De la prepotencia al ridículo

Por: Jaime Flores

redaccion@criterio.hn

De la prepotencia al ridículo
Jaime Flores, periodista y defensor de los derechos humanos.

Tegucigalpa.-Juan Orlando Hernández ha pasado de la prepotencia al ridículo con su estrategia militarista de la seguridad, pero sobre todo con su gran parto, la Policía Militar del Orden Público (PMOP) que, ante la mediocridad demostrada con vídeos de ficción, hoy por hoy pretende subirle el perfil a su alicaída guardia pretoriana, que más que beneficios ha traído dolor y muerte a la ciudadanía hondureña.

En cualquier análisis en torno a la creación PMOP hay que tener presente que al tirano no le interesaba un cuerpo policial altamente calificado, al contrario, necesitaba uno preparado y con toda la parafernalia para reprimir la protesta social, a sabiendas que nadie lo reconoce como presidente legítimo, sino que como un usurpador.

Además, el tirano necesitaba de recursos frescos y utilizando como pretexto la inseguridad se inventó la extorsión denominada “tasa de seguridad”, cuyos recursos los blindó con una espuria ley, para manejarlos a su saber y antojo, en otras palabras, para no rendirle cuentas a nadie sobre la ejecución de los mismos.

También utilizando la inseguridad como pretexto ha fortalecido al Ejército, que no es más que un ejército de ocupación, para generar lealtades y evitar un cuartelazo al estilo Manuel Zelaya; no obstante, los hombres de verde solo le son fieles al Comando Sur de los Estados Unidos.

La infiltración del crimen organizado en la Policía Nacional y el papel represivo que jugó durante el golpe de Estado la debilitó tanto que a Juan Hernández y al Ejército no les costó darle el tiro de gracia, con el apoyo de unos peleles de la sociedad civil, pero ahora es la ciudadanía la que paga los platos rotos de esta descabellada decisión.

La población hondureña se encuentra en la total indefensión ya que el Ejército, con su PMOP solo sirve para reprimir la protesta social y para asesinar a la ciudadanía, como quedó demostrado con los más de 40 muertos que dejó la represión post fraude electoral.

Ahora que ya se le hace imposible a la Secretaría de Seguridad y al observatorio de la violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras esconder las cifras sobre la violencia en el país, el tirano sale haciendo el ridículo promocionando su inservible y caro cuerpo policial con un video de ficción, como si la ciudadanía le va a creer y como dirían en mi pueblo y con la señal de la mano: mejor sentate aquí.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *