Lavado militar de cerebro en las mentes de los niños de Honduras

Por: Fred Alvarado

Un año después del Golpe de Estado militar del 28 de Junio de 2009 ejecutado por comandos de fuerzas especiales entrenados militarmente por Estados Unidos e Israel que violentamente rompieron el orden constitucional al abrir fuego en la casa del mandatario en aquella madrugada que secuestraron a Manuel Zelaya para echarlo del país en un avión desde la base militar de Palmerola hacia Costa Rica vestido en pijamas y escoltado por militares fuertemente armados que cubrían su rostro con pasamontañas.

La cúpula de las FFAA siguiendo lineamientos del Comando Sur impusieron en la sociedad civil una cultura y propaganda masiva de pensamiento militar antisubversivo a partir del año 2010 en todos los estamentos, clases y estratos de la población hondureña a fin de disolver y reprimir los frentes de resistencia al golpe de Estado a través del lanzamiento de canales de televisión y publicidad militar, fuerte presencia de militares en las calles, colocación de altos mandos militares en instituciones del gobierno, creación de nuevos destacamentos militares en zonas claves del país donde actualmente se desarrollan proyectos de explotación minera y otros recursos naturales, reclutar masivamente soldados de origen rural que dejaron el cultivo de las tierras;  además en 2010 el gobierno lanzó un siniestro programa con apariencia benévola insertado sigilosamente por las FFAA y destinado a adoctrinar niños y adolescentes bajo una mentalidad castrense, del verde olivo y la bota militar; auspiciado por la iglesia evangélica para el lavado de cerebro mediante el proyecto “Guardianes de la Patria” que promueve una cultura y concepto errado de patriotismo y persuasión a la carrera militar desde edad temprana, fomentando el uso y fascinación por las armas, inculcando valores y doctrinas radicales de nacionalismo de origen cristiano-evangélico conservador y obediencia jerárquica, del soldado legendario y mítico impuesto por la violenta cultura militar estadounidense y las películas de Hollywood; un semillero de futuros prototipos militares que recibirán entrenamiento táctico para misiones antisubversivas, torturas, desapariciones, y combatir cualquier forma pensamiento contrario a los intereses del poder armado que sustenta al actual gobierno anticonstitucional que desde el año 2009 tiene secuestrado al país, recibiendo anualmente millones de dólares de financiamiento militar desde Estados Unidos  y que además recibe adestramiento en tácticas de combate y tortura en Colombia, Israel y la infame Escuela de las Américas en Fort Bening, EEUU.

“El mensaje que promueve el programa “Guardianes de la Patria” fomenta la violencia y una cultura de guerra ya que no contribuye a una cultura de paz. Los militares no pueden asumir una responsabilidad que le corresponde al Ministerio de Educación Pública; por lo tanto, es incongruente con una cultura de paz el hecho que niños hayan desfilado con uniforme militar y armas de guerra fabricadas con madera, estos simbólicamente ante la sociedad hondureña representan la violencia.” Así comentaba este día el periodista Héctor Longino Becerra en entrevista a un medio televisivo sobre la inserción de indumentaria militar y gorros pasamontañas en los desfiles de niños celebrando la independencia.

Nota relacionada Militares invaden centros educativos para imponer programa Guardianes de la Patria

La periodista Dina Meza también reflexionaba sobre el lavado de cerebro a la que está sometida la niñez hondureña: “es deplorable la situación que viven nuestros niños y niñas, una gran mayoría no puede ir a la escuela porque no tiene ni siquiera el primer tiempo de comida que es el desayuno; por otro lado, están utilizando su mente con el programa “Guardianes de la Patria” que está caminando silenciosamente con miles de niños incorporados a este programa para infundirles los conceptos militaristas y que en el futuro tengan adeptos al militarismo que nos está haciendo tanto daño. Se les dice que estamos celebrando la independencia cuando somos un país dependiente con la bota militar en nuestro cuello de los Estados Unidos y el falso concepto que se les inserta en su mente de “patria”.

“La patria solo es el 15 de septiembre”, y ese día andan con desfiles, con palillonas, con “bandas de guerra” (que también es un concepto que no debe utilizarse), pero verdaderamente no les enseñan el verdadero sentido de “patria”. Patria no es estar sometido bajo una dictadura, patria no es que hayan muertos y que asesinen a los jóvenes y que no haya ninguna investigación de los asesinatos de niños y niñas, y además se les esté infundiendo el miedo con las escenas grotescas que nos están presentando todos los días.”

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *