Happy birthday to you

PANDEMONIO

Por: Moisés Ulloa

¡Feliz cumpleaños! Le desean los 250 mil votos inflados e inexistentes con los cuales logró consagrar el más nefasto fraude electoral de este siglo. Entre sus invitados están los casi 50 mil conciudadanos que han sido asesinados durante los últimos nueve años, producto de una estrategia de seguridad fallida, estrictamente mediática e ignorante de las causas que originan el delito; también se suman al festejo más de 20 mil niños y niñas abusados sexualmente, más de 140 mil personas que han sido lesionados y más de 90 mil mujeres que han sido víctimas de la violencia. Podemos decir que esta fiesta de cumpleaños están bien concurrida.

Me imagino todas las llamadas y mensajes recibidos de las personas “sinceras” de su cercanía, esos mismos que de frente lo alaban pero a sus espaldas esperan el turno en la silla que hoy usurpa y otros que no pueden esperar el momento que la deje vacante, pues en su ideal de aferrarse al poder a toda costa, está dispuesto a entregar a cualquiera. Relaciones fingidas de puro interés, como casi todo lo que hoy posee. Debe ser triste vivir en una burbuja sin escape, llena de mentiras. Ser un esclavo de lo que uno mismo creó. Sonrisas, abrazos, saludos y vivas, todo parte de una farsa de la que incluso hace mucho ha dejado de creer.

De regalo viene la vestimenta de dictador: ha logrado extender su base de súbditos mediante el nepotismo y la moneda de corrupción, encontrando en el encanto de repartir el dinero ajeno en manos de muchos que a cambio de esas monedas inclinan su cabeza y besan su anillo; ha logrado dominar la información, creando un mundo artificial, una matriz política que le sirve a su antojo, pretendiendo alimentarnos sus formidables logros, esos miles de trabajos creados y la prosperidad absoluta de los más necesitados. Ambas acciones les han permitido construir un verdadero monopolio en el poder de las armas, cada centímetro de las ejecuciones del orden y la seguridad se emanan de su dirigencia y ese mismo monopolio se ha logrado ampliar a los otros poderes del estado. Así mediante esa disciplinada estrategia, poco a poco ha ido apagando la esperanza de un pueblo, ha ido ganando el tiempo divino que con su inteligencia, que se la reconozco y, su habilidad política que es evidente, le ha permitido mantenerse varios pasos adelante de sus contrincantes.

Otro regalo en su cumpleaños ha sido una oposición deshonesta, clavada en el único interés individual que impide la ansiada unión que el pueblo reclama y que le permite manejar su política continuista y devastadora sin mayores conflictos, sin estorbo alguno. La oposición, en su afán egoísta del beneficio inmediato personal y partidario, se ha convertido en su mejor cómplice.

Por supuesto no puede faltar el regalo “made in the USA” que le brinda la licencia para gozar de impunidad por haber terminado de destruir la ley magna que una vez él mismo juró defender y obedecer. Y es que los juegos geopolíticos tocan la mejor música posible para animar la fiesta, le sirven los tragos y le ofrecen los mejores manjares posibles, todo a cambio de obedecer y que nunca se vaya atrever a morder la mano del que le da de comer. Este regalo es de cuidado, pues la historia está repleta de ejemplos de hombres que en un momento se consideraron consentidos y cuando menos lo pensaron, de protegidos pasaron a ser perseguidos.

En esta reunión de cumpleaños se miran diferentes grupos: en una mesa se sientan los 40 mil hondureños que hoy forman parte de las maras y cobran anualmente 1,500 millones de Lempiras en el próspero negocio de la extorsión, ellos hablan de los más de 360 barrios que controlan y en la oportunidad de expandirse a otros mercados. En otra mesa está el 68% de pobreza y como se puede solucionar con un par de anuncios de apoyar la micro empresa; vemos también sentados en una mesa lejana la educación y la salud, a ellos no le sirven nada, simplemente relegados al rincón del triste olvido. La deuda externa se saluda con la mesa de la impunidad, quien platica al oído con la corrupción y también se encuentran invitados pero no se logran ver, el lado oscuro que está haciendo sus negocio con otros por debajo de una mesa.

Todos sonríen y aplauden al celebrado, todos envueltos en esa orgía borracha de la omnipotencia. Las palabras se confunden con la música y las caras del poder se ven repletas de servirse con la cuchara grande. Viene el pastel, se encienden las velas, se canta el “Happy birthday” y las candelas se apagan por la brisa que deja una marcha de más de siete mil patriotas, que escapan de la pasadilla que este cumpleañero nos ha creado.

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Happy birthday to you

  • el octubre 29, 2018 a las 5:34 pm
    Permalink

    Triste y cruel realidad ,una pesadilla que nos abate y que al parecer se prolonga si no terminamos de despertar !!!! Nos planteamos ,se queda o nos vamos todos !!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *