigrantes pobres y vulnerables en los Estados Unidos y en todo el mundo, nos sentimos profundamente tristes por la violencia, la injusticia y el deterioro de las condiciones económicas que obligan a muchas personas a huir de sus hogares en Centroamérica. Si bien las naciones tienen el derecho a proteger sus fronteras, este derecho conlleva responsabilidades: los gobiernos deben hacer cumplir las leyes con proporcionalidad, tratar a todas las personas con humanidad y brindar el proceso legal debido.

 Afirmamos que buscar asilo no es un delito. Instamos a todos los gobiernos a respetar el derecho internacional y las leyes nacionales existentes que protegen a quienes buscan un refugio seguro y garantizan que todos los que regresan a su país de origen están protegidos y repatriados de manera segura.

 Además, abogan firmemente por las continuas inversiones de los Estados Unidos para abordar las causas subyacentes de la violencia y la falta de oportunidades en Centroamérica.

Aseguran que su presencia en todo el continente americano nos ha convencido que la migración es un problema regional que requiere una solución integral y regional. Un enfoque de solo hacer cumplir la ley no aborda ni resuelve las causas principales que generan que las personas huyan de sus países en busca de protección.

Nota brelacionada Caravana de migrantes avanza con paso firme hacia frontera con Estados Unidos

Como cristianos, debemos responder al llamado de actuar con compasión hacia los necesitados y trabajar juntos para encontrar soluciones humanitarias que honren el estado de derecho y respeten la dignidad de la vida humana”.

Catholic Relief Services está trabajando con socios de la iglesia en Guatemala y México para monitorear la situación y brindar ayuda humanitaria a los migrantes. Reconociendo la necesidad de abordar la violencia y la falta de oportunidades que impulsan la migración, nuestros programas en Centroamérica crean oportunidades económicas y reducen la vulnerabilidad de las personas.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *