EE.UU. recorta a 30.000 el número de refugiados para 2019

Tegucigalpa.-La Administración Trump anunció que los Estados Unidos sólo aceptará 30,000 refugiados en el 2019, un número sin precedentes que representa una reducción del 33 por ciento del límite actual de personas a ser reasentadas.

Se trata de una cifra considerablemente inferior a la impuesta para el año fiscal 2018, que establecía la admisión de 45.000 refugiados en el país; en suma, unos números muchísimo más bajos que los de la administración del expresidente Barack Obama(2009-2017), quien abrió la puerta a unos 85.000 refugiados en el año fiscal 2016, y unos 110.000, en 2017.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo indicó que, no obstante, los nuevos cupos de refugiados y solicitantes de asilo en el país continúan con el «largo historial de Estados Unidos como la nación más generosa del mundo en lo que respecta a la inmigración basada en la protección».

Ante este anuncio, la Alianza Américas, emitió la siguiente declaración:

“Desde su llegada, la Administración Trump ha estado empeñada en un retroceso en muchos campos claves de la vida nacional y su decisión sobre el número de refugiados a ser admitidos no es diferente, ya que borra casi 40 años de trabajo dedicados a dar la bienvenida a las familias refugiadas. El límite de reasentamiento de refugiados de los Estados Unidos se ubica ahora en su número más bajo desde 1980, año en que comenzó el programa. Esta reducción es irrazonable en un país con una tradición de lugar seguro de destino y refugio para los más vulnerables del mundo.

La decisión de Trump no representa el espíritu generoso del pueblo estadounidense. El pueblo de los Estados Unidos reconoce tanto nuestra responsabilidad humanitaria para apoyar a las personas que huyen de la violencia, como nuestra capacidad de acoger a los refugiados.

Alianza Américas se une al llamado a la Casa Blanca para que reconsidere esta decisión mezquina y para dar la bienvenida a cuando menos 75,000 refugiados el próximo año. Tras los cambios draconianos en la política de asilo, la desgarradora separación de familias que huyen de la violencia y la eliminación de las protecciones de los titulares de TPS, los recortes a nuestro programa de reasentamiento de refugiados son una prueba más de que Estados Unidos de América está perdiendo el rumbo.

Vidas están en juego. Con cada familia refugiada que es rechazada, cada solicitante de asilo que es deportado o detenido, seres humanos reales -nuestros hermanos y hermanas- sufrirán y algunos morirán. No podemos darnos el lujo de permanecer en silencio por más tiempo”. 

Alianza Américas es una red de 50 organizaciones dirigidas por inmigrantes que representan a más de 100,000 familias en todo Estados Unidos. Es la única organización con sede en los Estados Unidos enraizada en las comunidades de inmigrantes latinos y caribeños que trabaja transnacionalmente para crear una forma de vida inclusiva, equitativa y sostenible. Obtenga más información en alianzaamericas.org.

Descargue aquí la Declaración de Alianza Américas ante la reducción del programa de refugiados.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *