Migrantes de Honduras denuncian que en México les han arrebatado sus hijos

 

Migrantes de HondurasPor: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Hondureños que forman parte del éxodo hacia los Estados Unidos, denunciaron este lunes que en la frontera entre Guatemala y México, personal de migración de éste último país les ha arrebatado a sus hijos mediante engaños.

Los migrantes hicieron la denuncia esta mañana en el parque Miguel Hidalga, en Tapachula, Chiapas, México donde pernotaron anoche. En conferencia de prensa montada en este lugar y con el acompañamiento de varias organizaciones defensoras de los derechos humanos, contaron que las violaciones fueron cometidas en el puente de Suchiate, al cruzar la frontera con Guatemala.

 

La hondureña Elena Urbina denunció que el personal de migración de México le quitó un hijo y un nieto que la acompañaban, diciéndole que se los retenían para evitar deportarla— y fue así como la engañaron—dijo al identificar a su hijo como, Víctor Wilfredo Rodríguez Urbina y a su nieto como, Josué Rodríguez Hernández.

“Vengo de Honduras, soy Elena Urbina y soy una de las madres que nos han separado de nuestros hijos en el puente y este mensaje es directamente para migración, ¿por qué nos engañaron, por qué nos mintieron? Haciéndonos creer que nos van a entregar a nuestros familiares aquí en Tapachula”, manifestó la migrante.

La mujer contó que el personal de migración les dijo a las familias que iban en compañía de menores que arribaran un autobús y que se los entregarían al llegar a Tapachula, pero ya han pasado varias horas y todavía no han recibido información alguna, sustentó.

Urbina, que es originaria del departamento de Yoro, es parte de los más de 6.000 hondureños que desde el pasado sábado ingresó al territorio mexicano, como parte de la primera caravana de migrantes que huye que Honduras ante la miseria e inseguridad.

Noticia Relacionada: La migración forzada es un déficit de democracia y el resultado de la exclusión y de la corrupción

La cantidad de niños que han sido separados de sus familias no fue precisada por las organizaciones de derechos humanos que dijeron que no se puede dar ni tan siquiera un estimado porque hay mucha opacidad por parte de las autoridades migratorias.

El defensor de los derechos humanos de México del Movimiento Pueblos Sin Fronteras, Rodrigo Abeja sustentó la denuncia de Urbina, al indicar que de todos es conocido que el Parque Miguel Hidalgo es el centro de operación de los tratantes de personas, que en colusión con las autoridades municipales y migratorias, cometen atrocidades contra los migrantes cuando transitan por este lugar en su peregrinaje hacia los Estados Unidos.

Entre lágrimas en sus ojos, Abeja dijo que los cuerpos de miles de migrantes son explotados en el parque Miguel Hidalgo, a cambio de un plato de comida y o por un lugar en el piso, donde dormir, y con engaños les dicen que esperen cuatro meses y hasta un año para extenderles una visa humanitaria.

“En las noches, en las tardes vienen a este parque a llevarse a ese niño a esa niña, a esa familia completa a violentar sus cuerpos por un plato de comida, por lugar en el piso para dormir, esa es la historia de este parque”, manifestó al estallar en llanto.

Irineo Mujica, Movimiento Pueblo Sin Fronteras

Entre tanto el director del Movimiento Pueblo Sin Fronteras, Irineo Mujica, que apoya el éxodo de los hondureños que partió el 13 de octubre de la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, dijo que los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México se han convertido en un infierno por las políticas implementadas por el gobierno de los Estados Unidos.

Mujica pidió a las autoridades de su país que no reprima a los migrantes. En tanto, Brenda Ochoa, del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, instó a que se atienda a los migrantes, que describió como “desplazados forzados”, y pidió que se apliquen protocolos internacionales con respecto a la niñez, pues en la caravana hay un gran contingente de madres con hijos, algunos de ellos bebés.

Siete ONG’s, entre ellas Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes y el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, responsabilizaron en un comunicado al Estado mexicano de las violaciones a derechos humanos ante un hecho, esta masiva caravana, que consideraron sin precedentes.

Entre otras cosas, acusaron al Gobierno de México de “incumplir con las garantías de protección de vida”, realizar “detenciones arbitrarias” en la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, negar el acceso a solicitantes de refugio e infligir a los migrantes “tratos crueles, inhumanos y degradantes”

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *