Organizaciones piden acompañamiento de los gobiernos a los niños y niñas de la caravana de migrantes

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.-Las organizaciones miembros de la Mesa de Organizaciones de Sociedad Civil para la Niñez Migrante, piden acompañamiento de los gobiernos a los niños y niñas de la caravana de migrantes hondureños rumbo a México y Estados Unidos.

Que el gobierno de Honduras a través de la Secretaria de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional haga los llamados necesarios a los servicios consulares y embajadas a lo largo de la ruta migratoria para garantizar la protección de los derechos humanos de esta población.

A los organismos de cooperación internacional y organizaciones humanitarias les piden atender la crisis de manera integral y articular esfuerzos desde sus espacios nacionales y regionales para garantizar el respeto de los derechos humanos de estas personas

Además, hicieron un llamado a las familias a no exponer a las niñas, niños y adolescentes a condiciones peligrosas, que resultan del riesgo de migrar de manera irregular y en caso de necesitar medidas de protección avocarse a las organizaciones pertinentes para buscar una salida del país de forma segura y regular.

POSICIONAMIENTO PÚBLICO

Las organizaciones miembros de la Mesa de Organizaciones de Sociedad Civil para la Niñez Migrante, ante la Caravana de Migrantes, iniciada el día viernes 12 de octubre desde Honduras con rumbo a México y Estados Unidos se pronuncia de la siguiente manera:

El contexto de la realidad hondureña, que actualmente atraviesa una crisis social, económica, política y ambiental, obligando a miles de compatriotas a abandonar el país por múltiples causas entre ellas: la pobreza y la extrema pobreza que les genera necesidades básicas no satisfechas (alimentación, salud, vivienda, educación, seguridad, empleo digno, entre otros), los altos índices de impunidad, desigualdad social, corrupción, violencia, discriminación y la falta de garantía a los derechos humanos que representa la agudización de una problemática estructural sin una respuesta integral desde las autoridades de Gobierno.

Desde hace más de una década el Foro Nacional para las Migraciones en Honduras (FONAMIH) viene evidenciando que salen anualmente aproximadamente 100,000 hondureños buscando en un primer momento mejores condiciones de vida que ahora se suman el hecho de salir para salvaguardar su vida y la de sus familias. Esto nos demuestra que no es una situación nueva, sino que ahora se ha constituido en una crisis humanitaria debido a la expulsión masiva y conglomerada de compatriotas.

En particular la situación de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes que representan un 39.4% del total de la población hondureña con un 60% viviendo en situación de pobreza y vulneración, esto de acuerdo al informe presentado por el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) del año 2017, el cual también revela que las causas por la que la población migra se debe a factores económicos, violencia, reunificación familiar y reclutamiento forzado. La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) maneja cifras de hasta 7,057 niñas, niños y adolescentes retornados desde EEUU y México de enero a septiembre del 2018 sin un adecuado abordaje y respuesta Estatal.

Por todo lo anterior recomendamos:

  1. Que el Gobierno de la República de Honduras establezca comunicación inmediata con sus homólogos en los países de tránsito y destino para activar toda la institucionalidad que acompañe y proteja los derechos humanos de las personas que participan en esta caravana, en especial de las niñas, niños y adolescentes.
  2. Que a través de la Secretaria de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional haga los llamados necesarios a los servicios consulares y embajadas a lo largo de la ruta migratoria para garantizar la protección de los derechos humanos de esta población.
  3. Que ofrezca respuestas y tome acciones para abordar la problemática de manera integral con enfoque de derechos, tomando en cuenta las acciones de las organizaciones de sociedad civil, organismos de asistencia humanitaria y cooperación internacional, iglesias, academia y expresiones comunitarias para atender a las y los hondureños que retornen o sean deportados de este éxodo.

4 Que brinde los mecanismos de protección nacional e internacional necesarios para quienes no pueden regresar a sus lugares de origen por sufrir amenazas hacia su vida o integridad física.

5 A los organismos de cooperación internacional y organizaciones humanitarias a atender la crisis de manera integral y articular esfuerzos desde sus espacios nacionales y regionales para garantizar el respeto de los derechos humanos de estas personas y haciendo prevalecer el principio de no devolución en los casos que corresponda.

  1. Brindar especial atención a niñas, niños, adolescentes y jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, adultos mayores, población LGTBI de manera integral y diferenciada atendiendo las necesidades específicas en torno a sus condiciones de salud.
  2. Hacemos un llamado a las familias a no exponer a las niñas, niños y adolescentes a condiciones peligrosas, que resultan del riesgo de migrar de manera irregular y en caso de necesitar medidas de protección avocarse a las organizaciones pertinentes para buscar una salida del país de forma segura y regular.
  3. Que en todo momento prevalezca el interés superior del niño sobre todo la no separación de sus madres, padres o familiares con quienes viajan, la no detención, ni criminalización y estigmatización.
  4. Exhortamos al cumplimiento de los tratados y convenios internacionales de derechos humanos, derecho internacional humanitario y del derecho de protección internacional.

Debe prevalecer la seguridad humana frente a la seguridad nacional de cada país, evitando la criminalización de las personas migrantes.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *