Demandas democráticas y escuadrones de la muerte (3)

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Me parece que sería un craso error si dejo pasar por alto el papel que juegan los medios de comunicación corporativos en relación con el tema de las demandas democráticas y los escuadrones de la muerte.

No hay que olvidar que estos medios de comunicación juegan un papel estratégico al servicio del poder económico y político, en palabras más sencillas, estos medios son los encargados de movilizar o esconder toda aquella información que el gobierno desea que se conozca o no.

Por ejemplo, la autocensura está íntimamente relacionada a intereses propiamente económicos, políticos e ideológicos, es decir, el silencio esconde información que pueda dañar la imagen de quien en ese momento gobierna, pero lo que es peor aún, esconden información intencionalmente con el ánimo de mantener desinformada a la sociedad.

Sin embargo, no siempre la prensa corporativa oculta información estratégica, en ocasiones recibe luz verde no solamente para informar de casos bastante relevantes para la sociedad, también recibe luz verde para que dicha información tenga un impacto psicológico capaz de someter a los individuos a una situación de miedo o de terror y por consecuencia a la desmovilización individual y colectiva.

El miedo es un instrumento y los gobiernos lo saben.

Hans Morgenthau nos dice acerca del miedo lo siguiente “el poder político es una relación psicológica entre los que lo ejercen y aquellos sobre los cuales se ejerce. Da a los primeros el control sobre ciertos actos de los últimos, mediante la influencia que el primero ejerce sobre las mentes de los últimos. Esa influencia puede ser ejercida a través de órdenes, amenazas, persuasión o una mezcla de todas ellas”

Mejor definición no hay.

Es por esa razón que en ciertos casos y según convenga al gobernante y sus aliados, la noticia puede ser expandida hasta el último rincón del país, si la misma tiene como finalidad enviar un mensaje de miedo o terror, principalmente a quienes se atreven al intento por canalizar políticamente sus demandas.

En definitiva, los medios de comunicación oligárquicos no son simples reproductores de noticias, no existe objetividad alguna tal como pretenden hacerlo creer, existe si una intención aviesa que permita mantener intactas las estructuras de poder tanto políticas como económicas.

En siguiente articulo haré un intento por demostrar, la forma en que actualmente el que dice ser presidente de Honduras está haciendo uso del miedo o terror como instrumento desmovilizador de la sociedad.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *