Combate a la corrupción no es concesión de las élites, sino el hastío del pueblo: Víctor Meza

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – No cabe duda que el combate a la corrupción no es una concesión de las élites, si no la combinación de dos factores muy importantes la presión interna, el hastío el cansancio de la furia contenida de la ciudadanía.

Y el segundo factor es la presión externa que considera que ya la corrupción se está convirtiendo en un fenómeno que amenaza la seguridad nacional de otros países particularmente por la vía del crecimiento de los flujos migratorios.

En la medida que los Estados Unidos asociación corrupción con delincuencia, violencia, criminalidad y migración, en esa medida ese tema se torna en un tema de seguridad nacional y la corrupción también.

Sobre los dos últimos casos ventilados en los tribunales hondureños donde a unos se les aplica la ley enviándolos a la cárcel y a otros se le deja en libertad, Meza manifestó que es lamentable porque la ley debe ser igual para todos como dice la Carta Magna, “aunque siempre he creído que este es un enunciado más utópico que otra cosa, porque no todos somos iguales ante la ley, siempre hay unos más iguales que otros”.

Nota relacionada La impunidad estructural y la corrupción ha erosionado la institucionalidad de Honduras: CIDH

Pero siendo que está proclamado en el texto constitucional, lo que corresponde sería aplicarlo con equidad. Si hay una aplicación discriminada de las normas legales eso no está bien, eso es una característica de los Estados donde no funciona el estado de derecho.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *