Gobierno de Honduras contrata activistas para que pinten leyendas religiosas

Gobierno de Honduras
«Dios proveerá, ten fe», dice uno de los mensajes, con la intención de fomentar el conformismo y crear un clima permisivo ante la pobreza y corrupción.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El Gobierno de Honduras ha contratado activistas del Partido Nacional para que pinten mensajes religiosas en las carreteras, a través del programa “Vida Mejor”.

La contratación de los afines al partido de gobierno se ha efectuado a través de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), institución creada para mitigar y enfrentar los efectos de los fenómenos y catástrofes naturales.

El programa “Vida Mejor” es el brazo político del gobierno de Juan Hernández, mediante el cual se ejecutan acciones de carácter social en las comunidades más empobrecidas. Las actividades de este programa, son utilizadas para proyectar una imagen personal positiva de Hernández y mantener activas las estructuras políticas del Partido Nacional.

Noticia Relacionada: A punta de armas y bendiciones religiosas, Hernández se entroniza en el poder en Honduras

Gobierno de Honduras
«Dios abre caminos», dice esta otra leyenda.

Noticia Relacionada: Hernández respalda y dice estar listo para la lectura de la Biblia en las escuelas de Honduras

El Gobierno está atentando contra el Estado laico que garantiza la Constitución hondureña. Además de abusar del poder y fomentar una cultura permisiva de la pobreza y corrupción, basada en la fe religiosa.

Los activistas caminan en grupos por los diferentes barrios y colonias en vías de desarrollo de las principales ciudades del país y en los tramos carreteros donde plasman los mensajes religiosos.

En las imágenes de este reporte se aprecian activistas nacionalistas pintando la carretera CA-4 en el occidental departamento de Ocotepeque. “Dios proveerá, ten fe”, dice en una de las leyendas.

Gobierno de Honduras
Los activistas del Partido Nacional, trabajan además en la identificación de sus nichos electorales.
Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *