Servicio de hemodiálisis no es de calidad y solo sirve para enriquecer empresas privadas

Si el Estado compra la maquinaria para brindar el servicio de sonorafía y Rayos x, por qué no compra las maquinas de diálisis también, cuestionó Julio Raudales

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – “Yo no estoy totalmente en contra que el Estado subrogue algunos servicios, siempre que eso signifique una menor erogación par el gobierno y mayor transparencia, el problema es cuando los servicios públicos se hacen con fines de generar negocios”, dijo el presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Julio Raudales.

 El economista señaló que con lo que está sucediendo con el caso de la diálisis, da la impresión que se están utilizando con miras a generar ganancias y no a prestar un servicio social.

El rol del Estado no es generarle ganancias a nadie con dineros que provienen de los impuestos del pueblo, el rol debe ser generar servicios públicos de calidad para la gente que los necesita, señaló Raudales.

Si los servicios subrogados son para generar menos gastos al Estado y prestar servicios de calidad al pueblo, eso está bien, pero hasta ahora no he visto ni un solo servicio subrogado que se pueda decir que es de calidad, apuntó con firmes el presidente de los economistas.  

“Si vamos a tener servicios públicos de mala calidad, entonces que los siga prestando el Estado y no que lo presten empresas privadas que al final lo que hacen es enriquecerse con ello”, señaló Raudales.

El gobierno debería comprar las máquinas de diálisis y prestar el servicio a los pacientes que padecen de insuficiencia renal, porque el estado invierte más de 14 mil millones de lempiras y con eso se podrían comprar esas máquinas, reducir los costos y prestar un mejor servicio a los enfermos renales.

Las empresas que brindan el servicio son totalmente inhumanas al utilizar a los pacientes para chantajear al gobierno cuando les adeudan el pago del servicio.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *