COPINH condena el ataque en contra del movimiento social y las organizaciones comunitarias e indígenas

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH condena el ataque contra el miembro del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia MADJ.

En horas de la tarde de ayer se dio a conocer por las redes sociales del secuestro sufrido por el compañero del MADJ, Ian Rivera, quien fue interceptado por desconocidos y conducido a las afueras de la ciudad de San Pedro Sula, para ser amenazado y amedrentado por su labor social vinculada al Movimiento Amplio y otros espacios sociales y políticos críticos al régimen actual.

                                               Ian Rivera fue secuestrado ayer en la ciudad de San Pedro Sula y rescatado en la ciudad de Yoro

Ian Rivera fue víctima de torturas por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en medio de la crisis por el fraude electoral de 2017, dicen en un comunicado emitido este miércoles 10 de octubre.

Asimismo, señalan el ataque con arma blanca contra Raúl Hernández Hernández y Santos Manuel Hernández, jóvenes integrantes del Movimiento Indígena Lenca de La Paz, Honduras, MILPAH, en el sector de Santa Cruz Marcala, quienes se dirigían hacia un taller de radios comunitarias.

Estos hechos violentos, así como los ocurridos con los ataques al campamento en defensa de los bienes comunes en el sector de Guapinol y la criminalización de sus liderazgos comunitarios y organizativos son producto de la infame campaña de odio y estigmatización de parte de la empresa privada y en especial del sector que se beneficia de las concesiones ilegales de los ríos y montañas para la extracción minera e hidroeléctrica, señalan en su comunicado

Como han denunciado, la estigmatización y la difamación, con el amplificador de los medios de comunicación oligárquicos son el preludio de la violencia, las agresiones y los asesinatos en contra del pueblo que exige sus derechos. Estas mismas campañas de estigmatización y criminalización la vivieron nuestra compañera Berta antes de ser vilmente asesinada por la empresa DESA.

Estas acciones se dan el mismo día de la captura del encargado de la sección de Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad, Lorgio Oquelí Mejía Tinoco, lo que demuestra la podredumbre del presente régimen, dirigido por un usurpador. Es la muerta de lo que actualmente ofrece el Estado de Honduras, instituciones en putrefacción y muerte para la juventud, y más si es juventud que levanta su voz.

Nota relacionada Plataforma del movimiento social y popular convocan a movilización permanente 

Hacen un llamado a la comunidad internacional a levantar la voz de protesta en contra de esta escalada de ataques en contra del movimiento social y las organizaciones comunitarias e indígenas.

En el comunicado exigieron a las autoridades de Honduras a que investiguen y sancionen a los responsables de estos actos violentos.

Además, responsabilizaron al Gobierno de facto de Juan Orlando Hernández por las acciones en contra del movimiento social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.